Hoy les traemos el test de la BMW S1000R, un exponente líder en el segmento de las super-nakeds. La S1000R deriva de la S1000RR, la ya conocida moto de pista, y comparte plataforma con la S1000XR, una sport-touring picante de la casa bávara.

Esta super-naked, respeta las premisas del segmento y lo define entregando toneladas de potencia, equipamiento electrónico de punta y gran confort y seguridad, lo que la hace una moto muy capaz y divertida en casi cualquier ámbito. La s1000r es una moto cómoda incluso a velocidades de autopista o superiores, la gran óptica delantera ayuda a desviar el viento ofreciendo un mínimo de protección aerodinámica. Suficiente para circular sin problemas.

El motor derivado de la S1000RR ofrece 160hp en lugar de los 200hp que ofrece la versión carenada, y la línea de torque fue modificada para entregar el par máximo a menores revoluciones, para ayudar con la conducción en ciudad. La electrónica que ofrece supera todo lo que hay en el mercado, quick shifter, control de crucero, tres modos de conducción, suspensión electrónica activa, puños calefaccionados y la lista sigue.

El conjunto ciclo, el motor y la electrónica hacen que la moto sea muy versátil, tanto para su uso en ciudad, autopistas, calles y sin dudas es capaz de humillar a muchas super-sport en un circuito. Con un precio de solo 27.000 dólares, se ubica muy bien frente a la competencia. Si bien no es una moto económica, su relación precio-equipamiento-prestaciones, es muy excelente.

***

***

LO QUE MÁS NOS GUSTÓ

M.A.:
– La sensación de calidad en prácticamente todos los componentes de la moto
– El precio, comparado con la competencia, es sumamente competitivo teniendo en cuenta el equipamiento que trae.
– Cuando te toca un día de lluvia, las ayudas electrónicas son muy bienvenidas.

M.F:
– El motor, la potencia, los frenos, todo.
– Hilando más fino, el sonido, sobretodo de la caja, que con los engranajes rectos suena muy bien.
– La cantidad de electrónica que tiene, hace que la espera en los semaforos sea divertida.

LO QUE MENOS NOS GUSTÓ

M.A.:
– La selectora de marchas estaba algo dura, pero quizás por ser una unidad con pocos kilómetros.
– Los espejos vibraban bastante a velocidades de autopista, algo que en la S1000RR no sucede al estar montados en el carenado.
– Sin dudas el calor que emanaba el motor en en tránsito urbano era altísimo.

M.F.:
– El calor que tiraba en verano, por momentos era realmente molesto.
– El despeje al piso, tocó en una loma de burro grande, y hay que olvidarse de bajar un cordón.
– El consumo, pero no voy a ahondar en eso.

***

***

FICHA TÉCNICA

Modelo probado: BMW S1000R
Origen: Alemania
Precio: 27.000 dólares

Comercializa: BMW Motorrad Argentina (http://www.bmw-motorrad.com.ar/)

MOTOR
Tipo: cuatro cilindros en línea, 4 tiempos, DOHC, 4 válvulas por cilindro, inyección electrónica, refrigeración líquida y aceite.
Cilindrada:  999 cc.
Diámetro x carrera: 80 mm x 49.7 mm
Potencia: 160 CV a  11,000 rpm
Torque: 112 Nm a 9.250 rpm

TRANSMISIÓN

Embrague: Multidisco en baño de aceite, anti rebote, accionamiento por cable
Tipo: Transmisión por cadena 17/45.
Caja: seis velocidades con engranaje recto y quickshifter.

CHASIS
Tipo: De aluminio con motor autoportante
Suspensión delantera: Horquilla telescópica 46mm ajustable electrónicamente con 120mm de recorrido.
Suspensión trasera: Basculante de aluminio con amortiguador monoshock de compresión y rebote ajustable electrónicamente con 120mm de recorrido.
Frenos delanteros: Doble disco, caliper radial de 4 pistones Brembo, 320 mm de diámetro, 5 mm de espesor
Frenos traseros: Monodisco, caliper flotante de un pistón Brembo, 220 mm de diámetro, 5 mm de espesor
ABS: Si
Control de tracción: Si
Neumáticos: 120/70 ZR 17 adelante y 190/55 ZR 17 atrás.

PRESTACIONES
Velocidad máxima: + 200 km/h
Consumo medio: 6,7 l/100km

DIMENSIONES
Largo: 2,057 mm
Avance: 98.5 mm
Despeje: 160 mm
Altura de asiento: 814 mm
Peso con depósito lleno: 207 kg
Tanque de combustible: 17.5 litros

Galería: Test Ride: BMW S1000R