Texto de Carlos Cristófalo

Ford Brasil anunció esta tarde que cerrará sus fábricas en Camaçari, Taubaté y Horizonte. Son las plantas donde se producían hasta ahora los modelos Ka, EcoSport y Troller, además de motores. Con esta medida, la marca del Óvalo cancelará todo tipo de producción industrial en Brasil, un proceso que había comenzado en 2019, con el cierre de la planta de São Bernardo do Campo (donde se fabricaban el Fiesta y los Ford Camiones, leer más).

Según el comunicado oficial de la compañía, la medida se tomó en base a la “persistente capacidad ociosa y bajas ventas que resultaron en años de pérdidas significativas”.

Se estima que la medida de Ford Brasil afectará a 5.000 puestos de trabajo. Más allá del cierre de las fábricas, la empresa mantendrá en Brasil sus oficinas regionales en São Paulo, la pista de pruebas en Tatuí y el centro de desarrollo en Bahía.

El plan de Ford Brasil apunta a cambiar su posicionamiento como marca generalista y centrarse cada vez más en vehículos de mayor tamaño, precio y rentabilidad, como: Ranger, Serie F, Bronco y Mustang, entre otros. Es un camino similar al que viene encarando Ford Argentina, desde que se dejaron de comercializar los Focus y Fiesta.

Sin embargo, hay una diferencia importante entre un país y otro del Mercosur. Las malas noticias para Brasil se producen apenas un mes después de que Ford Argentina confirmara la continuidad de los proyectos en su fábrica en Pacheco. La automotriz norteamericana anunció una inversión de 580 millones de dólares para fabricar la nueva generación de la pick-up Ranger en nuestro país (leer nota).

La medida tampoco afectará a los planes de la marca en Uruguay, donde ya se confirmó que se ensamblará el utilitario Transit (ver nota).

La EcoSport se fabricaba en la planta de Camaçari desde que el modelo nació, en 2003. Fue un éxito en ventas inmediato: sobre la base del viejo Fiesta, se creó una SUV accesible, en un mercado donde este tipo de productos eran muy deseados, pero con precios exclusivos. La idea de la EcoSport tomó por sorpresa a toda la competencia de Ford, que tardó casi una década en reaccionar con productos similares.

Sin embargo, en los últimos años, la EcoSport había perdido competitividad. En Brasil hace ya tres años que no figura entre las SUVs más vendidas del Segmento B (chico) y en la Argentina fue destronada el año pasado por la Volkswagen T-Cross.

Con la llegada de la segunda generación, en 2012, la EcoSport se convirtió en un modelo global: hoy se fabrica en India, Rumania, Tailandia, China, Rusia y Vietnam. La gran paradoja es que la planta que la vio nacer sea la primera en despedir a uno de los Ford más exitosos de los últimos 15 años.

Las últimas unidades de los Ford Ka y EcoSport brasileños se venden en la Argentina con precios de lista entre 1.21 millones y 2.25 millones de pesos.

C.C.

***

ACTUALIZACIÓN Confirmación oficial de Ford

"Con más de un siglo en Sudamérica y Brasil, sabemos que estas acciones son muy difíciles de tomar, pero necesarias, para crear un negocio sustentable y saludable", declaró el CEO de Ford, Jim Farley.

“Nos estamos trasladando a un modelo de negocio más ligero y cambiante al cesar la producción en Brasil y al continuar sirviendo a nuestros clientes con algunos de los mejores y más emocionantes vehículos de nuestro portafolio global", agregó el ejecutivo desde Detroit.

"También planeamos acelerar los procesos necesarios para entregar a nuestros clientes los beneficios de la conectividad, la electrificación y las tecnologías autónomas para encarar de manera eficiente la necesidad de vehículos más limpios y seguros en el futuro", concluyó el comunicado de prensa oficial (leer completo abajo).

***

Ford cierra sus últimas fábricas en Brasil (pero confirma inversión en Argentina)
La Ford EcoSport se fabricó en la planta de Camaçari desde el nacimiento de la primera generación, en 2003.

Ford cierra sus últimas fábricas en Brasil (pero confirma inversión en Argentina)
En ese establecimiento también se producía el Ford Ka.

Brasil: habrá un emprendimiento inmobiliario donde se fabricó el Ford Fiesta
Junio de 2020: harán un emprendimiento inmobiliario en la fábrica de Ford donde se producían los Fiesta y Camiones (ver nota).

Oficial: Ford invertirá 580 millones de dólares para fabricar la nueva Ranger en Argentina
Diciembre de 2020: Ford anunció una inversión de 580 millones de dólares para fabricar la nueva Ranger en Argentina (ver nota).

***

Comunicado de prensa de Ford Argentina Ford avanza en la Reestructuración de Sudamérica: cesará sus operaciones de fabricación en Brasil y atenderá a sus clientes con una nueva gama de productos

  • Ford continúa comprometida con los clientes en Brasil y Sudamérica con la nueva pickup Ranger, la Transit y varios de sus más icónicos modelos, con planes de lanzar varios nuevos vehículos conectados y electrificados.

  • Ford Brasil cesará la producción en las plantas de Camaçari, Taubaté y Troller en 2021 dada la pandemia del COVID19 que amplifica las persistentes capacidad ociosa y bajas ventas que resultaron en años de pérdidas significativas.

  • Ford mantiene en Brasil las oficinas centrales de Sudamérica, el Centro de Desarrollo de Producto y el Campo de Pruebas.

Ford Motor Company anunció hoy que atenderá a los clientes de la región de Sudamérica con un portafolio de emocionantes SUVs, pickups y vehículos comerciales conectados y cada vez más electrificados procedentes de Argentina, Uruguay y otros mercados, al mismo tiempo que Ford Brasil cesa sus operaciones de fabricación en 2021.

Ford atenderá a la región con su portafolio global de producto, incluyendo algunas de sus líneas de vehículos más apreciados, como la nueva pickup Ranger fabricada en Argentina, la nueva Transit, la Bronco, Mustang Mach-1, y planea acelerar la introducción de varios nuevos modelos conectados y electrificados. Ford continuará atendiendo a sus clientes con operaciones de ventas, repuestos, servicio y garantía en Brasil y Sudamérica. Ford mantendrá también su Centro de Desarrollo de Producto en Bahía, su Campo de Pruebas en Tatuí, San Pablo, y sus oficinas centrales regionales en San Pablo.

“Con más de un siglo en Sudamérica y Brasil, sabemos que estas son acciones muy difíciles pero necesarias para crear un negocio saludable y sostenible”, dijo Jim Farley, presidente y CEO de Ford. “Nos estamos moviendo hacia un modelo de negocio ágil y de estructura liviana cesando la producción en Brasil y atendiendo a los clientes con algunos de los mejores y más emocionantes vehículos de nuestro portafolio global. También aceleraremos la disponibilidad para nuestros clientes de los beneficios de la conectividad, electrificación y tecnologías autónomas para abordar de manera eficiente la necesidad de vehículos más amigables con el medio ambiente y seguros en el futuro”.

Ford dijo que comenzará inmediatamente a trabajar junto a sus sindicatos y otros actores clave asociados para desarrollar un plan equitativo y balanceado con el fin de mitigar los impactos de finalizar la producción.

“Nuestro dedicado equipo de Sudamérica logró un progreso significativo en la transformación de nuestras operaciones, incluida la discontinuación de productos no rentables y la salida del negocio de camiones pesados”, dijo Lyle Watters, presidente de Ford Sudamérica y Grupo de Mercados Internacionales. “Además de reducir los costos en todos los aspectos del negocio, lanzamos Ranger Storm, Territory y Kuga e introdujimos servicios innovadores para nuestros clientes. Mientras que estos esfuerzos mejoraron los resultados durante los últimos cuatro trimestres, la continuidad de un entorno económico desfavorable y la carga adicional de la pandemia dejaron en claro que era necesario mucho más para crear un futuro sostenible y rentable".

Ford está evaluando activamente sus negocios en todo el mundo, incluyendo en Sudamérica, tomando decisiones y asignando capital de manera que avance el plan de Ford de lograr un EBIT ajustado del 8% generando consistentemente un flujo de caja fuerte. El plan de Ford prevé el desarrollo y la entrega de vehículos conectados de alta calidad y valor, con una participación cada vez mayor de vehículos eléctricos, y servicios que sean accesibles para un rango aún más amplio de clientes y rentables para Ford.

La compañía se está moviendo rápidamente con el objetivo de:

• Transformar su negocio automotriz: competir de manera desafiante, simplificando y modernizando todos los aspectos de la empresa, y

• crecer capitalizando las fortalezas existentes, siendo disruptivo en el negocio automotriz convencional y haciendo alianzas con otros para ampliar su conocimiento y eficiencia.

“Trabajaremos intensamente con los sindicatos, nuestros empleados y otros actores clave asociados para desarrollar medidas que ayuden a sobrellevar el difícil impacto de este anuncio”, continuó Watters. “Quiero enfatizar que estamos comprometidos con la región a largo plazo y continuaremos ofreciendo a los clientes un amplio soporte en ventas, servicio y garantía. Esto es especialmente evidente al traer al mercado una robusta gama de emocionantes SUV, pickups y vehículos comerciales, conectados y electrificados, tanto de la región como de fuera de ella".

Watters agregó que además de la recientemente confirmada producción de la próxima generación de Ranger y la llegada de Bronco, el Mustang Mach-1 y Transit, Ford planea anunciar más nuevos modelos, incluido un nuevo vehículo enchufable. Esto incluye expandir los servicios conectados e introducir nuevas tecnologías autónomas y electrificadas en los mercados.

La producción cesará inmediatamente en Camaçari y Taubaté, continuando con la producción de algunas piezas por pocos meses para dar soporte a inventarios para atender el mercado de reposición. La planta de Troller en Horizonte continuará operando hasta el cuarto trimestre de 2021. Como resultado, la compañía finalizará las ventas de EcoSport, Ka y T4 una vez que los inventarios sean agotados. Las operaciones de manufactura en Argentina y Uruguay, y las filiales de ventas en otros mercados de Sudamérica no se verán afectadas.

Ford continuará facilitando posibles alternativas razonables para que partes interesadas adquieran las instalaciones de producción disponibles.

Con relación a este anuncio, la compañía prevé registrar cargos extraordinarios antes de impuestos de aproximadamente $4.1 mil millones de dólares, incluyendo $2.5 mil millones de dólares en 2020 y aproximadamente $1.6 mil millones de dólares en 2021. Estos cargos incluirán aproximadamente $1.6 mil millones de dólares de cargos no monetarios relacionados con la baja de ciertos créditos fiscales y con depreciaciones y amortizaciones aceleradas. Los cargos restantes de aproximadamente $2.5 mil millones de dólares serán pagados en efectivo principalmente en 2021 y son atribuibles a despidos, rescisiones, acuerdos y otros pagos.