Un poco casualidad, un poco causalidad, pareciera que para hoy 15 de febrero de 2018 la temática gira en torno a BMW Motorrad y las motos de pista. Quizás le puede quedar un poco grande esta denominación a la próxima G310RR, que seguramente sea una moto para uso urbano con el look y aptitudes para ir a divertirse al circuito, pero seguramente le quede bastante apretado a esta auténtica bestia que BMW Motorrad presentó en la tarde de ayer, en su concesionario KM40 de Pilar. Hace unos días te mostramos las primeras fotos de su llegada al país (ver más).

No hay mucho que podamos decir de esta obra de arte de la mecánica, el diseño, la electrónica y la ingeniería. Los números hablan por si solos. El resto tenemos que dejarlo librado a la imaginación y escucharlo de aquellos pocos privilegiados que tengan la oportunidad de subirse a una de las 750 unidades que se van a producir en todo el mundo. En Argentina habrá solo un afortunado. Ojalá lo crucemos algún día en un track day, al menos para que nos cuente de que se trata.

Haberla visto ayer girando sobre esa tarima en el medio del salón toda brillante, totalmente impoluta, fue como haber ido a un museo a ver esas esculturas o pinturas que no se pueden tocar, pero que uno no puede dejar de admirar. La ventaja es que en esta ocasión al menos un poco se podía tocar.

Solo con repasar algunos datos se te eriza la piel. La HP4 Race con todos los fluidos y el tanque lleno pesa 171 kilogramos. El bastidor -también chasis o cuadro-, completamente realizado en fibra de carbono pesa 7,8 kilogramos. Es menos de lo que pesaba el cordero que hicimos en año nuevo, y nos quedamos con hambre. No queremos imaginarnos lo que deben frenar esos discos dobles delanteros de acero de 6,75 mm de espesor, si con acordarme lo que frenaba la S1000R (ver más) que probamos el año pasado se me va la cara para adelante.

Cuánto hay que poner para subirse a esta belleza de 215 caballos de potencia a 13.900 rmp -si, para sentirlos la tenés que acelerar- y el nada despreciable torque máximo de 120 Nm a 10.000 rpm -casi el mismo que el de la R1200GS Adventure, que vive de eso todos los días, solo que 4.000 vueltas más arriba-. Ahh si, ya nos estábamos olvidando. Hay que desembolsar 155.000 dólares. ¿Qué, les parece caro?

Bueno, ponganlo de esta forma. La BMW HP4 Race es la moto con el precio más competitivo de nuestro mercado. Nosotros que vivimos quejándonos de que lo que cuestan las motos es un disparate, que es el doble o el triple que en Groenlandia, etc. Bueno, acá tienen una moto que cuesta apenas entre el 45% y el 50% más que en Europa. Es como si una G310, ya que estamos con be-eme, costara USD 9.400.

La diferencia es que el que la compra no se lleva solo una moto o un objeto de arte para su casa. No no, se lleva toda una experiencia. Sino dejen que se los cuente Hernan Bullrich, quien está al frente del concesionario BMW Motorrad KM40.


Y para aquellos a los que les gusta leer, les dejamos toda esta bibliografía en español para que sepan todo y, al menos, se imaginen todo lo que podrían hacer arriba de una máquina como esta. Hecha a mano.

La nueva BMW HP4 Race  

Nosotros no podemos dejar de pensar que en el barrio también hay otra superbike edición limitada, recién llegadita y toda de fibra de carbono. Que lindo sería verlas juntas algún día.

***

 

Galería: BMW presentó la impresionante HP4 Race en KM40

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com