En apenas cuatro horas, el presidente Alberto Fernández pasó de prometerles un apoyo a los fabricantes y sindicatos del sector automotor a impulsar un fuerte aumento en los impuestos internos, mediante el llamado Proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, que ya se debate en el Congreso.

El impacto de esta medida, que podría disparar los precios de una gran parte de los autos que se venden en el mercado, generó ayer el reclamo solitario del CEO de Hyundai, Ernesto Cavicchioli, quien difundió el listado completo de las marcas y modelos afectados (ver nota).

Horas después se sumaron los fabricantes agrupados en Adefa, que se reunieron de emergencia con el ministro de Producción, Matías Kulfas, a quien le manifestaron su "preocupación" por estas medidas.

Lo mismo hicieron los importadores agrupados en Cidoa, que denunciaron el "serio riesgo" que corren las 20 marcas de autos que representan. Los comunicados de las dos entidades se publican acá abajo.

***

Comunicado de prensa de Adefa Autoridades de ADEFA se reunieron con el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas

Las autoridades de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), se reunieron con el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para repasar la situación del sector, el impacto de las últimas medidas anunciadas y comenzar a diagramar los próximos pasos para avanzar en las propuestas establecidas en el Acuerdo Automotor 2030 que se presentó junto a toda la cadena de valor días atrás.

Durante el encuentro en el ministerio de Desarrollo Productivo con el Ministro Kulfas y el secretario de Industria, Ariel Schale, se repasaron los datos del sector y se compartió la preocupación y los desafíos respecto del impacto de las medidas incluidas en el Proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva enviado al Congreso.

Sobre los temas abordados, el sector en su conjunto transmitió la necesidad de que las propuestas que se analizan no afecten el modelo exportador y el normal desarrollo de la industria.

Además de reforzar el objetivo de avanzar en soluciones consensuadas, Gabriel López, presidente de ADEFA agregó que, teniendo los grandes desafíos actuales y futuros que se le presentan a la industria automotriz local, “es necesario comenzar a trabajar en conjunto y de manera articulada con el sector público para establecer las bases del Plan Estratégico 2030 que darán un marco previsibilidad a la actividad y que el mismo presidente de la Nación se comprometió a impulsar”.

Participaron de la reunión, el presidente de ADEFA acompañado por el vicepresidente y secretario de la entidad, Federico Ovejero y Daniel Herrero, respectivamente. También asistieron el titular de FCA, Cristiano Rattazzi; de Iveco, Marcus Cheistwer; de Mercedes-Benz, Manuel Mantilla; de Scania, Cesar Luis Ramírez Rojas; de Volkswagen, Thomas Owsianski; Rodrigo Perez Graziano de Groupe PSA, y representantes de la Comisión Ejecutiva de la asociación.

***

Comunicado de prensa de Cidoa La escala de Impuestos Internos incluida en el Proyecto de Ley de Solidaridad Social pone en riesgo a las empresas de Cidoa

El fuerte encarecimiento determinado por la escala y la inclusión en la nómina de alcanzados por el gravamen de modelos con precios más bajos, puede tener impacto negativo en el mercado total

La escala de impuestos internos propuesta en el Proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva determina que los automóviles importados cuyo valor sea de más de $ 1,8 millones serán recargados con gravámenes de tal magnitud que pondrán en serio riesgo la continuidad de empresas dedicadas a la importación, la mayoría de ellas de empresarios argentinos, con imaginables consecuencias para 176 concesionarios, 311 talleres post venta y 8600 puestos de trabajo directos.

De concretarse lo estipulado en el proyecto de ley, 19% de las marcas/versiones que están actualmente en el mercado, cuyo precio estimado oscila entre $ 1,8 millones y $ 3,37 millones, serán incorporadas en un primer tramo de la escala con una alícuota de 20% que conforme a la fórmula aplicada por la AFIP representa una tasa efectiva de 25%, mientras que 24% de las marcas/versiones, cuyo valor es mayor a los $ 3,37millones, tendrán una alícuota de 35% que se convierte en una tasa efectiva de 53,85%. Hasta la fecha el gravamen era de 10% (11% efectivo) y alcanzaba solo a los vehículos de más de $ 2,5 millones.

Otras medidas que contribuyen a encarecer estos productos y puede empujarlos fuera del mercad son la modificación de la forma de cálculo de actualización que era trimestral y por inflación y ahora será por un nuevo criterio que se aplicará a partir de abril. También se incrementa la tasa de estadística de 2,5% a 3%.

Los precios resultantes de la aplicación de la escala determinada en el proyecto de ley pueden así sacar del mercado a las más de 20 marcas asociadas a la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales (CIDOA). Las empresas de CIDOA en conjunto representan entre el 2 y el 5% de las ventas totales en el mercado nacional, de modo que actúan como un complemento de la industria nacional.

La importancia de estas marcas está dada no solo por el empleo y la tributación, sino también porque su presencia obliga a mantener a la oferta actualizada en materia de innovación y avance tecnológico, seguridad activa y pasiva, cuidado ambiental y confort.

Su presencia en el mercado orienta además parámetros de precios que hacen más transparente al mercado total, constituyendo una barrera que contribuye a evitar el estancamiento de la oferta y los consecuentes precios abusivos que caracterizaron un tiempo de la Argentina en el que el parque automotor estaba compuesto por automóviles anticuados y caros.

Si la pretensión a través del proyecto de ley es estimula la producción nacional e incrementar la recaudación, el resultado real pueden ser menores ventas –por ende menor producción y recaudación- y un compromiso para la estabilidad laboral.


ADEMÁS
En el Twitter de @Autoblogcomar https://twitter.com/Autoblogcomar

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com