Un día después de que la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi anunciara su nueva estrategia global “Leader-Follow” (leer acá), esta mañana Nissan informó cómo se adaptará a esos lineamientos.

Como ya se venía anticipando desde hacía un mes, la marca japonesa tomó la decisión de cerrar sus plantas de producción en España e Indonesia. Allí se fabricaban vehículos utilitarios, pick-ups y autos pequeños. Tailandia, Japón y China quedarán como los únicos países con fábricas de Nissan en Asia.

También se anunció que Nissan se retirará de Corea del Sur y otros pequeños mercados asiáticos (que no fueron especificados). Además, su marca low-cost Datsun dejará de venderse en Rusia y quedará recluida sólo al mercado de India. La única buena noticia fue para los fans de las Z y GT-R: habrá más “autos deportivos” de Nissan en el futuro cercano.

El objetivo de Nissan es reducir un 20% su producción mundial de vehículos, pero optimizando la operación en sus fábricas para que trabajen siempre por encima del 80% de su capacidad. La gama de productos también se recortará en un 20%, al pasar “desde 69 a menos de 55 modelos”.

Se trata de un plan diametralmente opuesto al que Carlos Ghosn -salvador de Nissan y ahora prófugo de la Justicia japonesa- había pensado para la marca: Ghosn soñaba con una alianza donde Nissan fuera un gigante automotor mundial, en condiciones de disputarle el liderazgo a Toyota. El nuevo objetivo será concentrarse en pocos mercados, pero más rentables.

“El foco de Nissan estará puesto en Japón, China y América del Norte”, anunció esta mañana Makoto Uchida, CEO de Nissan.

¿Y qué representa esto para la presencia de Nissan en Argentina? La marca japonesa opera la línea de producción de pick-ups en la planta cordobesa Santa Isabel. Allí se produce la Frontier desde 2018 y a fin de año arrancará la Renault Alaskan. Esa fábrica sufrió un duro golpe cuando Mercedes-Benz decidió cancelar la producción de la Clase X (leer historia). Ahora la pick-up de Mercedes desaparecerá por completo, porque la condenada planta de Barcelona no seguirá adelante.

El objetivo de la marca japonesa para Sudamérica será “acomodarse a los objetivos de la Alianza para mantener el negocio de Nissan en un nivel operacional apropiado”. Esto garantiza también la continuidad de la fábrica brasileña de Resende, donde se producen los Nissan March, Versa y Kicks.

Mañana será el turno de Renault. El integrante francés de esta alianza también anunciará el cierre de fábricas, incluyendo la posible desaparición de Alpine y el probable retiro de la Fórmula 1.

***

Comunicado de prensa de Nissan Nissan reveló su plan de transformación para priorizar el crecimiento sostenible y la rentabilidad

YOKOHAMA, Japon – Nissan Motor Co., Ltd. informó hoy su plan para los próximos cuatro años con el fin de alcanzar un crecimiento sostenible, estabilidad financiera y rentabilidad hacia el final del año fiscal 2023.

El plan de expansión, que involucra la reducción de costos y la optimización de los negocios, representa un cambio de estrategia de la compañía cuyo foco estaba basado en una expansión a gran escala.

Como parte del plan de cuatro años, Nissan tomará medidas decisivas para transformar su negocio, tales como la optimización de las operaciones no rentables y de las instalaciones superfluas, además de realizar reformas estructurales. La compañía reducirá costos fijos mediante la disminución de su capacidad de producción, su gama de productos y sus gastos globales. Mediante una ordenada gestión, la compañía priorizará e invertirá en áreas comerciales que aportarán una sólida recuperación y un crecimiento sostenible.

Con la implementación de este plan, Nissan espera lograr un 5% de margen de beneficio operativo y un 6% de participación de mercado global sostenible hacia final del año fiscal 2023, incluyendo contribuciones proporcionales del 50% de sus acciones en la joint venture en China.

Makoto Uchida, Director ejecutivo de Nissan, declaró: "Nuestro plan de transformación tiene como objetivo asegurar un crecimiento continuo en lugar de buscar una expansión de ventas excesiva. Nos concentraremos ahora en nuestras principales competencias y en mejorar la calidad de nuestro negocio, manteniendo la disciplina financiera y el enfoque en ingresos netos por unidad para lograr rentabilidad. Esta estrategia coincide con la recuperación de la cultura definida como "Nissan-ness" para una nueva era".

Este plan se enfoca en dos áreas estratégicas basadas en la reputación de Nissan en innovación, mano de obra artesanal, foco en el cliente y calidad junto a una transformación cultural continua.

1) Racionalización: acciones robustas para reestructurar, reducir costos y mejorar la eficiencia:

Acciones

  • Reajustar la capacidad de producción de Nissan en 20% a 5.4 millones de unidades por año bajo el supuesto de una operación de turno estándar
  • Lograr una tasa de utilización de las plantas productivas superior al 80%, de manera de hacer más rentables las operaciones.
  • Racionalizar 20% la gama de productos global (de 69 a menos de 55 modelos)
  • Reducir los costos fijos en aproximadamente 300 mil millones de yenes
  • Intención de cerrar la planta de Barcelona en Europa
  • Consolidar la producción alrededor de los modelos principales en América del Norte.
  • Cierre de la fábrica de Indonesia y concentración en la planta de Tailandia como única base de producción en ASEAN
  • Compartir recursos con los socios de la alianza, incluyendo producción, modelos y tecnologías.

2) Prioridad a los principales mercados y productos

Acciones:

  • Enfocar las operaciones principales de Nissan en los mercados de Japón, China y América del Norte.
  • Utilizar los recursos de la Alianza para mantener el negocio de Nissan en un nivel operacional adecuado en Sudamérica, ASEAN y Europa.
  • Salir de Corea del Sur, del negocio de Datsun en Rusia y racionalizar las operaciones en algunos mercados de ASEAN.
  • Centrarse en los segmentos de los modelos principales globales incluyendo los segmentos C y D, vehículos eléctricos y deportivos.
  • Introducir 12 modelos en los próximos 18 meses
  • Expandir la presencia en vehículos eléctricos (EVs) y automóviles con motor eléctrico incluyendo e-POWER, con más de un millón de ventas en modelos eléctricos hacia final del año fiscal 2023
  • En Japón, lanzar dos vehículos eléctricos más y cuatro vehículos e-POWER, incrementando el índice de electrificación al 60% de las ventas.
  • Introducir el Sistema de asistencia avanzada de conducción ProPILOT en más de 20 modelos en 20 mercados, con el objetivo de superar los 1.5 millones de vehículos equipados con este sistema hacia 2023.

Como conclusión, Uchida expresó: "Nissan debe ofrecer valor a los clientes de todo el mundo. Para hacerlo, debemos hacer avances en los productos, tecnologías y mercados donde somos competitivos. Este es el ADN de Nissan. En esta nueva era, Nissan continúa centrada en las personas, para ofrecer tecnologías a todos los usuarios y continuar abordando desafíos como solo Nissan puede hacer".

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com