"Sí, podría ser la nueva Tracker". Con estas palabras, Rodrigo Fioco, director de Marketing de Producto de General Motors Sudamérica (foto de arriba), brindó un adelanto del nuevo modelo que GM fabricará en su Planta Alvear, en Santa Fe.

Se trata de un "vehículo de alto valor agregado", que comenzará a producirse en nuestro país a partir del año que viene. "Los trabajos de adaptación de la línea de producción estuvieron suspendidos por la pandemia, pero se retomarán en el último trimestre del año. En el segundo semestre de 2021 se fabricarán los primeros vehículos piloto para pruebas y el lanzamiento del nuevo modelo está previsto para el 2022", agregó Bernardo García, gerente de Comunicación de GM Argentina.

El anuncio se realizó hoy en el marco del lanzamiento de la nueva Tracker, que por el momento estará llegando a la Argentina importada de Brasil (ver equipamiento y precios).

"El objetivo es seguir desarrollando nuestro polo industrial de Rosario. No hemos cancelado ningún proyecto, pero la pandemia nos obligó a reprogramar algunos planes. Las inversiones siguen adelante", agregó Fioco.

Esta no sería la primera vez que GM produce dos modelos idénticos en Argentina y Brasil. Ya ocurrió en el pasado con las diferentes evoluciones del Corsa/Classic. Otro caso parecido es el de Renault, que produce en Argentina y Brasil los mismos Sandero y Logan. O el de Honda, que hasta el mes pasado produjo en Campana la HR-V en simultáneo con Brasil. En el caso de las marcas francesa y japonesa, esto se hizo para equilibrar el coeficiente de intercambio comercial entre los dos países ("Flex"). Es posible que sea el mismo motivo por el cual GM habría tomado esta decisión.

Entre Argentina y México también hay modelos gemelos. Nissan fabrica la Frontier en los dos países y Volkswagen también producirá el Proyecto Tarek en México y Argentina.

El Proyecto A.V.A. (un vehículo de "alto valor agregado") consiste en una inversión de 500 millones de dólares para la Planta Alvear. La mitad de ese desembolso lo realizará GM Argentina y la otra mitad corresponderá por cuenta de las empresas autopartistas que forman parte del ese complejo industrial de Santa Fe.

Los primeros indicios de que la nueva Tracker sería el modelo elegido para complementar la producción del actual Cruze corrieron por cuenta del sindicato Smata, en agosto de 2019. El actual presidente Alberto Fernández también había brindado algunas pistas al anunciar que se trataría de "una camioneta" (leer nota).

***

ADEMÁS Las respuestas a las preguntas de los lectores de Autoblog

Inversión de General Motors: el próximo Chevrolet que se fabricará en Argentina

Esta mañana, durante la transmisión en vivo del lanzamiento de la nueva Chevrolet Tracker en la Argentina, los lectores de Autoblog plantearon algunas consultas para los directivos de General Motors en esta nota.

Autoblog participó este mediodía de una rueda de prensa vía Zoom donde se respondieron algunas de estas preguntas y también las de otros medios. Los tramos más destacados se transcriben a continuación. Responde el director de Marketing de Producto de General Motors Sudamérica, Rodrigo Fioco (foto de arriba).

-Con respecto a la anterior Tracker, ¿por qué se dejaron de ofrecer las versiones con tracción integral y por qué perdió los frenos a disco en las cuatro ruedas?
-Las SUVs del Segmento B (chico) pertenecen al grupo de modelos que están teniendo mayor crecimiento en el mercado regional. Hoy tienen el 20% de participación total y seguirá creciendo. La anterior Tracker fue muy bien recibida por el mercado argentino y eso nos permitió desarrollar y ajustar las necesidades del público para esta nueva Tracker. Sabíamos que teníamos que mejorar en eficiencia de combustible y en seguridad, y lo hicimos. Pero también vimos que la demanda de versiones 4WD se estaba achicando cada vez más. Hoy más del 90% de las SUVs de este segmento tienen tracción simple y la demanda 4WD se sigue achicando. Por ese motivo, decidimos reservar este sistema de tracción para las otras SUVs que vendemos en la Argentina, como las Equinox y Trailblazer. Con respecto a los frenos, a la hora de desarrollar un nuevo producto nos interesan más los outputs que los inputs. Es decir, priorizamos ante todo el resultado. Es decir, nuestro objetivo era lograr un buen frenado. Por eso mejoramos la tecnología de frenado de la nueva Tracker y en nuestras pruebas logramos una distancia de 40 metros para detenerse de 100 km/h a cero. Es un desempeño muy superior a la competencia, que se consiguió con frenos traseros de tambor de mayor tamaño y mantenimiento más económico. Además, la nueva Tracker pesa en promedio 123 kilos menos que la anterior Tracker, aunque creció en dimensiones. Es porque se utilizaron más aceros de alta resistencia, igual que el Cruze. A menor peso, menor demanda sobre el sistema de frenado.

-Con respecto a la Tracker que se vende en Brasil, ¿por qué en Argentina no se ofrece la caja manual de seis velocidades y tampoco el motor 1.0 Turbo?
-Queremos tener una oferta completa de producto para Argentina, pero también queremos que sea asertiva: ni más ni menos de lo que busca el consumidor. En Brasil tenemos el motor 1.0 turbo, que brinda una prestación espectacular. Y sabemos que el consumidor argentino busca la prestación superior del 1.2 turbo. El otro pilar que buscamos fue conseguir la camioneta más económica del segmento. Con la caja manual de cinco velocidades estamos 16.1 kilómetros por litro y 14.08 kilómetros por litro con automática. Es cierto que con una caja manual de seis velocidades se podría conseguir un consumo aún menor, pero ya tenemos una clara ventaja sobre la competencia con la caja de cinco marchas. Además, en este segmento, la demanda por transmisiones manuales es cada vez más pequeña. Está ocurriendo lo mismo que con la doble tracción. El público de este segmento busca en su gran mayoría caja automática y tracción simple.

-En la presentación se mencionó que el público argentino valoriza cada vez más la seguridad. ¿Por qué entonces el Frenado Autónomo de Emergencia se ofrece sólo en la versión tope de gama y no hay suspensiones más modernas, como eje trasero independiente?
-El contenido básico de seguridad de la Tracker es muy bueno desde las versiones de entrada a gama. Incluso las variantes más económicas ya vienen con seis airbags, control de estabilidad y sistema OnStar. Con respecto a la suspensión, retomo el concepto de inputs y outputs: el objetivo era obtener un comportamiento dinámico ejemplar y eso se consiguió con creces. Nuestro objetivo, siempre que hablamos de la performance de un Chevrolet, es brindarle una sonrisa al consumidor. Un sentimiento de confianza y control al manejar su Chevrolet.

-¿El objetivo de la nueva Chevrolet Tracker es lograr el liderazgo del mercado argentino? ¿Cómo analizan la competencia con otros nuevos rivales, como el VW Nivus que se presentará en nuestro mercado a fin de año?
-Sí, con la nueva Tracker buscamos el liderazgo del segmento. No es arrogancia. Es evaluar la historia de la anterior Tracker y ver las posiblidades del nuevo producto. El nuevo Chevrolet Onix ya se posicionó como el auto más vendido de la Argentina y la nueva Tracker puede repetir esto en su segmento. Con respecto al Nivus, consideramos que es un producto más cercano a lo que ofreció en su momento el Onix Activ. Nuestra experiencia indica que las SUVs son productos aspiracionales. Cuando un consumidor elige un crossover es porque tal vez no pueda llegar a pagar su sueño original: tener una camioneta. La Tracker satisface esa aspiración de manera más concreta que un crossover.

-¿Existe la posibilidad de equipar al nuevo Onix con el motor 1.2 turbo de la Tracker? ¿No sería un buen motor para un Onix RS deportivo?
-Me encantaría. Sería cumplir un sueño, porque me encantan los autos de buenas prestaciones. Siempre estamos evaluando nuevas posibilidades y quizás algún día se concrete. El 1.2 turbo es un motorazo, me encantaría verlo en más modelos de nuestra gama.