Llegó la segunda entrega de este increíble viaje por las rutas europeas (ver parte 1). En esta oportunidad desde París hasta Génova, pasando por un sinfín de pueblos y ciudades, una más linda que la otra. Ya más cancheros y hasta dominando algo de Francés como la frase chesgouxan du fromage s'il vous plaît. Algo que decía muy seguido, demasiado seguido, emprendimos viaje con rumbo sur.

Un primer día de solo 800 Km que unía París con Andorra, un sinfín de kilómetros y kilómetros de curvas, que pusieron a prueba toda mi capacidad... de mantenerme dentro de los limites de velocidad. Un tramo que inicialmente pensé que iba a ser monótono, pero que no pudo haber sido más dinámico y entretenido. Un día de 15 horas de motear ininterrumpidamente que dejaron al piloto muy cansado, no así a la tremenda bestia que es la F850GS.

Después de llegar a Andorra y reencontrarnos con nuestro querido idioma, el español, seguimos con destino a España, Barcelona para ser exacto, donde nos seguimos encontrando con curvas casi sin final y también con lo que sería uno de mis fieles compañeros hasta el final del viaje, la lluvia.

Hicimos el recorrido turístico obligado, pero como ya me había pasado en París, las ganas de seguir conociendo pueblitos eran demasiado grandes, y luego de cumplir con lo básico seguimos camino, Marsella, Niza, Mónaco, lluvia, curvas buena gente y lugares increíbles. Días largos y cansadores, todo con el fin de cumplir mi sueño de recorrer -la mayor cantidad posible- de Europa en moto. Un sueño cumplido que queremos compartir con ustedes.

En esta segunda y ante última parte los dejamos con un compilado de algunas de las mejores curvas de Europa y nuestra humilde visión de un continente al que vale la pena volver. En unas semanas más la tercera y ultima parte de este #RoadTrip008

Esperamos que disfruten el video y, nuevamente, ¡sepan disculpar la demora!

M.F.

***

***

 

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com