Se ha anunciado un proyecto conjunto entre el líder OEM Manitou Group, Rhenus, uno de los principales proveedores de servicios logísticos del mundo, y Effidence, pionero y líder en robótica colaborativa y autónoma.

Durante varios años, Rhenus ha estado utilizando robots EffiBOT a diario en Europa para optimizar la preparación de pedidos en el comercio electrónico. Hace algún tiempo, el centro de distribución francés de Rhenus en Saint-Quentin Fallavier (Isère) buscaba soluciones robóticas similares para su proceso de preparación de pedidos en pallets y no en contenedores. El equipo se acercó a Effidence para diseñar un nuevo AGV / AMR 1. Ya convencidos de las soluciones robóticas de Effidence, han vuelto a utilizar su experiencia para ampliar su gama de apiladores para la preparación de pedidos.

Para llevar a cabo este proyecto, las dos empresas empezaron a buscar un fabricante de equipos de almacenamiento, capaz de ofrecer apiladores de manipulación fiables en los que fuera posible realizar modificaciones a medida. Manitou Group tenía toda la experiencia necesaria dentro de su subsidiaria de almacenamiento LMH Solutions para ofrecer soluciones especiales.

Gracias a Rhenus, la colaboración entre Effidence y Manitou Group resultó en la firma de una asociación comercial estratégica en toda Europa. Juntos, Effidence y Manitou Group pudieron diseñar y fabricar un apilador robótico autónomo y colaborativo para ayudar a los preparadores de pedidos. Después de participar en la realización e implementación de este prototipo, se hicieron muchos cambios para hacerlo más ergonómico y optimizar la productividad. El resultado es contundente porque hoy, Rhenus dispone de un apilador perfectamente adaptado a su entorno, inteligente y autónomo. Cédric Tessier, presidente de Effidence, explica: “Hemos construido una solución de robots apiladores móviles que se mueven de forma autónoma hacia el artículo que se va a recoger de acuerdo con los pedidos emitidos por el Sistema de gestión de almacenes (WMS) de Rhenus. Los recolectores, estacionados en los pasillos, toman la mercancía y la colocan en los pallets. Un servidor distribuye inteligentemente esta flota de apiladores para garantizar que las máquinas circulen sin problemas y así minimizar el tiempo de espera de los recolectores. Al reducir significativamente la distancia a pie de los recolectores, la productividad mejora claramente. Finalmente, a diferencia del enfoque tradicional en el que un pedido lo realiza íntegramente un recolector, el enjambre de robots aporta una mayor escalabilidad gracias a la paralelización de pedidos (un pedido por robot). ¡La logística está evolucionando, nosotros evolucionamos con ella! ”