Como muchos ya sabrán a esta altura, hace unas semanas adquirimos la primer moto de flota para Motoblog. Hace rato veníamos buscando una unidad de apoyo para que nos acompañe durante los test rides y para eso la moto debía cumplir ciertas condiciones no negociables, como por ejemplo prestaciones que le permitan hacerle frente a cualquier moto que estemos probando. Como vehículo soporte era importante que pueda mantenerse a la par de la moto de turno para lograr captar buenas imágenes para nuestros videos. Algo dócil y al mismo tiempo potente, de mecánica probada y confiable, cómoda, segura, con la cual poder viajar a velocidades razonables y, por qué no, alguna incursión a la pista.

Durante mucho tiempo debatimos sobre cuál sería la mejor opción y fueron muchas las alternativas que surgieron a lo largo del camino, hasta que un día durante un test ride organizado por una marca nos encontramos con una moto que se nos hizo muy familiar de nombre, pero que literalmente no habíamos cruzado por la calle y por este motivo no estaba en nuestra lista de potenciales motos de flota.

La moto elegida para ser la Motoblog #1 fue la Suzuki SV 650/A, una naked de media cilindrada, muy bien posicionada en lo que a precio respecta y que por alguna razón nuestro radar no la detectó durante muchos meses. Una mecánica recontra probada pero que supo incorporar la tecnología de hoy, potencia y torque más que interesantes, doble disco delantero con pinzas Tokico y ABS de doble canal, intervalos de servicio bastante prolongados, un diseño que nos encanta a ambos pero que al mismo tiempo pasa desapercibido y una ciclística de primera. Todos estos atributos nos llevaron a elegirla como nuestra moto oficial. Sumado al precio ¿ya hablamos del precio?

Acá no hay sponsoreo de ninguna marca ni nada que se le parezca. La compramos como cualquier otro ser mortal. La diferencia estuvo en que hablamos con el concesionario para poder hacer el retiro directamente nosotros con los fines científicos de poder armar estas entregas desde el momento cero. Así que la llevamos al taller de Máximo -devenido en depósito de cosas estos últimos meses- y después de hacer todos los trámites del patentamiento -detalles que quedarán para otra nota- terminamos de armar las pocas cosas que nuestros ahora amigos orientales no ensamblaron en la pequeña isla de Japón.

Durante los próximos meses vamos a ir contándoles todo sobre esta moto y sobre la experiencia de tenerla desde cero kilómetro, tratando de ser lo más abarcativos posibles y trayéndoles información valiosa para todo aquel que esté interesado en esta moto en particular o tenga dudas sobre todo lo que implica la compra de una nueva unidad: patentar, asegurar, mantener, atender, usar y, esperemos que no suceda, pero también arreglar una moto nueva.

Si queremos agradecer especialmente a Seguros Sobre Ruedas, quienes serán los encargados de cuidar nuestra moto y a nosotros de cualquier imprevisto o accidente que podamos tener. Demás está decir que quienes estén buscando un seguro, necesiten información sobre pólizas, quieran cotizar su moto o cualquier información pertinente a este tema no duden en ponerse en contacto. Devolución de gentilezas, claro está. Ya vamos a buscar la forma de que tengan un beneficio además.

Así que aquí vamos con el primer capítulo de muchos que queremos compartir con ustedes. Aquí los dejamos con el primer video donde mostramos muy por arriba cómo armamos la moto, captamos nuestras reacciones al ponerla en marcha por primera vez y las primeras impresiones al mando de la Suzuki SV650/A que hoy es la primera integrante de la Flota Motoblog.

***

***

Flota Motoblog - Suzuki SV650/A: Ep.01 - Armado y Primeras Impresiones

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com