Los rumores sobre que el Grupo Volkswagen está investigando el mercado financiero internacional para vender Ducati Motor a un precio adecuado resurgen una vez más. Desde que el dieselgate irrumpió por primera vez, poniendo a todo el Grupo Volkswagen en una potencial condición financiera apretada, el rumor ha sido algo parecido al Monstruo del Lago Ness; atraviesa la calma superficie del lago, asusta debidamente a los supuestos testigos del avistaje y después toda es negado y ridiculizado.

Esta vez, el rumor viene por parte de la agencia de noticias Reuters, una de las más respetadas en el mundo. Volkswagen cierra el caso sin hacer comentarios, y el encargado de relaciones institucionales de Ducati, Francesco Rapisarda, confirmó vía telefónica a un medio británico que, hasta el momento, no hay nada que pueda corroborar el rumor.

Ducati fue adquirida por el Grupo en 2012 a partir de una solicitud específica del Dr. Ferdinand Piech, presidente del grupo hasta 2015, quién estaba enamorado de la marca, su tecnología desmodrómica y el diseño atrevido de sus motocicletas. Ducati fue un regalo muy especial para celebrar sus 75 años -los de Piech-.

Al momento Volkswagen pagó a Investindustrial, de Andrea Bonomi, 1.120 millones de dólares para adquirir una marca de motocicletas que gozaba de una buena reputación e imagen, pero cuyas finanzas no gozaban de buena salud.

Volkswagen realizó inversiones sustanciales y al día de hoy Ducati Motor se ha desarrollado con fuerza en términos de imagen y también en los números, con ventas que crecieron 40% llegaron a casi 60.000 unidades en 2016. Los indicadores de productividad de la marca están sólidos, y sus  ingresos superan los 750 millones de dólares.

Evercore, una firma global independiente en consultoría en banca de inversión, se supone que está investigando el mercado para buscar inversores que estén dispuestos a poner sobre la mesa unos buenos 1.600 millones de dólares. El mundo industrial y financiero de Italia no se espera que tenga reacción alguna. Los fondos podrían venir de China, con SAIC Motor, o hasta de la India con la recién llegada a nuestro mercado, Hero Motor.

Algunas fuentes creen que las razones detrás del posible desprendimiento de Ducati Motor por parte de Volkswagen tienen menos que ver con una necesidad financiera causada por el dieselgate de lo que muchos analistas suponen. 1.600 millones de dólares solo son un pequeño parche para una herida de 15.000 millones. De esta manera, Volkswagen estaría siguiendo los pasos de Ford y Harley-Davidson, que cuando la gran crisis de 2008 asomó, se enfocaron en sus negocios núcleo y dejaron de lado todos los negocios y marcas periféricas.

En este escenario, un factor adicional debe incluirse: El Dr. Piech ha perdido casi todo su poder en el Directorio y a nadie en Volkswagen le importa mucho su juguete personal. Sin importar cuan fuerte y saludable haya crecido.

 

Fuente: Cycle World y Reuters

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com