Así y todo nos pudimos dar una buena idea de cómo se comporta la moto y, en el fin de semana que la tuvimos, pudimos ponerla a prueba en una gran variedad de escenarios.

A priori sigue siendo una Dominar 400, si bien los cambios van más allá de lo estético no transformaron el carácter de la moto. Da la sensación de ser la misma moto, solo que un poquito mejor ajustada en todas las áreas. La suspensión ahora invertida, parece un pelo más firme, pero con mejor respuesta en superficies irregulares. Los frenos, ahora radiales, frenan tan bien como siempre. Los espejos nuevos son más estables, se puede notar una mejora. Y el sonido con el nuevo escape ha cambiado por completo. Suena bien... y fuerte.

La nueva tapa de cilindros de doble árbol de levas a la cabeza le cambia un poco el carácter al motor y parece más ansioso por llegar al tope del tacómetro.

En general, muchos y muy buenos cambios para la Dominar 2019. Sin más preámbulo los dejamos con este nuevo Motoblog Cotidiano, cortesía de Lidermoto.

***

***

 

Galería: Motoblog Cotidiano: Bajaj Dominar D400 2019

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com