General Motors Argentina anunció hoy el fin de la cuarentena para su fábrica de Alvear (Santa Fe). La planta que produce el Cruze estuvo cerrada desde marzo por el Coronavirus y por la caída de la demanda del mercado. La fabricación se reanudará el próximo 29 de junio.

Además, se espera que en Alvear se complete la inversión de 500 millones de dólares para el llamado Proyecto A.V.A. Se trata de un vehículo de "Alto Valor Agregado", del que GM aún no brindó mayores datos oficiales. Sin embargo, el sindicato Smata aseguró que consistirá en la nueva Tracker (que ya comenzó a producirse en Brasil), mientras que el presidente Alberto Fernández afirmó que se trata de una "nueva camioneta", tras reunirse con los directivos de GM (leer más).

Durante estos meses de cierre y suspensión de actividades, algunos operarios de GM participaron de un intercambio de recursos humanos y trabajaron en la fábrica de Unilever en Santa Fe (leer más).

Con la confirmación del reinicio de la producción de la planta de GM en Alvear quedan sólo dos fábricas de autos cerradas en la Argentina.

* Grupo PSA: La fábrica de Peugeot-Citroën en El Palomar podría volver a la producción en estos días. Junto con el reinicio de actividad se pondría en marcha la fabricación en serie del nuevo 208 II, que ya venía produciéndose en la forma de unidades de preserie (leer más).

* Iveco: La fábrica de la localidad cordobesa de Ferreyra es una de las automotrices más complicadas en la Argentina. Cerró en noviembre pasado y todos sus operarios fueron suspendidos, por la caída de demanda en el mercado. Estaba previsto que retomara la producción en abril pasado, pero el regreso de la actividad se postergó sin nueva fecha de reinicio por la pandemia del Coronavirus (leer más).

***

Comunicado de prensa de GM Argentina General Motors reabre su Planta de Alvear bajo estrictos protocolos de salud y seguridad

Alvear, Rosario, Santa Fe, 15 de junio de 2020.- El próximo 29 de junio General Motors reiniciará la producción en su Complejo Automotor ubicado en Alvear, Rosario, bajo estrictas normas de seguridad e higiene para todos los empleados y proveedores, conforme a los protocolos globales de la compañía para la prevención en la transmisión del Covid-19.

Los protocolos cumplen completamente los requerimientos de las autoridades gubernamentales nacionales y provinciales. Estos contemplan medidas de precaución tales como control de temperatura en distintas instancias, formularios de autodeclaración, protocolos de distanciamiento físico, elementos de bioseguridad para todo el personal, desinfección y limpieza de espacios comunes y de estaciones de trabajo y equipos, distanciamiento físico en las líneas de montaje y comedores sanitización continua en los espacios de trabajo y desinfección diaria de la planta.

“La salud y seguridad de nuestro empleados y colaboradores es nuestra prioridad y estaremos capacitando a todo el personal que ingrese a nuestro parque industrial para garantizar su trabajo en la reanudación de nuestra producción”, aseguró Federico Ovejero, Vicepresidente de General Motors Sudamérica Argentina, Paraguay y Uruguay.

“La pandemia por COVID desafió la salud y el trabajo de todos los argentinos. Es un paso importante volver a trabajar y producir de forma segura y responsable porque entendemos que de esta crisis se sale produciendo y cuidando de nuestras familias en primer lugar siempre”, agregó Ovejero.

Por su parte, Claudio Vulcano, Director de la Planta, aseguró que los protocolos instrumentados “contemplan las mismas medidas preventivas que el resto de las plantas de GM en el mundo que ya están funcionando”. “Además, los protocolos se compartieron con el sindicato SMATA con quienes se trabaja en forma conjunta a través del Comité mixto de Higiene y Seguridad”, agregó.

El reinicio de producción será hará en forma gradual y en un solo turno para producir el Chevrolet Cruze para el mercado argentino y principalmente los mercados de exportación, que incluyen Brasil, Paraguay y Uruguay.