Texto de Norberto Lema
Periodista, investigador y fundador de Fanáticos del Jeep Ika

Nuestro país tiene una de las historias más ricas de la marca Jeep fuera de Estados Unidos. Los modelos que se fabricaron aquí por Industrias Kaiser Argentina (IKA) tuvieron muchísimas particularidades que no pueden verse en otros lugares del mundo y que los hace realmente únicos.

La primera motorización desarrollada para un vehículo nacional fue efectivamente la del primer Jeep IKA, que salió de la línea de montaje el 27 de abril de 1956, con su flamante impulsor 4L151, llamado usualmente Continental 4, de la también flamante terminal cordobesa de Santa Isabel.

Y por más que busquen no podrán encontrar un Jeep fabricado en algún otro país de la Tierra que tuviera ese impulsor. Fue diseñado a partir de un 6 cilindros en línea y 3.8 litros de nombre 6L226 (que equipaba a la Estanciera y las primeras Gladiator) al cual se le quitaron dos cilindros y se lo adaptó a la primigenia carrocería de un CJ5.

Jeep tiene también la particularidad de haber fabricado las primeras pick-ups en Argentina. En el año 1957 ya existía una gran industria aftermarket, que carrozaba estos vehículos y que producía cabinas para todos los modelos. Tal vez la más popular y vendida fue la que equipaba al modelo de chasis largo (derivado del CJ6 original), adelantándose 24 años al Jeep Scrambler estadounidense.

A esto se suma la producción local de la Willy’s Truck de caja angosta, aquí llamada pick up Baqueano, a fines de 1957. Todos estos vehículos tenían una integración nacional de autopartes del 98 por ciento (algo impensado hoy en día). Ya por aquellos años Argentina demandaba pick ups e IKA fue la primera que pudo cubrir esa demanda.

Recordemos que Ford recién comenzaría a armar en su planta de La Boca la F100 a fines de 1959, con la mayoría de sus partes importadas, lo cual da una idea de la gran estrategia de negocios y adelanto de IKA por aquellos años.

LA GLADIATOR

Más de medio siglo antes de que Jeep pensara en desarrollar una pick up a partir de la plataforma del nuevo Wrangler JL, el nombre Gladiator era muy familiar entre los usuarios de utilitarios en nuestro país. Y quienes no vimos a la pick up más famosa de Jeep venderse en concesionarios en su primera generación (éramos muy chicos), la conocimos en una antigua serie de TV.

Su protagonista era un veterinario que se movía por reservas africanas en una Gladiator pintada de blanco y rayas negras, cual pelaje de cebra, y con un león bizco en su caja. Su nombre era “Daktari”. Pensamos que, si alguna vez una Gladiator de esos años llega a nuestras manos, tendrá esa pintura.

El suceso que fue la llegada de la pick up de Ford, la legendaria F100, a lo que se suma el comienzo de comercialización y producción de la Chevrolet C10 en la planta bonaerense de San Martín, amenazaba el statu quo que IKA tenía en el mercado de pick ups: el Baqueano había quedado repentinamente anticuado en prestaciones y confort.

Y el Jeep Pick-up no le iba en zaga: su volumen de carga en caja era mucho menor que en las Ford y Chevrolet. La única ventaja de los Jeeps era sus versiones 4x4, que no tenían las otras marcas de Detroit. Era urgente para IKA agregar a su línea un vehículo competitivo, que además sumara confort y las capacidades todo terreno a la que nos tenía acostumbrados.

La respuesta de IKA fue rápida cuando tuvo un nuevo vehículo disponible de la casa matriz. La pick-up Jeep Gladiator comenzó su venta en Estados Unidos en 1962 y a mediados de 1963 ya se estaba fabricando en la Argentina la Gladiator X, versión nacional de la J200. Si bien en el país del Norte se comenzó a vender con un primigenio motor Tornado y dos variantes de chasis y caja, en la Argentina las primeras unidades se equiparon con el Continental 6L226 que también impulsaba a las Estanciera y Baqueano, así como su caja de tercera T90, con la distancia de ejes y caja más corta.

Se había puesto en marcha la capacidad de improvisación de los ingenieros argentinos, para que el vehículo pudiera comenzar a producirse con los stocks de mecánicas existentes en Santa Isabel, hasta tanto la fabricación bajo licencia del motor Tornado se hiciera efectiva. Esto dio nuevamente por resultado que las únicas Gladiator equipadas con 6L226 en el mundo fueran argentinas.

La particularidad de la Gladiator residía en su confort de marcha y su secreto era una suspensión inédita hasta ese momento. Fue la primera camioneta a nivel mundial y de serie que incluía una suspensión delantera independiente, tanto en las versiones 4x4 como 4x2.

Lejos estábamos aún de los semiejes de las camionetas modernas. En su lugar, el diferencial delantero fijo o eje tenían un pivote en el medio que lo dividía en dos, con una cruceta bajo un fuelle para que la suspensión delantera izquierda y derecha trabajaran en forma totalmente independiente. Algo revolucionario en esos momentos.

En Estados Unidos fue un opcional hasta el año 1965 (existía también la posibilidad del eje fijo tan arraigado en los yankis), donde se dejó de producir debido a su prematuro desgaste. En nuestro país sufrió un leve rediseño que le alargó la vida, acentuando su confiabilidad y lo mantuvo como opcional hasta el final de su producción en 1978.

Respecto del motor Tornado, se dio una suma de casualidades que derivaron finalmente en que un impulsor diseñado para un Jeep equipara a un auto único en la Argentina, como fue el Torino. Pero esa es otra historia.

Para resumir, el Tornado fracasó rotundamente en su país de origen por varias fallas y quejas de usuarios. Fue reemplazado a los seis meses por el Buick V6 Dauntless y el V8 Vigilante. En Argentina, su suerte fue muy diferente. El rediseño que tuvo en nuestro país por parte del ingeniero Achille “Sammy” Sampietro y las manos mágicas de Oreste Berta para equipar al Rambler y al Torino, le dio una alta confiabilidad que no tuvo en su país de origen, lo que se tradujo en que también la heredara la Gladiator.

La llegada del motor Tornado Súper Power 230 de 132 CV y 30 KGM de torque significó un gran cambio para las Gladiator Súper X y Súper V nacionales, tanto en prestaciones en off road como la agilidad en ruta y ciudad. La Gladiator también evolucionó incluyendo a la caja de 4 marchas ZF con una primera muy desmultiplicada de 3,54:1 y una caja reductora Dana 20 para las versiones 4x4, combinación que tampoco se conseguía en USA y que fue también mérito de los ingenieros cordobeses.

A esto se suma que las versiones de la T80 y T1000 se ubican entre las camionetas más bellas de la época.

Al motor Tornado 230 que tuvo la Súper X y Súper V, T80 y la mayoría de las T1000 se agregó en número reducido el motor (ya denominado Torino) de 7 bancadas en esta última versión ya producida por Renault. Esto le otorgó los nada desdeñables 178 CV de potencia a 4500 RPM convirtiéndola en una de las pick ups de mejores prestaciones de su época.

Si bien la Gladiator no fue la pick up más vendida en los 60’ y 70’, se convirtió en una gran opción que se mantuvo en el mercado por 15 años, casi con un diseño de carrocería en el que solo varió su frente. A lo avanzado de su concepción respecto del confort, se sumó que -durante casi nueve años- fue el único producto que ofrecía una versión 4x4 en camionetas grandes (hasta la llegada de la Dodge Power Wagon).

GLADIATOR STRIKES BACK

Hoy el nombre Gladiator vuelve a aparecer en un producto de la marca Jeep. A nuestro gusto, el nombre de la nueva pick up debió de haber sido Scrambler, ya que ese nombre tuvo la pick up derivada del Jeep CJ7/8, antecesor directo del Wrangler.

Para los nuevos fanáticos de la marca, el nombre Gladiator refiere a un producto recién lanzado, extremo para el off-road y revolucionario para FCA. Pero no será la primera vez que en nuestro país escuchemos ese nombre para una pick up. Casi 56 años atrás, una camioneta que verdaderamente revolucionó el concepto de confort y prestaciones off road en los años de gloria de la industria automotriz nacional, ya se llamaba así.

N.L.

***

LAS CIFRAS Producción de la Pick up Jeep Gladiator en la Argentina

Gladiator X 4x2 1963-1965: 2.805 unidades Gladiator V 4x2 1963-1965: 5.552 Gladiator X 4x4 1964-1965: 99 Gladiator Súper X 4x4 1965-1967: 500 Gladiator Súper X 4x2 1965-1967: 2.880 Gladiator Súper V 4x4 1965-1965: 2 Gladiator Súper V 4x2 1965-1967: 3.785 Jeep T 80 4x4 1967-1971: 326 Jeep T 80 4x2 1967-1975: 9.936 Jeep T 1000 Diesel 4x2 1970-1978: 1.459 Jeep T 1000 4x2 1975-1977: 467 TOTAL: 27.810

***

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
La primera Jeep Gladiator que conocimos todos.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Daktari, el veterinario africano, que paseaba por la selva con su J-300 y Clarence, el león bizco.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Las primeras pick ups fabricadas en Argentina fueron realizadas sobre el Jeep IKA de chasis largo.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
La cabina era un agregado aftermarket aprobados por IKA en este caso realizado por la carrocera Sabú.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Una de las poquísimas Gladiator V de la primera serie, con el motor Continental 6L226 y caja de 3 marchas T90.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Solamente en Argentina se produjo con esta mecánica, a la espera de la llegada del motor Tornado.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Toda la mecánica fue adaptada por los ingenieros de la IKA en Santa Isabel.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas

Esta increíble Jeep Gladiator T80 1970 ya tiene el primer restyling en su parrilla y es tal vez de los más bellos diseños de Jeep en su historia.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
El motor que la equipa es el Tornado OHC 230.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Este vehículo obtuvo el 2° premio de Autoclásica 2019 en la categoría Vehículos Utilitarios.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Propietario: Pablo Saralegui.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Restaurador Osvaldo Stoklas.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Jeep Scrambler. La IKA se adelantó 24 años al modelo lanzado en USA en los 80'.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Excelente estado de conservación de esta Gladiator T1000 exhibida en el Salón del Automóvil Clásico de Berazategui 2019.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Ya fabricada por Renault Argentina hasta 1978 incluía la parrilla de la Wagoneer.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Había una opción diesel con Perkins 4 cilindros además del motor Torino 7 bancadas de 178 CV y tren delantero fijo o independiente.

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas
Motor Tornado 230 que equipó a las Gladiators Super V y Super X además de la T80 y parte de la producción de la T1000.

Sorpresa: Jeep presentó la pick-up Gladiator en Pinamar (a la venta a fin de año)
FCA Argentina presentó la nueva Jeep Gladiator este verano en Pinamar (ver nota).

***

BIOGRAFÍA El autor

La otra Gladiator: historia de la pick-up argentina que se adelantó a todas las modas

Norberto Lema es licenciado en Ciencias de la Comunicación de la UBA y trabajó como periodista desde hace 30 años en varios medios nacionales como el Diario la Nación, Telefé, Radio Splendid y Continental. Esta especializado en industria automotriz desde el 2003. Actualmente escribe y edita la Sección Automotores de los Diarios El Libertador de Corrientes, La Voz del Chaco y Formosa Para Todos, conduce el programa Driving Argentina por Telefé Mar Del Plata y tiene su propio programa de Radio desde hace 15 años por Simphony 91.3 FM.

Aprendió a manejar en un Jeep a los 14 años en las playas gesellinas y compró su primer Jeep IKA modelo 1966 en el año 1991. En el año 2008 creó el grupo Fanáticos del Jeep IKA en Facebook. Hoy es la agrupación más grande del mundo que se reúne en una red social alrededor de un modelo de Jeep, con casi 25.200 miembros registrados. Fue elegido en 2018 por BF Goodrich para realizar el mítico Rubicon Trail en USA a propósito de la presentación de su neumático KM3, por ser esta agrupación el mayor influencer en una red social respecto de la temática de off road y la marca Jeep, así como la que tuvo el mayor crecimiento registrado.

Fanáticos del Jeep IKA realiza dos encuentros anuales desde hace 11 años en distintos puntos del país. El último fue realizado en la Cumbre, Córdoba, con la asistencia de 87 jeeps de todas las épocas.

Contactos:
Facebook: fanáticosdeljeepika / norbertolema
Twitter: @norbertolema / @drivingargentina / @aireestanoche
Instagram: @norberto_lema / @drivingargentina