ABS en curva es el nuevo chiche de las motos por estos días. Tan importante es esta tecnología de frenado, que un CEO de la industria lo explicó con las siguientes palabras: en términos de seguridad, hace con la rueda delantera lo que el control de tracción logró con la trasera.

No vamos a apresurarnos a decir que en los sistemas de frenados controlados por la IMU -inertial measurement unit o unidad de medición de la inercia- es imposible perder la moto por adelante, pero realmente hacen muy dificil lograrlo, sobre todo a causa de los frenos.

No soprende que varias marcas líderes a nivel mundial estén ofreciendo esta tecnología por estos días, mayormente en sus modelos más caros. KTM fue el primero en hacerlo, a modo de exclusiva para Bosch, una de las empresas líderes en este aspecto. Algo que en Motoblog pudimos probar el año pasado en nuestro Road Trip #001 (ver) con la Super Adventure y la Multistrada Enduro, ambas con esa tecnología.

Y en la experiencia podemos decir que es una tecnología que cambia las reglas de juego y permite hacer correcciones mucho más bruscas en el medio de una curva cuando uno entra muy pasado y tomó mal una línea. Aspectos que antes terminaban en un despiste con caída o en una pelea cuerpo a cuerpo para mantener la moto rodando fuera de pista.

Desde entonces, el cornering ABS se ha llegado prácticamente a todas las marcas -extrañamente ninguna de las marcas de EE.UU. lo ofrece en sus productos actualmente-, y vemos a varios proveedores ofrecer este sistema, con Bosch y Continental liderando las acciones.

El concepto, aunque complejo, es bastante simple. La clave del sistema es es la IMU, que con una velocidad infernal mide reiteradamente la inclinación, el derrape, la velocidad de la moto y al mismo tiempo la aceleración respecto de los ejes x, y y z.

Para tener en cuenta, algunas marcas de motos hablan de IMU de 6 ejes -o planos- que en realidad son los 6 parámetros mencionados arriba, y otras hablan de IMU de 5 ejes, que emplea un complejo algoritmo que adivina la acción respecto del faltante sexto elemento de la telemetría.

Combinado con sensores de velocidad y parámetros del motor obtenidos desde la ECU -engine control unit-, la computadora del ABS en curva puede tomar todos estos puntos de información con un gran grado de certeza respecto de lo que la moto está haciendo en términos de movimiento y lo que el piloto le está pidiendo desde los controles.

Desde aquí, los nerds han creado un complejo programa que asegura que aunque el piloto le de de lleno a la maneta derecha, la presión hidráulica enviada al freno delantero no exceda el umbral que haría causar que la rueda pierda tracción y se entierre.

La presión está obviamente gestionada por un módulo de ABS de ultra alta performance, nada parecido a lo que el mercado ha visto en los últimos 10 años.

El resultado es una desconcertante, pero muy efectiva, red de seguridad que permite a los pilotos usar los frenos a discreción mientras están con la moto volcada, pero sin el riesgo de perderla por abajo. En otras palabras, es un sistema de seguridad que cambia las reglas.

La seguridad le da paso a la diversión también, y recientemente estos sistemas han evolucionado para la competicion, con modos race para el cornering ABS entrando en acción. La Ducati Panigale V4 es un exponente equipado con este tipo de configuración de ABS, denominado Bosch Cornering ABS EVO.

Hace mucho tiempo las motos eran incapaces de soportar este tipo de rigores sin ir al piso, pero ahora nos encontramos con estas superbikes pura sangre capaces de utilizar el ABS en curva para estirar al máximo la frenada e incluso corregir el angulo de entrada a la curva con la rueda pasando en el aire. La Panigale V4 pone una nueva carta sobre la mesa, con un sistema de control de derrape para la frenada con la rueda trasera.

Del mismo modo que el control de tracción permite a los pilotos exprimir al máximo los niveles de aceleración de la moto saliendo de una curva, el ABS en curva race ready les permite hacer trampa en la entrada a la curva, permitiendo darle fuerte a los frenos mientras entra en la cuerda, dejando que las matemáticas se encarguen del resto.

Por supuesto, el beneficio real es para los pilotos de todos los días, y seguramente llegue el dia en que todas las motos tengan este tipo de sistemas de seguridad como equipamiento de serie. Cornering ABS es el futuro, no importa cuanta sensibilidad creas que tenés en tu mano y pie derecho.

Así que con todo esto en mente, pensamos que debíamos compartir con ustedes el video que sigue más abajo, donde KTM explica esta tecnología de manera bastante simple y cotidiana.

Solo aségurense de obviar el marketing detrás de esto, donde la marca se lleva un poco el crédito de una tecnología que ha sido casi enteramente el trabajo de las mentes de Bosch. De todas formas, es muy interesante.

***

El milagro del <em>ABS En Curva</em> explicado por KTM
El milagro del <em>ABS En Curva</em> explicado por KTM