¿QUÉ ES?: Es la investigación definitiva sobre la historia del Volkswagen Escarabajo (Sedán, Käfer, Beetle, Fusca, Vocho, Coccinelle, etcétera). La escribió el investigador alemán Bernhard Rieger, por encargo de la Universidad de Harvard. Por primera vez, se edita en la Argentina en español. Lo edita Lenguaje Claro, está impreso en la Argentina y ya está a la venta en nuestro mercado.

MECÁNICA: Motor trasero tipo bóxer, refrigerado por aire. ¿Qué esperabas? No, es broma. Es un libro de 440 páginas en formato 23Á—15, con medio kilo de historias de uno de los autos más entrañables del mundo.

LO MÁS: Rieger es alemán, pero la edición argentina de este libro tiene un encantador toque local. Incluye ilustraciones del artista argentino Rafael Varela y fotos del archivo de los historiadores locales Federico Kirbus y Gustavo Feder.

LO MENOS: Es la "historia definitiva", porque VW ya confirmó que el actual The Beetle no tendrá sucesor. Leer obituario.

EL DETALLE: Hay más información acá abajo, incluyendo el Prólogo, para descargar y leer de manera gratuita.

PRECIO: 990 pesos. Venta online en la web de Lenguaje Claro.

***

 

***

Comunicado de prensa de Lenguaje Claro Editora El auto del pueblo. Una historia global del Volkswagen Beetle

La historia del Volkswagen Beetle se remonta a la Alemania del Tercer Reich. Su prototipo se presentó en el Salón del Automóvil de Berlín de 1938 como un carro familiar, económico y de extraña silueta. Sin embargo, recién comenzaría a producirse terminada la Segunda Guerra Mundial.

Varias décadas después, el 17 de febrero de 1972 salía de la fábrica alemana la unidad número 15.007.034 y el VW Beetle se convertía en el automóvil más vendido del mundo. Como si fuera poco, desplazaba del liderazgo mundial a una auténtica leyenda: el Ford T (1908-1927).

Escarabajo, Fusca, Vocho y Sapito

Más allá de sus cualidades técnicas y bajo costo, el éxito del Volkswagen Beetle se debió a su incomparable capacidad para conquistar la imaginación de la gente en distintos países y culturas. En Alemania Occidental se convirtió en símbolo del “milagro económico” de la década del cincuenta. En Estados Unidos fue adoptado por la clase media acomodada y también por la contracultura hippie. Y una vez que su popularidad empezó a declinar en el Primer Mundo, Volkswagen trasladó su fabricación hacia México y Brasil. Allí, a pesar de la inestabilidad económica, encarnó el espíritu de la resistencia necesaria para seguir adelante con la motorización masiva. A partir de allí, América Latina también fue protagonista de la historia del Volkswagen Beetle, recibiendo distintos y afectuosos sobrenombres. En Perú fue el Sapito (Perú), en la Argentina Escarabajo, Colombia y Ecuador lo llamaron Cachirulo, Vocho los mexicanos y Fusca los brasileños. Los diversos apodos sugieren el grado de éxito y apropiación alcanzado entre los conductores latinoamericanos.

A lo largo de estas páginas, de lectura irresistible, Bernhard Rieger indaga en los aspectos culturales, tecnológicos, políticos, económicos, de diseño industrial y de genio publicitario que explican como un encargo de Hitler diseñado por Ferdinand Porsche se convirtió en uno de los autos más queridos del mundo. Pluralidad de fuentes y testimonios de primera mano –ejecutivos, ingenieros, operarios, periodistas, publicistas, coleccionistas y simples conductores– convierten a El auto del pueblo en la primera historia integral del ícono de la motorización masiva de posguerra en todo el mundo: el Volkswagen Beetle.

Índice
Prólogo | “Ciertas formas son difíciles de mejorar”

  1. Antes del “Auto del Pueblo”
  2. ¿Un símbolo de la comunidad popular nacionalsocialista?
  3. “No debemos exigir nada”
  4. Ícono de la joven República Federal
  5. Un éxito de exportación
  6. “¡El Beetle ha muerto! ¡Larga vida al Beetle!”
  7. “Llevo un vochito en el corazón”
  8. Acerca de viejos y nuevos Beetles
    Epílogo | El Volkswagen Beetle: un ícono mundial
    Agradecimientos
    Índice de nombre y conceptos
    Anexo fotográfico y documental de la edición en español
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com