La revolución eléctrica nos viene amagando hace ya unos cuantos años. La ciencia ficción nos lo prometió hace décadas y todavía no vimos nada verdaderamente prometedor. Pero los tiempos finalmente cambian y, de a poco, van apareciendo algunos productos que nos dan una pizca de esperanza. La Super Soco TC Max que probamos en este cotidiano sin dudas fue la primer moto eléctrica que no nos hizo extrañar la combustión interna.

¿De qué se trata? Una moto 100% eléctrica capaz de desarrollar 110 km/h y con una autonomía máxima de 140 km -en el modo de menor potencia y velocidad-. Esta versión  TC Max es la de mayor potencia de Super Soco, con un motor de 4500 W.

La TC Max de Super Soco se destaca por la calidad de sus terminaciones y la de sus componentes. Somos principiantes absolutos en el mundo de los vehículos propulsados por energía eléctrica, pero Panasonic, para las baterías, y Bosch, para el motor, son dos de los jugadores de primer nivel en la materia, y vienen aportando lo suyo desde hace años en muchos prototipos de muchas marcas y en las Mugen que corrieron los últimos años en el IOMTT. Así que las credenciales son, al menos, muy buenas.

Tuvimos la oportunidad de usar esta moto como nuestro vehículo de todos los días y, realmente, la transición fue muy fácil. Teníamos a nuestra disposición una autonomía muy razonable para circular en la ciudad, pudiendo usarla todo el día sin requerir carga en absoluto, y con la tranquilidad de que al llegar a nuestro destino poder dejarla cargando. Solo hace falta estacionar la moto cerca de un toma corriente o, en su defecto, ingresar a nuestra casa u oficina con la batería en la mano. La de la TC Max tiene la contra de ser bastante voluminosa y pesada. Todo tiene un costo.

La ventaja de las motos eléctricas, se van alistando mientras uno no las usa. De esta forma tenemos la certeza y tranquilidad de comenzar la jornada con la batería llena. O con la carga completa, como más les guste. En más de una ocasión cuando el uso fue más medido nos dimos el lujo de no recargar por dos días teniendo resto como para encarar un tercero sin mayores inconvenientes. Todo depende de cuántos kilómetros tenga tu rutina habitual.

El uso en ciudad, ya sea calles, avenidas o autopistas es igual al de una moto de combustión interna. Pudimos circular por estos distintos escenarios y la moto siempre se desenvolvió muy bien. Nunca nos sentimos fuera de lugar, faltos de potencia o velocidad final. Este es el gran cambio que notamos frente a otros modelos que, sea por limitaciones mecánicas, o restricciones para circular, era muy difícil enfrentar ciertas avenidas o autopistas sin sentirse fuera de lugar o en falta.

Los dejamos con el video que muestra perfectamente cómo se mueve esta muy buena propuesta eléctrica en el tránsito del día a tía. Motoblog Cotidiano para la Super Soco TC Max. En algunos días más llegará el test con toda la información técnica.

***

***

Galería: Motoblog Cotidiano: SuperSoco TC Max