KTM puede ser una compañía que se tome realmente en serio el negocio de las motos eléctricas. En una época las motos eléctricas eran tan seductoras como un carrito para discapacitados al que le faltaban dos ruedas, hoy en día ya estamos viviendo una época en la que ya se han vuelto objetos divertidos que brindan una buena experiencia de manejo. Pero, hasta el momento, no son particularmente prácticas.

Pero KTM está determinado a convertirse en uno de los pioneros en la búsqueda por el combo perfecto de precio, producto y practicidad. Habiendo ya incursionado en algunas motocicletas de producción con sus E-Ride (E-SX, E-SM, E-XC), no sorprende que la compañía esté enfocada en trasladar todo ese conocimiento a las calles. Estas fotos espías prueban, también, que las ideas de KTM se encuentran en un estado bastante avanzado.

El hecho de que el prototipo está basado casi por completo en la Duke 390 es algo muy importante. Esta no es una moto que apunte al touring o a la pista, donde el doble golpe de autonomía y alta performance terminan matando a la mayoría de los proyectos antes de que lleguen a poner el enchufe en la pared. En cambio, esta está pensada como una naked urbana atrevida, claramente destinada para aquellos que se mueven cotidianamente por el tránsito urbano, que usan mucho la moto pero que muy rara vez van a encarar un viaje largo que no los deje regresar a casa con una sola carga. Y en este contexto los austríacos pueden haber dado en la tecla.

Mientras muchos proyectos futuristas encaran el diseño para el lado de Ovnis tipo Tron, hay una gran mayoría de riders abiertos a la idea de que una eléctrica debe verse, sentirse y comportarse como una motocicleta. La Duke-E encuadraría en esos requisitos, combinando la reputación de la marca como uno de los creadores más idóneos de Naked con la practicidad urbana de la energía eléctrica.

Esta mula de prueba de KTM tiene manetas de embrague y de freno, con el complemento completo de los controles de freno, insinuando que KTM estaría retomando desde donde la difunta Brammo dejó sus desarrollos, ofreciendo una experiencia convencional con caja de cambios.

Adhieran o no a los argumentos de cuidado del medio ambiente, eso está sujeto a lo que ustedes elijan creer. Claramente hay beneficios en los vehículos cero emisiones para la calidad del aire en las ciudades, pero también es muy claro que la electricidad necesaria para cargar las baterías no se genera sola o al menos sin impacto ambiental, y tampoco es el proceso de fabricar baterías.

Hasta el momento KTM se negó a hacer comentarios sobre estas imágenes o sus futuros planes, lo que significa que no hay pistas de precios o disponibilidad, pero si hay pocas dudas de que esto es una seria demostración del futuro no tan distante de la marca austríaca, y el futuro de la movilidad urbana en dos ruedas.

Si el precio es justo, las cosas podrían ponerse interesantes.

***

 

Espías: ¿una KTM Duke eléctrica?
El típico chasis de acero tubular tipo trellis, tan característico de esta moto, parece haber desaparecido para dejar lugar a la nueva planta impulsora.

Espías: ¿una KTM Duke eléctrica?

Espías: ¿una KTM Duke eléctrica?

Espías: ¿una KTM Duke eléctrica?

Espías: ¿una KTM Duke eléctrica?

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com