Tal como adelantó el lunes Autoblog, el nuevo Presidente argentino, Alberto Fernández, asistió hoy a su ceremonia de asunción manejando su propio auto: un Toyota Corolla. Lo que no pudo anticipar nadie -ni siquiera Autoblog- fue que el número de la patente del auto coincidiera con el premio mayor de la Quiniela Nacional.

El número 769, que seguramente jugaron durante el día numerosos fanáticos del escolaso, salió sorteado en la jugada matutina.

Para los quinieleros, tan amigos de cábalas, presagios e indicios, ver a través de la televisión cómo se desplazaba el Toyota, fue una luz que iluminó todo. La patente en primer plano: AD 769 SI. Era el dato necesario.

Los empedernidos deben haber jugado a las 22 quinielas habilitadas para este martes. Los más conservadores a las tradicionales: Nacional y Provincia. Dos horas después, a las 14, el presagio se les convirtió en dinero: a la cabeza de la Nacional salió el 769.

Jugando 100 pesos, ganaron 60 mil. En la jerga quinielera, el significado del 69 es muy particular: “los vicios”.

***

El número de patente del Corolla del Presidente salió
El presidente Alberto Fernández manejó su propio auto desde su residencia en Puerto Madero hasta la ceremonia en el Congreso. Del Congreso a la Casa Rosada fue en el mismo auto, pero con chofer.

El Corolla es un ejemplar de decimoprimera generación con restyling. Lo compró en enero de este año.

Ni híbrido ni Cadillac: Alberto Fernández irá a la asunción presidencial en su Toyota Corolla
Antes tuvo otro Corolla de decimoprimera generación, pero una versión pre-restyling.