Hace unos meses, en una entrevista del sitio motociclismo.es, Pol Espargaró dijo que cree ciegamente que puede ganar en MotoGP. Y ha reiterado esa convicción en declaraciones en la web de MotoGP poniendo un plazo de tres años para lograr este objetivo. Es decir, 2019.

Como ejemplo está la experiencia en el Moto3, donde KTM se mide de igual a igual con Honda. Y en Moto2 están peleando fuerte, como se pudo ver en Qatar con la carrera de Miguel Oliveira, que estuvo a décimas de quedarse con el primer puesto con la KTM en su primera carrera.

La presentación de la RC16 es el centro de millones de miradas, puesto que todos saben que la marca austríaca no se mete a competir en una categoría para ver qué onda.

"Estoy acá para luchar por victorias y, si lo han logrado en muchas otras competiciones, ¿por qué no en MotoGP?", se pregunta Pol Espargaró, quien fue 16º en su debut con KTM en Qatar. "El desarrollo de la moto va muy rápido, no sabemos dónde podemos estar a mitad de temporada. Será difícil, pero confío en KTM", afirmó.

Sí saben donde están parados ahora, luego de los resultados en Qatar, y eso es a 33,6 segundos de Maverick Viñales que fue el ganador de la primera carrera del año. Hace dos años, la única Aprilia que pudo terminar la primera carrera de la marca, con Marco Melandri, llegó un minuto y 48 segundos detrás de Valentino Rossi.

Si bien el primer objetivo de KTM es Aprilia, su espejo es Suzuki, que en menos de dos años logró ganar en MotoGP. Y ahí todavía están algo detras, ya que Aleix Espargaró -en ese entonces con Suzuki- cruzó la meta a menos de 20 segundos de The Doctor. Pero quizás sea un dato más relevante que los segundos la velocidad media re specto del ganador, ya que Viñales venció a una media de 165,5 km/h, mientras Rossi lo hizo a 166,7 km/h.

Aleix hizo 1,3 km/h de promedio menos que Rossi en 2015, mienstras que Pol viajó a 2,4 km/h menos que Viñales en el inicio de esta temporada 2017. Una diferencia importante pero no desoladora. Sobre todo si se tienen en cuenta las sensaciones del piloto, que suelen ser más importantes que los números:

"Siento la KTM como mía, indomable y fuerte en las frenadas. Me gusta frenar tarde y tirarme al ángulo. Me gusta como se lleva la KTM y creo que se adapta mejor a mí forma de pilotar."

"Hace unos años, en Moto2, estaba luchando con pilotos que hoy en día están ganando carreras y esto resulta un poco frustrante porque creo que puedo estar con ellos", agregó el catalán.

Si se cumplen los plazos del objetivo de KTM, muy pronto estará peleando mano a mano con los pilotos de punta.

***

2019: La meta que se propone KTM para conquistar el MotoGP

2019: La meta que se propone KTM para conquistar el MotoGP

2019: La meta que se propone KTM para conquistar el MotoGP

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com