El especialista líder en electrificación, Equipmake, ha preparado una gama de motores eléctricos avanzados de alto rendimiento, pero rentables para vehículos todo terreno, que brindan importantes beneficios a múltiples tipos de maquinaria en términos de potencia, bajos costos de funcionamiento y reducción de emisiones. Entre los productos que se pueden apreciar se encuentra un colectivo argentino que esta en fase de pruebas en pistas de Inglaterra. No es la primera vinculación de Equipmake con Argentina, ya que hace un tiempo se relacionó con el proyecto de Rastrojero Amperion, según lo consignaba esta nota de Autoblog.

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Con sede en Norfolk, Reino Unido, Equipmake proporciona principalmente tecnología de vehículos eléctricos VE a fabricantes de automóviles originales y fabricantes de superdeportivos especializados, produciendo de todo, desde motores eléctricos líderes en la industria, hasta sistemas electrónicos de potencia, hasta trenes motrices VE completos, mientras que también opera en agricultura, marina, minería e industria aeroespacial.

Con una presión cada vez mayor para minimizar las emisiones y el ruido de los sitios de construcción, junto con un alejamiento de los combustibles fósiles hacia una mayor eficiencia y productividad a través de menores costos de mantenimiento, se proyecta que el mercado mundial de vehículos eléctricos todo terreno crecerá de US$ 6.3 mil millones en 2020 a $ 17.5 mil millones para 2025. Los motores eléctricos avanzados y adaptables de Equipmake se pueden aplicar a una amplia gama de vehículos todo terreno, así como a equipos de construcción, y también juegan un papel vital en el desarrollo de futuros vehículos todo terreno autónomos. Al incorporar muchas innovaciones líderes en la industria, se cree que el motor eléctrico APM de Equipmake es el de mayor densidad de potencia en producción en serie global, utilizando tecnología nacida de la experiencia en competición F1 del director general de Equipmake, Ian Foley, en el automovilismo de alto nivel.

Ex ingeniero de Lotus y Benetton F1, la investigación de Foley sobre motores eléctricos y volantes, a mediados de la década de 2000, lo llevó a desempeñar un papel clave en el desarrollo del sistema híbrido del Williams F1, utilizado en la temporada 2009 de F1. El sistema de volante híbrido resultante continuó con el éxito en las carreras de resistencia con Porsche y Audi. El volante de inercia de alta velocidad desarrollado para el programa Williams era efectivamente un motor eléctrico compuesto, Foley aplicó la experiencia adquirida a un nuevo diseño: la gama APM de Equipmake de motores eléctricos de "rayos". Estos son motores de imanes permanentes que utilizan una arquitectura de rayos (llamada así porque los imanes están dispuestos como los rayos de una rueda) para brindar una gran ventaja de enfriamiento. Debido a que el motor se puede mantener frío, puede producir mucha potencia y torque, utilizar materiales magnéticos menos costosos y métodos de fabricación convencionales, por lo que puede hacerse más pequeño, más liviano y más rentable. “Estamos experimentando una gran demanda de la industria todoterreno a medida que los fabricantes ven los beneficios que pueden aportar los vehículos electrificados, desde la reducción de emisiones y el ruido hasta una mayor eficiencia y menores costos de funcionamiento”, dijo Foley. “Nuestros motores eléctricos son extremadamente compactos, ligeros pero potentes, lo que también puede desempeñar un papel fundamental en la mejora de la carga útil. Tenga en cuenta la falta de mantenimiento requerido en comparación con la maquinaria diésel tradicional, y no es difícil ver por qué la electrificación tiene tanto sentido. Y, lo que es más, Equipmake puede trabajar con casi cualquier fabricante de maquinaria para crear un sistema de propulsión eléctrico completo y personalizado ".

Equipmake ofrece dos motores compactos de alta potencia para aplicaciones fuera de la carretera, que utilizan la arquitectura de rayos de la empresa para maximizar la capacidad de enfriamiento. El APM 120 tiene una potencia máxima de 125 kW a 12.000 rpm, una potencia continua de 75 kW y un par máximo de 130 Nm. Con un peso de solo 14 kg, tiene una densidad de potencia de poco menos de 9 kW por kg. Con una caja de cambios integrada, mide solo 200 mm de longitud y 170 mm de diámetro. Mientras tanto, el APM 200 tiene una potencia máxima de 220 kW a 10.000 rpm, una potencia continua de 110 kW y un par máximo de 450 Nm. Con un peso de tan solo 40 kg, tiene una densidad de potencia de más de 5 kW por kg. Con una caja de cambios integrada, mide solo 247 mm de longitud y 318 mm de diámetro. Ambos motores pueden especificarse con o sin caja de cambios integrada y pueden montarse horizontal o verticalmente.

Equipmake también fabrica todos los componentes electrónicos de control de potencia, incluido su propio inversor de alto rendimiento que incorpora la última tecnología de diodos de carburo de silicio para mejorar la capacidad de potencia y permitir que el inversor funcione a altas frecuencias de conmutación. A fines del año pasado, Equipmake abrió una fábrica completamente nueva en Snetterton, Norfolk, donde la compañía proporciona la solución completa de movilidad eléctrica, sea cual sea el sector, ofreciendo la capacidad de diseñar, probar y fabricar todo, desde motores hasta plataformas totalmente electrificadas. También obtiene y suministra las últimas baterías de iones de litio, creando transmisiones eléctricas completas para una base de clientes cada vez más internacional.

En esta sede de Snetterton se ha desarrollado la planta para producir buses. Los tests en pista se han hecho con un colectivo Agrale MT17.0, carrozado por TodoBus en Argentina, el mismo tiene 2 motores sincrónicos de imanes permanentes, que combinados suman 440 Kw a 10.000 rpm y 900 Nm de torque de 0 a 4500 rpm. Hasta el momento se han fabricado 3 chasis de dicho bus. El primero es el que se encuentra realizando las pruebas, el segundo se envió también a Inglaterra sin carrozar siendo este mismo de conducción derecha, y el tercero se encuentra en la planta Todobus para ser carrozado.

Para cargar el vehículo, el operador simplemente necesita acceder a un suministro trifásico estándar (el cargador está embarcado), que lo cargará completamente en aproximadamente cinco horas. Sin embargo, también admite una carga rápida.

La solución de movilidad apunta a producir el reemplazo paulatino y necesario de los buses diesel; hacia tracción eléctrica.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Ian Foley junto al Lotus de Senna; y en sus manos su motor eléctrico de alto rendimiento derivado de la tecnología de punta de la Fórmula Uno.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Motor-reductor APM 120 de Equipmake. Este motor cuenta con una tecnología para mover vehículos veloces como el Ariel. Alta potencia y par motor, con bajo peso.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

La sede de Equipmake tiene la mística de los desarrollos de alta competición. Ahora derramando conocimiento sobre otras actividades que requieren potencia y torque, con bajo peso y volumen.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)
Audi R18 e-tron quattro

Los logros de la tecnología Williams Hybrid fueron aprovechados por Audi para llevar al triunfo en LeMans al R18 E-Tron

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Los antecedentes de esta empresa deben medirse por los éxitos en las pistas. Aquí el Porsche 919 Hybrid también con tecnología desarrollada por Foley.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Pequeños y rendidores, dos motores APM 200 se sitúan en los buses urbanos que está ensayando Equipmake con un chasis Agrale/Todobus en Inglaterra.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Esta es la tecnología para buses eléctricos que la compañia ensaya en asociación con Agrale. Piso bajo hasta el final del chasis. Nótese que los motores atacan en diagonal a la cañonera. ¿Podrán evolucionar finalmente las carrocerías y la circulación interna?

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Por eso no debería sorprender ver a un colectivo Agrale - TodoBus rodando en una pista en Inglaterra.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Imágenes con estética bien al estilo Top Gear. Bus eléctrico en una pista de un aeropuerto en deshuso.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Motores eléctricos, volantes de inercia, arquitectura con "rayos" para permitir una construcción más ligera y que evita recalentamientos. De la competición a los buses, y a otras máquinas pesadas.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

Todo arrancó cuando Ian Foley estaba a cargo del equipo de tecnología híbrida de Williams. Este es el FW31 de 2009 pilotado por Nico Rosberg.

 

Y ahora se pueden ver sus derivaciones en chasis para buses urbanos como los nuestros.

 

Equipmake: La tecnología de la Fórmula Uno aplicada a motores eléctricos para pesados (uno de ellos argentino)

 

 

La nota de BBC. Agradecimiento al programa El Expreso - Video


 

Y el informe original por parte de Equipmake -  Video