Cuando vimos por primera vez el concept Neo-Sports Cafe (leer más) de Honda en el salón de Tokyo, nos encantó el diseño. Era una versión limpia y moderna de una moto que estaba perdiendo mucho terreno en el mundo de las Super Naked, y que prácticamente nunca llegó al mercado argentino.

Estábamos casi seguros de que ese concepto tardaría mucho tiempo en ver la luz del día, por eso es que hay veces en las que es bueno equivocarse. En las próximas horas saldrá al publico la nueva CB1000R.

Mientras que dicho segmento sigue enfocándose más y más en el alto rendimiento y velocidad, Honda busca adoptar un enfoque más sofisticado con la nueva CB1000R, que se inclina más por el lado nostálgico que por los tiempos de vuelta.

Al igual que con las generaciones anteriores, la CB1000R 2018 está propulsada por el mismo motor de cuatro cilindros que viene en la CBR1000RR, adaptado para uso en la calle. Aún cumpliendo con las normas Euro4  eroga unos saludables 143hp y 104Nm de torque, y viene equipado con un embrague anti-rebote.

Incorpora también la electrónica de la RR, por lo que ofrecería distintos modos de conducción, además de control de tracción, freno motor y otras ayudas electrónicas.
La Honda CB1000R recibe un chasis de acero completamente nuevo. Las suspensiones son Showa completamente ajustables tanto adelante como atrás.

Por ultimo, y como si esto fuera poco, parece que la recién nacida tuvo crías, las CB125R y CB300R que le van a dar una buena pelea a la KTM Duke 125, que se comercializa en Europa y la 390 Duke que tenemos en el país. Ambas criaturas se equipan con tableros modernos, ABS, luces de LED y todo lo que el mercado exige hoy en día.

¿Cuando llegarán a nuestro mercado? No lo sabemos.

***

La Honda Neo-Sports Café toma vida como la nueva CB1000R
2018 CB1000R+

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com