Kawasaki había anunciado 6 nuevos lanzamiento para el 23 de noviembre de 2020, pero se guardó, a nuestro juicio, el más revolucionario para el próximo mes de enero, si es que este incluye un remplazo para su KLR 650. Entre las novedades de la marca verde están las nuevas Ninja ZX-10R y ZX-10RR y una versión más equipada de la super naked Z H2, incluso se presentó una versión supermoto de la KLX 300, pero el modelo que más nos llamó la atención y que sería muy interesante de tener en nuestro mercado, porque incluso podría tratarse de un nuevo proyecto de industrialización para el Grupo Iraola, es la nueva KLX 300 dual sport.

¿Por qué este modelo nos interesa por sobre todo el resto? Bueno, primero porque llega para ocupar un lugar en una categoría que en nuestro país ha estado muy relegada, con modelos que no se han actualizado, y que sería importante que se amplíe la oferta a modelos más modernos, de mejores componentes, más livianos, con mejores suspensiones, en fin, modernizarse que le dicen. Y por otro lado porque, al menos a nuestro entender, vemos muy factible que un modelo así se produzca en nuestro mercado, teniendo en cuenta que la Versys X 300 ya está ensamblándose aquí, también la Z400 y todo indica que la misma suerte correrá para las Z650 de Kawasaki.

¿Qué tiene de nuevo esta KLX 300? Bueno, a pesar den ser una moto old school de alguna manera, es un desarrollo totalmente nuevo de Kawasaki que se suma a la familia KLX. Impulsada por un monocilíndrico de 292 cc., DOHC, de refrigeración líquida, alimentado por inyección electrónica Keihin con un cuerpo de acelerador de 34 mm y emparejado a una caja de cambios de 6 velocidades. No indicaron cifras de potencia y torque, pero tampoco tardaremos en enterarnos de ello. De todas formas, imaginamos una potencia máxima en el orden de los 33 caballos y un torque máximo de 29 Nm

La ciclística de la moto está compuesta por un chasis perimetral liviano totalmente nuevo, acompañado por una horquilla invertida de 43 mm ajustable en compresión y 245 mm de recorrido y, como era de esperarse, la clásica Uni-Trak con bieleta atrás, con un basculante de aleación liviana y un mono-shock con depósito de reserva y regulable en rebote y precarga y 235 mm de recorrido. Las llantas de rayos son de 18'' atrás y 21'' adelante y los frenos, de disco en ambas ruedas, son de 250 mm adelante, con cáliper de dos pistones, y 240 mm atrás.

Otros datos importantes. Tanque de 7,5 litros, asiento con una altura de 894 mm, un despeje mínimo del suelo de 250 mm y un peso en orden de marcha de 136 kilos. Una joyita, a la que seguramente se le pueda poner un tanque after market de mayor capacidad para aquellos que quieran endurear un poco más largo.

Desde Kawasaki destacan como características principales de esta nueva moto el hecho de tener un gran rendimiento del motor en el bajo y medio régimen de rpm, que es donde más importa tener disponibilidad de fuerza en una moto como estas. Arranque eléctrico, cuadro perimetral liviano, una posición de manejo muy confortable y un detalle del manejo del calor, sobre todo en el tráfico intenso de las ciudades, donde el electroventilador del radiador dirige el calor hacia abajo y lejos del piloto.

No sabemos ustedes, pero nosotros ya nos estamos babeando con la posibilidad de un Road Trip en formato aventura extrema para 2021 -o 2022- con una Kawasaki KLX 300 y una Honda CRF300L y hacemos responsables a las autoridades de ambas marcas para que ello suceda. Ojalá atiendan nuestros reclamos, por el bien de la comunidad de Motoblog.

La última perlita de Kawasaki habrá que esperarla hasta el próximo 26 de enero.

***

***

 

Galería: Get out and play: Kawasaki presentó su dual sport KLX 300 para 2021

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com