Uniforme negro, camuflaje hasta en los lentes oscuros y barbijo al tono. Pero también Toyota Hilux, Ford Ranger, Nissan Frontier, Fiat Toro y Dongfeng Menshi.

La Fuerza de Respuesta Inmediata (FRI) de la Policía Federal desembarcó esta semana en Rosario y trasladó toda su flota de vehículos a esa ciudad de Santa Fe en lo que marcó el debut de esta nueva brigada de seguridad, una especie de SWAT de Argentina.

Las tropas y vehículos de FRI tuvieron su primera misión en Rosario ante el aumento del delito en las últimas semanas, como producto de enfrentamientos armados entre bandas de narcotraficantes: se duplicaron los homicidios en sólo un mes.

Esta especie de SWAT local está integrada por efectivos seleccionados de las diferentes divisiones de la Policía Federal. Serán uniformados especializados en el manejo de armas y estrategias de combate del delito.

La FRI es una fuerza de elite que estará dividida en seis grupos regionales, de entre nueve y 12 efectivos cada uno. Actuarán en tareas de represión y prevención del delito de manera separada o unificada, según lo requiera cada caso.

Como en toda Fuerza de Respuesta Inmediata -un concepto que ya existe en fuerzas policial de varios países- los vehículos para trasladarse hasta el lugar de los hechos son fundamentales. Para ello cuentan con una flota de motos (Kawasaki, Yamaha y Honda), autos (Chevrolet Cobalt, Fiat Linea, Ford Focus y Peugeot 408) y pick-ups (Nissan Frontier, Ford Ranger y Toyota Hilux).

Además, la nueva FRI utilizará varios de los vehículos que China le donó al Estado argentino para garantizar la seguridad de la Cumbre del G20, que se celebró en Buenos Aires en diciembre de 2018.

Entre ellos, llegaron cinco blindados Dongfeng Menshi CSK-131 y veinte motos CFMoto 1100. El Menshi CSK-131 es un carro blindado 4Á—4, con capacidad para seis ocupantes. Mide seis metros de largo, dos y medio de ancho y pesa 3.700 kilos. Cuenta con un motor Cummins 3.0 turbodiesel, con 200 caballos de potencia y 500 Nm de torque. Alcanza una velocidad máxima de 135 km/h y puede ser equipado con una amplia variedad de armamento liviano.

***

***

Cable de la Agencia Télam Desembarcó en Rosario la nueva Fuerza de Respuesta Inmediata en procura de prevenir delitos

Integrantes de la Fuerza de Respuesta Inmediata (FRI) de la Policía Federal Argentina (PFA) desembarcaron en la ciudad santafesina de Rosario como apoyo a la policía local en las tareas de prevención del delito, informaron hoy fuentes oficiales.

La decisión fue adoptada durante una reunión remota que mantuvieron la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, ante el recrudecimiento de delitos y los casos de homicidios en esta ciudad luego del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Se trata de un equipo de agentes especialmente seleccionados de distintas divisiones de la PFA, que actuarán en horarios y lugares específicos de acuerdo a la organización que mantendrán con las autoridades de la fuerza provincial.

"El despliegue de la FRI está enfocado a los lugares de alto tránsito de personas en las horas pico, especialmente cuando la gente sale de sus casa para dirigirse a sus lugares de trabajo y en el regreso", dijo a Télam un vocero de esa fuerza.

La metodología de trabajo es "generar operativos de saturación y respuesta inmediata, ya que tienen forma específica de actuación con la utilización de grupos conformados por dos motos, un móvil y una camioneta de apoyo", agregó.

“La presencia del escuadrón de la Fuerza de Respuesta Inmediata viene a sumarse a las tareas de prevención del delito en la ciudad de Rosario”, dijo Perotti tras el acuerdo firmado con Nación.

Según un comunicado oficial, agregó que “ya se encuentran trabajando junto a nuestras fuerzas, diagramando el despliegue de los operativos”.

El refuerzo de la seguridad pública mediante el envío de fuerzas federales a Rosario ha sido recurrente en los últimos siete años, cuando la dinámica violenta del fenómeno narcrocriminal de esta ciudad provocó un notable incremento de los asesinatos.

El secretario de Seguridad Pública de la provincia, Germán Montenegro, dijo que “lo que se ha trabajado es el apoyo de las fuerzas federales en los despliegues recientes, en función de los enfrentamientos que ha habido en la ciudad de Rosario”.

Según el Observatorio de Seguridad Pública, en septiembre ocurrieron 22 homicidios en el departamento Rosario, el doble de los registrados en agosto.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad local, la crisis económica que agravó la pandemia repercute también en los mercados ilegales de estupefacientes, cuyos actores dirimen la disputa por esos recursos más escasos de modo violento.

La fragmentación de ese mercado en varias organizaciones criminales más o menos pequeñas que no logran imponer al resto su hegemonía es, según la cartera de Seguridad, otro de los motivos de los asesinatos en Rosario.

“A partir de la semana que viene contaremos con un nuevo tipo de intervención, como es la Fuerza de Respuesta Inmediata (FRI) de la Policía Federal, una modalidad nueva que desarrolló el Ministerio de Seguridad y que está trabajando en provincia de Buenos Aires con muy buenos resultados”, agregó Montenegro.

La FRI tiene por objetivo incrementar la prevención del delito mediante el patrullaje en grupos y la coordinación de los mismos ante casos de intervención.

“La dinámica del despliegue de fuerzas especiales en el territorio tiene un impacto positivo e inmediato que se espera resulte de igual manera en Rosario”, cerró Montenegro.

Galería: FRI: los SWAT argentinos llevaron todos sus vehículos a Rosario

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com