Son muchas las marcas premium que pusieron sus ojos en la India a la hora de producir motocicletas de baja cilindrada. Primero fue KTM, de la mano del gigante Bajaj Auto para fabricar las KTM Duke 125, 200, 250 y 390. Luego el turno a Triumph, que el año pasado firmó un convenio con Bajaj para desarrollar motos de media cilindrada.

Otra de las marcas que no quiso quedarse afuera la avanzada de las grandes marcas en esta batalla por conquistar nuevos mercados y captar a sus clientes a una edad más temprana fue BMW, quien eligió a TVS, el cuarto productor mundial de motos detrás de Hero, Bajaj y Honda, para desarrollar conjuntamente motos de menos de 500 cc.

Su primera incursión en el mundo de la baja cilindrada le apuntó de lleno a uno de los segmentos más competitivos de los últimos años y donde las marcas están intentando captar a sus nuevos clientes y darles la bienvenida al mundo de las grandes marcas. Así nació la BMW G310R, una naked que ya llegó a nuestro mercado hace algunos meses y que queremos ponerle nuestras manos encima cuanto antes.

Luego fue el turno de la G310GS, la versión adventure sports de la nueva familia de la marca bávara. Modelo que está próximo a llegar a nuestro mercado -de hecho BMW ya la publica en su web oficial- y que va a competir directamente con la Versys X 300 de Kawasaki y la V-Strom 250 de Suzuki, en primera instancia.

Pero hay otro modelo en el que la colaboración entre ambas marcas fue mucho más estrecha. Tanto que la marca india ya puso en el mercado su versión de producción de dicha moto. Un poco al estilo Duke 390 - Dominar 400, pero con la diferencia que TVS apostó a la misma calidad de componentes y rendimiento que el modelo de BMW mientras que Bajaj decidió ir por una moto distinta y más económica.


El motor es un monocilíndrico de 312,2 cc, en posición invertida con 4 válvulas y doble árbol de levas, alimentado por inyección electrónica de combustible Bosch y refrigeración por líquido que entrega 34 caballos de potencia a 9.700 rpm y 27,3 Nm de torque a 7.700 rpm. Embrague multidisco en baño de aceite y caja de 6 velocidades con transmisión final por cadena.

El cuadro, dividido en chasis y sub-chasis -tipo la nueva KTM Duke 390- es tubular tipo trellis y la moto cuenta con suspensión delantera con horquilla invertida KYB y la suspensión trasera, regulable, es mediante un basculante de aluminio fundido y amortiguador tipo monosock, de la misma marca, asistido por gas. Ambas llantas son de 17 pulgadas, con neumáticos 110/70 adelante y 150/60 atrás.

Cuenta con frenos delanteros -300 mm- y traseros -240 mm-de disco con calipers ByBre y sistema antibloqueo -ABS- de dos canales. La capacidad del tanque es de 11 litros. La iluminación de la moto es full led, y se destacan mucho sus dos proyectores delanteros con lámparas de 30W sobre las dos entradas frontales de aire inspiradas en la cara de un tiburón. ¿De dónde habrán sacado esa inspiración?

En su construcción se utilizaron componentes livianos para lograr llegar a un peso en orden de marcha de 169,5 kg. Habrá una versión desarrollada exclusivamente para la pista, denominada Cup, con un peso sensiblemente menor. La marca declara una aceleración de 0 a 60 km/h en 2,93 segundos y 7,17 segundos para llegar a 100. La velocidad máxima es de 160 km/h.

El rumor indica que la versión de pista de BMW no diferirá mucho de esta TVS salvo por algunos cambios menores en el diseño. Solo resta esperar ver el producto que los alemanes pondrán en la calle. Por el momento, lo que TVS ha mostrado es más que interesante.

TVS Apache 310RR...o cómo se verá la próxima BMW G310RR
TVS Apache 310RR...o cómo se verá la próxima BMW G310RR

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com