Después de Scania en Tucumán (ver nota), Volkswagen se convirtió ayer en la segunda terminal automotriz en volver a la producción después de la cuarentena por el Coronavirus. Ayer se retomó la producción en la fábrica de transmisiones en Córdoba, con un estricto protocolo de seguridad e higiene para evitar contagios (ver fotos abajo).

El resto de las terminales siguen sin operar, después de que el presidente Alberto Fernández decretara el aislamiento social obligatorio en la noche del 19 de marzo. Las fábricas que están reabriendo sus puertas lo hacen con un permiso especial del Gobierno y con un compromiso bien claro: producir sólo para exportación. Así lo exige el decreto oficial (leer completo) y la imperiosa necesidad del Estado de ingresar divisas al país.

Sin embargo, la reapertura de estas dos fábricas en Tucumán y Córdoba es sólo el comienzo de una larga puesta en marcha de toda la cadena de producción industrial.

Volkswagen, por ejemplo, tiene insumos para la fabricación de transmisiones sólo para los próximos 10 días. Si quiere seguir operando, necesita que también retornen a la actividad las pequeñas autopartistas que le fabrican todos los suministros para el ensamblado de las cajas de cambios que se exportan a todo el mundo.

Es un proceso que demandará también la aprobación de un plan de excención de Cuarentena por parte del Gobierno y la aplicación de un estricto protocolo para evitar contagios, en compañías muchos más pequeñas y hasta familiares.

El diario La Voz del Interior analiza esta situación en el informe de hoy que se reproduce acá abajo.

***

Salir de la cuarentena: VW volvió a operar en Córdoba, pero ahora necesita a las pequeñas autopartistas
La planta de transmisiones de VW en Córdoba volvió ayer a la actividad.

Salir de la cuarentena: VW volvió a operar en Córdoba, pero ahora necesita a las pequeñas autopartistas
Estuvo cerrada y en cuarentena desde la noche del 19 de marzo.

Salir de la cuarentena: VW volvió a operar en Córdoba, pero ahora necesita a las pequeñas autopartistas
La empresa consiguió el permiso del Gobierno a cambio de comprometerse a producir sólo para la exportación.

Salir de la cuarentena: VW volvió a operar en Córdoba, pero ahora necesita a las pequeñas autopartistas
Implementó un estricto protocolo de seguridad e higiene para evitar contagios por el Coronavirus.

Scania Argentina: cómo está trabajando la primera terminal automotriz que salió de la cuarentena
Scania fue la primera terminal automotriz argentina en volver a la producción, el lunes pasado (leer nota).

***

Nota del diario La Voz del Interior Poco a poco, la industria autopartista se alista para salir de la cuarentena

Por Diego Dávila

Las autopartistas cordobesas empezaron a llevar sus carpetas al Ministerio de Industria de la Provincia para conseguir la autorización que les permitiera salir de la cuarentena impuesta para contener el virus Covid-19.

Muchas de ellas son proveedoras de firmas exportadoras o que pertenecen a los últimos rubros habilitados por la Nación para volver al trabajo.

Las primeras fueron los proveedores del Centro Industrial Córdoba de Volkswagen (VW) Argentina, que comenzará a trabajar desde hoy. De esta manera, la empresa alemana se convierte en un leading case (un caso de ejemplo) para el resto de la industria automotriz, que ha puesto los ojos en este proceso porque espera volver a la actividad desde el 11 de mayo próximo.

En rigor, esta planta comenzará de a poco, por lo que tiene materiales y componentes para alrededor de 10 días de trabajo. De sus más de 20 autopartistas, VW presentó un listado con cerca de la mitad a las que considera “esenciales” para sostener un plan de producción.

En el primer mes de vuelta al trabajo, la planta prevé fabricar 8.040 cajas de cambios, muy lejos de las 60 mil unidades mensuales en promedio que registró en 2019.

De manera individual, cada autopartista viene preparando desde hace 10 días sus propios protocolos sanitarios y el rediseño de puestos de trabajo. Las carpetas se presentan al Ministerio de Industria para que el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) evalúe si están en condiciones de volver a la actividad.

“Están constituyendo una primera línea de proveedores críticos para lograr aprobaciones de la cadena de valor. Ahora, están esperando la aprobación”, explicó Eduardo Borri, presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba (Cimcc).

Un ejemplo es Pertrak, que realiza el mecanizado de piezas para la planta alemana.

“Hemos presentado (ayer) toda la documentación”, confirmó José María Manuali, gerente general de la compañía.

El mismo proceso se realizará con el resto de las empresas exportadoras que tienen entregas pendientes en el exterior.

El objetivo es no volver a repetir los problemas que se dieron cuando se habilitaron las fábricas de maquinaria agrícola sin autorizar previamente el trabajo de sus proveedores. Varias empresas que habían convocado a sus trabajadores tuvieron que postergar la producción porque no tenían componentes.

Fuentes que conocen estos procesos, y que pidieron reserva de su nombre, advirtieron que las empresas exportadoras entraron en la cuarentena con materiales e insumos para de una semana a 10 días de producción.

El criterio para autorizar la vuelta al trabajo es que el proceso sea paulatino. Por lo cual se pide a la empresa que defina un grupo de “proveedores esenciales” y después se incorpora al resto.

El mismo criterio se aplica al personal. La mayoría comenzará con 30 por ciento a 40 por ciento de sus operarios, para controlar el buen funcionamiento del protocolo sanitario y evitar que un contagio termine obligando a cerrar de nuevo la fábrica.

Una de las previsiones de las autoridades provinciales es que el retorno a la producción podría colapsar el sistema de transporte público de pasajeros, por el esquema de aislamiento que debe aplicarse en los colectivos.

Según previnieron las mismas fuentes, las empresas autorizadas deben firmar una declaración jurada de que los empleados convocados a trabajar no utilizarán el transporte público, lo cual no es un gran impedimento, ya que la mayoría tiene sus propios medios de movilidad.

No será inmediata la vuelta a la producción de la industria. Desde la planta de fundición de Renault Argentina hasta las terminales automotrices radicadas en la ciudad, todas están pensando en cómo salir de la cuarentena. Pero empresarios y funcionarios reconocen que el regreso no será inmediato y que los procesos de aprobación serán lentos. Esto se debe a que no todas las empresas van a la misma velocidad en la aplicación de protocolos sanitarios.