Cierre de fábricas, despidos de personal y retiro completo de varios mercados. Esta es una semana de duros anuncios para la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, en su intento por recortar costos, sobrevivir en una economía mundial muy golpeada y terminar de dar vuelta la página del escándalo de su ex CEO, el fugitivo Carlos Ghosn (leer historia).

Ayer la Alianza anunció su nueva estrategia “Leader-Follow”, que le dio más poder a Renault en Sudamérica (ver nota). Y esta mañana se conocieron los planes de Nissan, donde se mantuvo a salvo sus plantas de producción en Argentina y Brasil en medio de un fuerte ajuste para otros mercados (ver nota).

Al mismo tiempo, se supo cómo se implementará la estrategia “Leader-Follow” en Brasil. Allí la alianza cuenta con las plantas de Nissan en Resende (donde se producen los March, Versa y Kicks) y de Renault en São José dos Pinhais (Kwid, Sandero, Stepway, Logan, Captur Mercosur, Duster, Duster Oroch y Master).

Con este nuevo plan, las plantas pasarán a producir vehículos para las dos marcas y el desarrollo de modelos quedará a cargo de Renault. Para eso, se radicará en Brasil la nueva Plataforma CMF-B. Así se llama la adaptación para el Segmento B (chico) de la base estructural conocida como “Common Module Family”, que Renault-Nissan viene utilizando desde hace siete años en varios mercados.

La CMF-B nació en 2019 para producir en Europa la quinta generación del Renault Clio, además de las nuevas Nissan Juke y Renault Captur (no confundir con la Captur Mercosur brasileña). Es una plataforma que permite ser adaptada para funcionar con motorizaciones híbridas y eléctricas. Además, es más liviana y tiene una mayor resistencia estructural ante pruebas de choque.

¿Esto significa que el nuevo Clio V, que se viene ensayando en Córdoba (ver fotos), se fabricará en Brasil? No, por ahora la Alianza no dijo nada de eso.

Por el momento, se limitó a informar de qué manera esta nueva plataforma impactará en la producción en Brasil. Por empezar, las fábricas del país vecino ya no estarán identificadas por marcas, sino por modelos. Una de las dos (no se informó cuál) se concentrará en SUVs, mientras que la otra pondrá el foco en hatchbacks y sedanes), siempre hablando de modelos del Segmento B (chico).

¿Esto implica la desaparición del Kwid, que venía utilizando la más económica Plataforma CMF-A? No se informó, pero tampoco se lo mostró en los planes a futuro.

Lo único que se confirmó es que, en el mediano plazo, se dejarán de producir en Brasil los actuales Renault Captur Mercosur, Sandero, Stepway y Logan, además de los Nissan March y Kicks. Los sucesores de estos seis modelos serán siete en total y todos usarán la nueva Plataforma CMF-B. No se informó cuáles serán esos modelos, sólo se mostraron sus siluetas: dos hatchbacks, dos sedanes y tres SUVs.

Se espera que mañana se comuniquen más novedades. Será el turno de Renault, la firma francesa que estará a cargo del desarrollo de la nueva gama de productos de la Alianza en nuestra región.

***

Renault prueba el nuevo Clio V en la Argentina (con la Alaskan como vehículo de apoyo)
Los nuevos Nissan y Renault se fabricarán en Brasil con la Plataforma CMF-B, que debutó con el Clio V en Europa. Este modelo se ensayó el año pasado en las rutas argentinas (ver nota).

***

VIDEO: Plataforma CMF - Explicación técnica