Con el fin de combatir a los motochorros se llevo una reunión para realizar una modificación por Decreto, a la Ley Nacional de Transito. Así lo anunciaron desde el Ministerio de Seguridad, Cristian Ritondo  junto a Patricia Bullrich, titular de la cartera de Seguridad de la Nación, Guillermo Dietrich , Ministro de Transporte y Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

"En los últimos años se ha verificado el constante crecimiento de robos con motovehículos, llegando a cifras que alcanzan el 60 % de los delitos cometidos en algunas provincias, como la de Tucumán", indicaron desde la cartera de Seguridad de la provincia.

Para intentar controlar esta situación el Poder Ejecutivo, en consenso con la mayoría de los gobiernos provinciales, "proyecta en lo inmediato modificar el Decreto Reglamentario de la Ley Nacional de Tránsito para su aplicación en todo el territorio nacional", con cambios que apuntan a los conductores de las más de 7 millones de motos en circulación en el país.

La reforma no será de aplicación inmediata, ya que se prevé un plazo estimado de tres meses para que los conductores de motos se adecuen al nuevo sistema, así como “un período en el Registro Nacional de la Propiedad del Automotor para que se registren quienes aún no tienen las patentes”, confirmó Bullrich. Una vez vigente, su incumplimiento será considerado como una falta grave a la Ley Nacional de Tránsito, por lo que la moto quedará inmediatamente retenida y, si el titular no la retira dentro de los 60 días, va a ser descontaminada y compactada.

Los principales puntos de esta modificación son:

  • Cada provincia podrá establecer restricciones de circulación de motovehículos con dos ocupantes en determinadas áreas y/o en determinados días y horarios.
  • El conductor y el acompañante deberán contar con la identificación del número de patente en los cascos
  • Será obligatorio el uso de chaleco reflectante con la identificación del número de patente sólo para el acompañante, "dado que la mayoría de estos delitos son cometidos por dos personas".
  • Para cargar combustible en las estaciones de servicio, los motociclistas deberán cumplir con esas nuevas exigencias
  • El incumplimiento al uso de casco y chaleco identificatorio será considerado falta grave en los términos de la Ley Nacional de Tránsito e implicará el inmediato secuestro del motovehículo.
  • Si una moto secuestrada no es retirada por el titular dentro de los 60 días de su retención, será descontaminada y compactada, pudiendo destinarse a la utilidad pública.
Decreto Ley de Transito 2017

Fuente: La Nación

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com