Uruguay busca ser uno de los pioneros en América Latina en exigir frenos ABS en todas las motos nuevas que se comercialicen, con el fin de reducir los accidentes de transito en su país.

Stop The Crash es una iniciativa liderada por Global NCAP, que cuenta con el apoyo de diversas organizaciones internacionales relacionadas y comprometidas con la seguridad vial en el mundo. La actividad, impulsada por Latin NCAP y UNASEV, se enfocó en el sistema de frenado autónomo en autos y demostraciones del ABS para motos.

El lugar elegido fue la Rambla de Pocitos, en  Montevideo, donde se preparó una pista mojada y una de asfalto sucio para comparar la frenada con y sin ABS. La moto utilizada, si bien no pudimos determinar la marca y modelo, era una moto citadina de 150cc que representa el mayor numero de ventas tanto en Uruguay como en Argentina. Este segmento tiene un gran abanico de ofertas con distintos precios y obviamente, calidades.

Motoblog recibió una invitación a la demostración, pero por cuestiones de agenda ninguno de nosotros pudo asistir. De todas formas enviamos nuestras preguntas dirigidas a las autoridades de LatinNcap, quienes amablemente se tomaron el tiempo de contestar.

-¿En qué consistió el evento llevado a cabo en la Rambla de Montevideo?

La segunda edición de Stop the Crash en Uruguay se enfocó en demostraciones de tecnologías como ABS para motos y AEB (Autonomous Emergency Brake). Estas tecnologías se demostraron el 9 de mayo en el marco de la semana mundial de la seguridad vial de la OMS. El 10 de marzo pasado se había realizado la primera edición en Montevideo enfocándonos en el control de estabilidad -ESC o ESP-.

-¿Qué es #StopTheCrash y quiénes lo componen?

Es una iniciativa liderada por Global NCAP y acompañada por organizaciones vinculadas a la seguridad vial como Consumers International, Towards Zero Foundation, ADAC, Denso, Bosch, Autoliv, Continental, ZF/TRW, ITT y Thatcham. Stop the Crash tiene como objetivo promover las tecnologías que previenen siniestros viales en funcionamiento desde la experiencia directa, es decir desde adentro de los vehículos. De esta forma se busca generar interés en los consumidores particulares y consumidores poderosos como son flotistas, sean privados o públicos, que tienen un interés directo en evitar siniestros viales. Así mismo se busca sensibilizar a los gobiernos para que indiquen la obligatoriedad de tecnologías como ABS de motos y ESC de automóviles así como buscar la forma de incentivar tecnologías como AEB por diversos medios.

- LatinNcap es un organismo de seguridad relacionado con los autos. ¿Existe algún proyecto dentro de la agencia que incluya a las motos, teniendo en cuenta que cada vez más usuarios se vuelcan a este tipo de vehículos como medio de transporte en las grandes urbes?

La moto de por si misma es un medio de transporte que compromete mucho a sus pasajeros. De hecho cuando se toca el tema de pasajeros niños en motos nuestra posición es que niños en motos no.

La vulnerabilidad del pasajero de la moto hace que lo que quede por evaluar sean sistemas extras de seguridad como ser cascos y chalecos especiales. Latin NCAP no es un organismo de desarrollo tecnológico sino de evaluación de efectvidad de protección. En la medida que aparezcan elementos relacionados a proteger mejor a los motociclistas facilitaemos la información si se nos pregunta, pero recordando que Latin NCAP se enfoca en automóviles. El punto de aceramiento más próximo es la interacción de los AEB y las motos que está ya en análisis y desarrollo a nivel mundial.

-¿Tienen estadísticas de accidentes en Latinoamérica sobre accidentes de motocicletas, y como se verían afectados estos números si fuera obligatorio el equipamiento de ABS de serie en las motos?

El sistema ABS en motos definitivamente corta la pérdida de control en la frenada y la eventual caída del motociclista. El porcentaje depende de las estadísticas que según lo que se ha visto en la región no cuentan con información específica de las causas reales de los siniestros o eventualmente si alguna tecnología hubira influido positivamente. Con esta realidad se hace difícil aproximar a una tasa.

-¿Cuál es el costo adicional en el que debería incurrir una marca para equipar sus motocicletas con ABS y que efecto podría tener esto en el precio al público?

Se estima un costo de entre 100 y 200 dólares.

-¿Por qué cree que los gobiernos en Latinoamérica son tan laxos en las exigencias que les imponen a los fabricantes?

Los gobiernos son laxos en las exigencias porque la presión de los fabricantes es tal que los políticos y gobernantes prefieren anteponer el interés económico de unos pocos que el interés general de todos los latinoamericanos. Hasta donde sabemos el voto de un empresario exitoso pesa lo mismo que el asalariado que usa una moto. Además se suma que los gobiernos regionales carecen de expertos en el tema debidamente informados y preparados. Latin NCAP está siempre dispuesta a dar una mano en esto como lo ha hecho con el gobierno de Mexico, Ecuador y Brasil. Por otro lado las marcas desinforman o dan información sesgada a su conveniencia a los gobiernos locales.

Se amenaza con que si se impone una norma de seguridad se cerrarían plantas y echarían personal, a lo que se debería responder que si un modelo sale del mercado los competidores buscarán ganarse a los clientes del producto que saldría del mercado. Recordemos que no haciendo obligatoria una norma o requisito de seguridad los gobiernos ofrecen campo fértil a las marcas para que cobren extra por más seguridad. Si esos elementos fueran obligatorios para todos por igual nadie se atrevería a cobrar más porque el competidor manteniendo los precios luego de las exigencias le robaría clientes, esto se vio con los airbags y ABS y nadie quiere salirse del "precio justo" del mercado para tal o cual segmento.

De todos modos nos preocupa que quienes están tomando las decisiones de no agregar seguridad son los propios latinoamericanos.

Para sumar un enfoque más relacionado a las inversiones tanto en Brasil como Argentina varias marcas han invertido mucho en plataformas con niveles globales de seguridad, algunas que vemos hoy en la calle y las nuevas que están por venir. Mientras unas pocas marcas han invertido en hacer lobby contra mejoras de seguridad y han mantenido productos con bajos niveles de seguridad.

Nos preguntamos cuándo será el momento en que las marcas que han invertido en seguridad se le plantarán a las marcas que demoran los procesos y que no han invertido para que se deje este juego absurdo.

Los gobiernos cuando anuncian normas y las demoran o las incumplen por ser difusos, pierden credibilidad con la gente, pero también con las inversiones que les han creido e invirtieron en esa línea de más seguridad que más tarde fue diluida.

Por sobre lo anterior el error de los gobiernos fue también la forma de aplicación de las normas. Si en lugar de poner fecha de obligatoriedad solamente se hubiera dictado una reducción impositiva inmediata hasta la fecha de entrada en vigencia de un reglamento muchos fabricantes hubieran voluntariamente agregado los sistemas de seguridad de más protección como airbags laterales, de cortina, ABS y protección de peatones.
De alguna forma se le sigue dando plazo a los que quieren enlentecer, mientras no se premia ni se incentiva a quienes apuntalan la seguridad de los vehículos en la región. Debemos incentivar al que hace las cosas bien y ser duros con los que no las hacen bien, ahora se hace al revés. Es preocupante que este fenómeno se haya acentuado en los últimos 10 años cuando todos los latinoamericanos esperábamos que nos defendieran de que no nos vendan espejos de colores como hace muchos años atrás. Lamentablemente aún no vemos cambios en este sentido. El día que un director de una agencia de seguridad vial de un país no nos responda al planteo de normas mínimas de seguridad que debe proteger a la industria nacional, ese día estaremos empezando a cambiar.

-¿Por qué cree que las exigencias de seguridad a las motos están tan atrasadas respecto de las que se aplican a los autos?

En parte por la respuesta anterior y que las motos son más sensibles a precios en laa cilindradas mas bajas ya que quienes las compran por lo general no llegan a acceder a un auto. Sobre este punto de vista me permito repetir que si exigen a todos, no todos van a subir el precio por temas de sensibilidad del mercado. Si aumentan precios bajan las ventas, por eso intentarán de todas formas mantener el precio trasladando los aumentos eventuales a motos de más precio más premium.

-¿Qué conclusiones obtuvieron del evento llevado a cabo en Uruguay? ¿Qué impresión piensa que se llevaron quienes pudieron asistir?

Sobre el ESC los experimentaron desde el Vicepresidente del Uruguay hasta todo aquel asistente que fue al Stop the Crash. Creo que en la totalidad de los casos entendieron la necesidad del ESC y los beneficios que trae y además, como ya es obligatorio el ABS en Argentina y Uruguay, exigirlo a todos los vehículos nuevos no sería un desafío mayor. Sobre el ABS de motos todos quedaron muy impresionados con las diferencias con y sin el sistema. Los gobiernos de la región están mirando con atención el ABS de motos para regularlo y hacerlo obligatorio.

  • En la moto también es muy importante el tema de la indumentaria que se usa, puesto que, a diferencia del auto, el conductor va suelto y mucho más expuesto a los golpes. Algunos, como el casco, son de uso obligatorio. ¿Qué cree que falla en nuestra región donde la mayoría de los usuarios hace lo mínimo e indispensable para zafar de las multas en lugar de hacer lo máximo posible por cuidar su integridad física?

No solo el uso del casco sino que sea de calidad aceptable de acuerdo a normas rigurosas y que sea utilizado de manera adecuada, un casco mal puesto muchas veces puede hasta no servir. Existen desarrollos de chalecos y cascos con airbags incorporados pero por el momento no tenemos estadísticas al respecto más que los resultados de laboratorio que los muestran como elementos favorables y efectivos.

-Motoblog no pudo asistir al evento, pero no queríamos dejar de felicitarlos por la iniciativa y agradecer la invitación. ¿Qué mensaje puede enviarle a nuestros lectores entusiastas de las dos ruedas respecto de la seguridad arriba de la moto?

Los mensajes son que niños en las motos no. Que se utilice casco que cumpla con normas rigurosas y reconocidas y que se utilice correctamente. Sea prudente al conducir la moto, debería ser mucho más ciudadoso que conduciendo un automóvil. Controle el buen estado técnico de la moto, cubiertas amortiguadores, luces y frenos. Compren motos con frenos ABS.

***

***

#StopTheCrash y LatinNcap:
#StopTheCrash y LatinNcap:
#StopTheCrash y LatinNcap: