Mientras los días son grises y fríos en Europa, aquí por Sudamérica nos preparamos para las vacaciones de verano, aunque no sabemos cuándo, dónde y cómo vamos a pasarlas. Aquí un vehículo ideal para estos tiempos de permanecer aislado y autoabastecido, dirigiéndonos a sitios que nos gustarían: Autocaravana.

Es lo que se puede ver en el  Garaje Algabeño de nuestro Conductor profesional, lector y colaborador Antonio Sivianes.

 

Winnebago Industries Inc. es una empresa constructora de vehículos recreacionales norteamericana. Instalada en Iowa y fundada por John Hanson en 1958, la firma comenzó fabricando mobiliario y otros componentes para remolques hasta que en 1966 salió finalmente su primer producto, una autocaravana vendida a la mitad de precio que sus competidores.

Ese hecho hizo tremendamente popular a la compañía entre la comunidad de aficionados al campismo y la llevó con el tiempo a ser conocida como sinónimo de autocaravana en Estados Unidos. También llegaron a desarrollar un nuevo tipo de panel aislante, denominado como "Thermo-Panel" que fue ampliamente utilizado en todas sus creaciones posteriores.

Unas de sus autocaravanas más recordadas e impresionantes fueron las pertenecientes a la serie Chieftain, nombrada así en relación a las tribus indias norteamericanas (la misma marca "Winnebago" se refiere a una de ellas). En 1973, año al que pertenece nuestro modelo de hoy, existían en el catálogo de Chieftain varios modelos: D24 C y CL, D28 CII y las D27 C y CL. Estas dos últimas variantes eran quizás las más lujosas e incorporaban hasta un dormitorio privado en la parte trasera dotada con lamparitas individuales y un gran ventanal para admirar las vistas. Por supuesto, no faltaba un completo baño con ducha y vestidor aparte.

Otras comodidades disponibles en la dotación estándar incluían una completa cocina con fregaderos de acero inoxidable y un gran frigorífico frente a la cual se situaba la mesa comedor con sus asientos enfrentados. Toda la disposición del interior era muy clásica, con compartimentos y elementos laterales y un pasillo central que recorría desde la cabina hasta la puerta de la habitación trasera privada, aprovechando bien los casi 9 metros del chasis procedente de la camioneta Dodge M 375.

 

El Garaje de Antonio: Winnebago Chieftain D27
El Garaje de Antonio: Winnebago Chieftain D27

En cuanto a su motorización, consistía en un bloque V8 de unos 6,7 litros y 265 CVs aproximadamente que debían mover un pesado vehículo. No obstante se contaban con ciertas ayudas para el conductor como la dirección y los frenos asistidos, el control de crucero o la transmisión automática. Y para la comodidad y entretenimiento de todos los ocupantes existían dispositivos como la climatización, la radio AM/FM estéreo con reproductor de cartuchos, el preequipo de TV, las ventanas tintadas, unas alfombras de calidad y hasta un acceso al techo para utilizarlo como solarium!

Muchas veces hemos visto en las películas norteamericanas estos "armatostes" de diseño poco elegante pero muy funcional que nos anunciaban aventuras en familia por esos grandiosos paisajes naturales o huidas desesperadas en algún caso, como ocurría en la serie de zombis "The Walking Dead". Sea o no por eso estaba claro que una autocaravana clásica como la Chieftain no podía faltar en una colección mundial sobre vehículos de recreo, y aquí tenemos la propuesta de Hachette. Quizás proveniente de un molde de Greenlight o IXO, pero sin saberlo a ciencia cierta, jugaré la carta de esta última por probabilidad. La diferencia de este modelo estriba en su material, totalmente metálico salvo algunos elementos plásticos adosados. Desde ya aconsejo hacerse con una de estas réplicas por su calidad y buen precio de salida, aunque me temo que será carne de especuladores precisamente por esas razones y por la popularidad añadida que le dio la famosa serie.

 

El Garaje de Antonio: Winnebago Chieftain D27

El clásico panel acanalado de carrocería, ha sido un sello en las Winnebago

El Garaje de Antonio: Winnebago Chieftain D27

También sus formas rectilíneas y angulosas. Construcción simple y de calidad

 

El Garaje de Antonio: Winnebago Chieftain D27

El vértice delantero o proa es un rasgo característico, aunque no exclusivo.

 

El Garaje de Antonio: Winnebago Chieftain D27

Así como su parabrisas dividido, y su trocha delantera que desaparece debajo del ancho de carrocería.

 

El Garaje de Antonio: Winnebago Chieftain D27

Un icónico vehículo que se ha mantenido casi sin cambios durante años.

 

El Garaje de Antonio: Winnebago Chieftain D27

Aquí el vehículo escala 1:1, como nos tiene acostumbrado Antonio Sivianes.