El año pasó no fue uno más para nosotros. Quedará en nuestra memoria como el nacimiento de este lugar donde decidimos compartir con ustedes la pasión que todos tenemos por las dos ruedas. Y así arrancamos, con lo puesto. Pero de a poquito nos fuimos armando.

Todo fue color de rosa hasta que allá por Agosto algunos cambios estructurales en la agenda de ambos nos hizo temblar la estantería y se nos hizo muy difícil encontrar el tiempo para llevar Motoblog adelante con la misma periodicidad que lo veníamos haciendo hasta entonces. Pero acá estamos, reorganizándonos arrancando un nuevo año ya más asentados y con un poquito más de tiempo. Las ganas son las de siempre.

Por eso, no queríamos dejar pasar esta fecha sin agradecerles a todos y cada uno de los que nos acompañaron este año. Los que nos enviaron información, los que nos dieron palabras de aliento, los que nos criticaron y ayudaron a mejorar y hasta los que nos rajaron una p*****a y nos ayudaron a quedarnos despiertos hasta mas tarde a terminar esa nota que nos costaba sacar. De todo fuimos aprendiendo.

En épocas de criptomonedas y demás yerbas, todavía nadie inventó una que pueda multiplicar el tiempo. Creo que todos invertiríamos en esa moneda, otra que Bitcoin y Ripple.

Así que esperamos este año ser mucho más consistentes, entregarles mejor información y mejor contenido generado por Motoblog y, sobre todo, esperamos seguir compartiendo la pasión con todos ustedes.

Que tengan un excelente año y que lo puedan disfrutar donde más nos gusta: arriba de la moto. Mientras, los dejamos con un pequeño resumen de lo que fue el año que dejamos atrás.

Muchas gracias.

***

***

Galería: Test Ride: BMW S1000R

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com