Bombardier CL-415 de la agrupación española denominada Grupo 43, tomando agua en una operación de combate de incendios forestales.

El Bombardier CL-415 puede recoger hasta 6.137 litros de agua en cualquier superficie de agua lo suficientemente grande como para que el avión realice una toma, y despegue en ella. El agua puede recogerse durante el acuatizaje mediante dos sondas retráctiles montadas tras el rediente de la quilla, operación que debe hacerse en movimiento, mientras el avión navega sobre la superficie del agua a unos 60-70 nudos. Esto permite el completo llenado de los depósitos en tan sólo 12 segundos, para lo que se necesita una distancia de entre 610 y 1067 metros, dependiendo de factores variables como las condiciones del viento, el peso de la aeronave, o la altitud a la que se encuentra la zona de amerizaje. El área para la carga de agua debe tener una profundidad mínima de 110 centímetros. Sus motores son dos turbohélice Pratt & Whitney Canada PW123AF  de 2413 CV cada uno.

En esta época de verano europeo, los aviones hidrantes están alertas o a máxima capacidad de acción, ya que su intervención inmediata puede sofocar o circunscribir a los temibles incendios forestales.

Foto: Luís Calvo - Click en la imagen para ampliar

 

 

Pesado del Día trabajando para el Grupo 43 español, en un excelente video. Suban el volumen

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com