El Mercedes-Benz Reentransporter fue la manera en que los autos de la marca pilotados por Juan Manuel Fangio (en la foto) y Stirling Moss se llevaban y traían de los circuitos. No era un camión convencional, ya que se construyó en forma artesanal con la base de un MB 300SL alargado y reforzado. De ahí su particular impronta y estilo.

Apodado Maravilla Azul, su motor era el del 300 SL, con 192 cv y podía alcanzar una velocidad de 175 Km/h. Un digno utilitario para los fantásticos Mercedes W 196 a los cuales transportaba a los circuitos europeos. Pesaba 2100 kg y sus dimensiones eran 6,75m de largo,  por 2m de ancho. Su voladizo delantero alcanzaba los dos metros. Un ejemplar restaurado está en el Museo Mercedes-Benz

Foto: Prensa MB - Click en la imagen para ampliar

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com