Consumer Electronics Show se llama la feria que todos los años ocurre en Las Vegas y le muestra al mundo los avances en materia de tecnología. Allí es donde en su momento brillaron los smartphones, las teles curvas, los sistemas de realidad virtual, los drones, etc. Pero siempre hay un rincón para el mundo automotor y, de este universo, a nosotros nos importan las dos ruedas.

Harley-Davidson y CES claramente no han sido sinónimos durante mucho tiempo. Pero creemos muy acertado el momento para que una compañía que ha hecho foco, al menos desde que muchos de los que estamos aquí tenemos uso de razón, en su historia, su herencia y su tradición, muestre que está mirando para adelante. Que hay un momentos en la vida en los que hay que adaptarse a los cambios que el mundo va planteando para no convertirse en el próximo Kodak, Nokia o Xerox.

Puede fallar, si, pero la marca del la barra y el escudo sabe que sus consumidores de toda la vida cada vez son menos, por el ciclo natural de la vida, y que el universo que aprecia sus productos al menos entro en una meseta -por no decir que se va contrayendo-. Así que para mantener el crecimiento y el avance de la compañía en este Siglo XXI debe seducir nuevos mercados, nuevos perfiles de usuarios.

Así es como en esta edición 2019 de la CES, Harley-Davidson se abrió paso, no solo con el lanzamiento oficial de su LiveWire, sino también con la muestra de algunos prototipos eléctricos que la marca piensa lanzar en un futuro no tan lejano.

Pero pasemos a la realidad, a lo que a partir de estos días empieza a ser un modelo de producción. Un modelo -prototipo- que por accidente nos cruzamos en 2016, antes de que Motoblog fuera una idea (ver), y que hoy ya tiene un precio, especificaciones y prestaciones establecidas.

La Harley-Davidson que llegará a los concesionarios más adelante en este año -estimamos después de mitad de año, puesto que se comercializará como 2020- se anunció con un precio, en su país de origen, de USD 29.700. Una suma importanet para una moto eléctrica, pero tampoco descabellada para una Harley.

Además de estar impulsado por el flamante motor eléctrico, denominado Revelation, la gente de Milwaukee nutrió a la LiveWire con un importante paquete de lo último en tecnología. Esto incluye un media center con LTE, control de tracción y ABS que están asistidos por una unidad de medición inercial (IMU).

Estamos en un momento histórico en la evolución de la movilidad, y Harley Davidson se puso al frente dijo Matt Levatich, Presidente y CEO de H-D. La innovación que mueve al cuerpo y alma siempre estuvo en el corazón de nuestra marca, y este próximo capítulo se trata de crear productos y oportunidades para nuestros usuarios actuales y aquellos que aspiran serlo, de todas las edades y estilos.

Nuestra visión del futuro es bien amplia, agrega Levatich. Para todas las edades, desde profesionales urbanos hasta quienes viven en las afueras, desde aquellos que necesitan una moto para todos los días hasta aquellos que buscan la aventura, estamos creando productos y oportunidades para todos los usuarios, para que experimenten el poder transformador de andar en dos ruedas.

Harley-Davidson declara una aceleración de 0 a 100 km/h de la LiveWire en menos de 3,5 segundos y una autonomía en el ámbito urbano de casi 180 kilómetros. Mientras las cifras no son del todo sorprendentes, son razonables para un primer producto de la compañía norteamericana, y debería ser adecuado para el típico uso.

LiveWire ya está disponible para pre-compra online, con entrega esperada en los Estados Unidos el próximo otoño -septiembre-, mientras otros mercados deberán esperar un tiempo más largo, que todavía no se ha determinado, para tener disponibilidad.

Esperando no perder sus fieles seguidores, Harley-Davidson está promocionando el sonido de la nueva LiveWire diciendo que está diseñada para producir un nuevo sonido exclusivo de Harley-Davidson mientras acelera y gana en velocidad. Este nuevo sonido futurístico representa la suave potencia eléctrica de la LiveWire.

Se sabe que ese nuevo sonido viene del tipo de corte en los dientes de los engranajes en la transmisión y no es un sonido artificial que sale de un parlante. Así que buenas noticias.

Habrá que ver cómo se desempeña la Harley-Davidson Livewire en las rutas, pero principalmente cómo le va en los concesionarios cuando los históricos usuarios y los nuevos se acerquen a ver de qué se trata.

***

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com