Para muchos argentinos, el nombre Chevrolet Monza remite a un auto que llegó importado de Brasil en los años ’90. Era una adaptación tropical del Opel Ascona alemán, que se mantuvo en producción hasta 1996.

Sin embargo, ahora el Chevrolet Monza es un auto muy diferente: un sedán para el Segmento C (compacto), que ya se presentó en China, donde ocupará el lugar que dejó vacante el Cruze. Y ahora hay rumores que indican que ese mismo Monza, pero fabricado en México, también reemplazaría al discontinuado Cruze en América del Norte.

El nuevo Monza fue desarrollado sobre la Plataforma GM-Patac-K, que ya están adoptando varias SUVs y sedanes de General Motors y Saic en China. Con respecto al Cruze Sedán, el Monza es un vehículo un poco más chico: mide 4.63 metros de largo (tres centímetros menos) y tiene 2.64 metros de distancia entre ejes (seis menos).

Los motores que ofrece el Monza en China también son más chicos. Arranca con el conocido 1.0 turbo del Onix, pero GM ya anunció que hay en desarrollo un 1.3 turbo de cuatro cilindros y 163 caballos.

La planta que GM Argentina tiene en Alvear (Santa Fe) es la única en todo el mundo que produce el Cruze en la actualidad. La marca ya anunció que el Cruze convivirá a partir del 2022 con un segundo modelo producido en Alvear: se trata del Proyecto A.V.A. (un vehículo de “Alto Valor Agregado”) fabricado sobre la Plataforma GEM.

Rodrigo Fioco director de Marketing de Producto de GM Mercosur dijo: “Podría ser la nueva Tracker”, un modelo que ya se vende en Argentina, pero importado desde Brasil (leer más).

***

Galería: El nuevo Chevrolet Monza reemplazará al Cruze en varios mercados