Casos extremos como el de Sir Ernest Shackleton, quien a principios del 1900 llegó hasta el paralelo 88?. Imagínense, en ese entonces, llegar a esas latitudes con temperaturas extremas y sin la tecnología que la indumentaria tiene hoy para las temperaturas extremas y a pata. Una auténtica locura.

Sin llegar a esos extremos antárticos está Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y, para el mundo del motociclismo de aventura, uno de los destinos que más atraen en el mundo a los fanáticos de las dos ruedas a la hora de hacer un viaje épico. Pero lo que muy pocos saben, es que al final del camino los espera un gran premio, o al menos una gran oportunidad, por haber concretado tamaña odisea.

A diario llegan a la capital fueguina motociclistas de todas partes del mundo entre los meses de noviembre y marzo, el fuerte de la temporada. Liderados por riders provenientes de Brasil, que representan casi el 50% de los concurrentes, pero también llegan de Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, Italia, Suecia y, obviamente, también Argentinos. De todas partes del mundo, unos 2.500 motociclistas cada temporada. Algunos de ellos han unido Alaska con Ushuaia.

Es que la isla tiene una magia especial. No solo está lejos y es difícil llegar, sino que también sus paisajes no se comparan con ningún otro lugar del mundo. Sus días interminables la hacen ideal para rodar hasta bien entrada la noche con luz de día.

Y es esa luz y son esos paisajes los que forman parte de la combinación perfecta para que los motociclistas se traigan consigo los mejores recuerdos que un viaje te pueda dejar plasmados en fotos -y hoy también videos- increíbles de la única ciudad argentina que está del otro lado de la Cordillera de los Andes. Lo bueno es que además de estos recuerdos audiovisuales y los amigos que se pueden hacer en el camino, también hay un bonus extra.

El premio para para todo ellos no es ni más ni menos que la posibilidad de realizar el servicio y comprar repuestos y accesorios para sus fieles máquinas que los llevaron hasta allí, y con las que tienen que volver a casa, más la posibilidad de equiparse de pies a cabeza con productos de primeras marcas. Todo esto sin impuestos, y con valores que son mejores a los que podemos encontrar en Chile, Estados Unidos o Europa. Llegar al c*** del mundo tiene sus beneficios.

Motoblog Investiga estuvo haciendo algunas llamadas para obtener un poco de información, a efectos de poder cuantificar un poco los beneficios reales. Justo acá, que nos encanta discutir de precios. La primera información que pudimos recabar es que solo hay servicio oficial para Honda, Suzuki, Kawasaki y Triumph, marcas como KTM y Yamaha tienen servicio en Río Grande, poco más de 200 kilómetros antes de llegar a destino. Y BMW, una de las marcas de motos más populares para este tipo de viajes, no cuenta con ningún punto de servicios oficial en la zona.

Sobre las primeras marcas mencionadas, nos llamó la atención la reciente apertura de un concesionario Triumph sobre la Av. San Martín, en pleno centro de la ciudad, armado bajo las estrictas normas del Manual de Marca de la casa de Hinckley. Es acá donde nos encontramos con la sorpresa mayor, porque es también donde se encuentra el Alpinestars Tax Free, con precios inéditos para Sudamérica.

Jugando un poco al cliente misterioso -claramente a partir de esta nota no lo seremos más y esperamos no tomen represalias- nos hicimos con algunos precios que realmente llaman la atención.

Por ejemplo, un par de botas Web Gore-Tex, ideales para viajar, USD 300. Las más clásicas y vintage Oscar Monty USD 260. Una campera Valparaíso, tope de línea de la marca, USD 500. Para los amantes del motocross, las botas Tech 1 cuestan USD 220 y las más recientes Tech 10 USD 600. Y para aquellos amantes de la pista y los track days, se pueden poner un mono Motegi por USD 800. Además de esto, tienen cascos Bell Custom 500 desde USD 120 y Bullit por USD 400. Pero pueden averiguarlo ustedes mismos en la página de Triumph Ushuaia.

Pero algo que no pudimos lograr ni llorando fue hacer una compra telefónica y que nos hicieran llegar la mercadería por encomienda hasta Buenos Aires. Claro, no hay ninguna trampa ni ilegalidad en este negocio. Se trata de mercadería debidamente importada, pero que está exenta de todos los impuestos. El tema es que ese beneficio solo se puede lograr comercializando la mercadería en el Area Aduanera Especial de Tierra del Fuego, amparado por la Ley 19.640 Esa es la simple y única razón por la que los precios son tan tentadores.

Al mejor estilo Rafaela Carrá, para empilcharse bien hay que venir al sur. Así que ya saben, al final del viaje los espera un Free Shop. Y no les decimos los valores de las motos porque se van a querer mudar.

***

Un <em>Free Shop</em>: interesante premio para aquellos que llegan a Ushuaia
Una New Bobber como la que usamos el año pasado en The Distinguished Gentlman's Ride, solo que aquí está en el Paso Garibaldi, sobre el Lago Escondido

Un <em>Free Shop</em>: interesante premio para aquellos que llegan a Ushuaia
Y esta es una Explorer 1200 XCA, un poquito más equipada que la que nos llevamos a Tandil en el Road Trip #003 que vamos a compartir con ustedes esta semana.

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com