Desde hoy, la Planta El Palomar del Grupo PSA retoma la producción de autos de Peugeot y Citroën. El establecimiento del partido de Tres de Febrero estuvo cerrado y en cuarentena desde el 20 de marzo.

Allí se producen los Peugeot 308, 408 y Partner, además de los Citroën C4 Lounge y Berlingo. Con el regreso a la actividad, además habrá una novedad: comenzará la producción en serie del nuevo Peugeot 208 II.

Se trata de la segunda generación del hatchback para el Segmento B (chico), que en su primera evolución se produjo en Brasil y ahora se radicó en la Argentina. Fue una inversión de 320 millones de dólares para modernizar la planta y radicar la nueva Plataforma CMP, que también permitiría producir otros modelos sobre la misma base estructural.

Antes de la cuarentena por el Coronavirus, en El Palomar se produjeron varias unidades de preserie. Fueron los vehículos camuflados que se utilizaron para las pruebas y ensayos, que vienen siendo fotografiados por los paparazzi de Autoblog hace un año (ver fotos).

El lanzamiento oficial del nuevo 208 II está previsto para agosto. El plan inicial era presentarlo en junio, pero se demoró por la crisis sanitaria. Desde El Palomar, el nuevo Peugeot será exportado a Brasil, Uruguay y otros mercados. No convivirá con el 208 brasileño, que ya está dejando de producirse en Porto Real.

Por el momento, no está previsto que el nuevo 208 II reemplace a algunos de los Peugeot y Citroën que se producen en El Palomar. Sin embargo, en las últimas listas de precios de estas dos marcas comenzaron a discontinuarse algunas versiones de producción local, como los 408 nafteros (sólo quedaron las variantes HDi).

***

Por dentro y por fuera: así es el nuevo Peugeot 208 fabricado en Argentina
Para saber todo sobre el nuevo Peugeot 208 II se recomienda leer esta sección de Autoblog.

***

Comunicado de prensa de Groupe PSA El Centro de El Palomar reiniciará la producción de forma gradual y segura a partir de hoy

Medidas de protección reforzadas compartidas con los interlocutores sociales y aplicadas antes de la reanudación de las actividades productivas. Auditoría realizada en la unidad para garantizar la aplicación impecable de todas las medidas preventivas. Una reanudación gradual y segura de la producción, en consonancia con la actividad comercial.

"La protección y el bienestar de nuestros colaboradores y sus familias siguen siendo las prioridades en la gestión de nuestras operaciones. El Protocolo Reforzado de Medidas Preventivas implementado en nuestro Polo Industrial de Argentina, situado en la Planta de El Palomar y como en todas nuestras unidades, proporciona un alto nivel de protección para nuestros colaboradores, siendo este el primer criterio analizado para retomar las operaciones en nuestras unidades de producción. Como la actividad de fabricación está impulsada por la comercial, que es nuestro segundo criterio, estamos reiniciando de forma gradual y segura nuestro sistema industrial para fabricar los vehículos deseados por nuestros clientes. Estos dos criterios guiarán nuestras decisiones en las próximas semanas y meses", sostuvo Jean Mouro, Vicepresidente Senior de Operaciones Monozukuri América Latina de Groupe PSA.

"Desde la interrupción de la producción en el Centro de El Palomar, hemos puesto en práctica un protocolo sanitario reforzado en la unidad, con el apoyo de nuestro servicio médico y en estrecha colaboración con nuestros interlocutores sociales. Gracias a este esfuerzo colectivo, validado por una auditoría in situ, podremos reanudar la fabricación de vehículos en este sitio de manera gradual y segura", completó Miguel Ángel Latorre Delgado, Director del Polo Industrial Argentina de Groupe PSA.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria relacionada con el virus COVID-19, la prioridad de Groupe PSA ha sido proteger la salud de sus colaboradores y asegurar la sostenibilidad de la empresa. Durante el período de interrupción de sus actividades de producción, Groupe PSA aplicó un Protocolo Reforzado de Medidas Preventivas (1) adaptado al contexto de cada unidad industrial, comercial, terciaria y de investigación y desarrollo. Elaborado con los servicios de salud, este protocolo fue compartido en su totalidad con organizaciones sindicales representativas, siendo también objeto de auditorías sistemáticas. Además, las llamadas “Patrullas de Salud" se encargarán de verificar diariamente la aplicación de las medidas y acciones de protección en las unidades y de garantizar las medidas correctivas, de ser necesario.

La reanudación gradual y segura de la producción en la planta de El Palomar tiene lugar a partir de hoy.

Con este enfoque progresivo y responsable, la empresa actúa de acuerdo con su compromiso de proteger a sus colaboradores y familias, así como a sus clientes, asegurando al mismo tiempo su sostenibilidad.

Algunas de las medidas implementadas:

  • Utilizar dentro de lo posible el transporte individual. Para el uso compartido de vehículos y el transporte, se asegura la provisión de barbijos y la implementación de un procedimiento para sentarse (organización escalonada desde la parte trasera del transporte).
  • Comprobación de la temperatura en el ingreso a la unidad, además de la hoja de seguimiento para autocontrol requerida (con 14 días sin fiebre y otros síntomas).
  • Suministro individual de barbijos y disponibilidad de alcohol en gel.
  • Utilización obligatoria de gafas protectoras y barbijos en el sitio.
  • Respeto al distanciamiento social en todos los lugares de la unidad, incluidas las áreas de descanso y las áreas para fumadores con demarcación en el suelo.
  • Mantenimiento de las puertas abiertas (excepto las puertas contra incendios) para evitar el contacto con las manijas.
  • Limpieza frecuente de herramientas y superficies de trabajo.
  • Tiempo de espera durante cualquier cambio de piezas no preparadas en el entorno de la unidad.