Son pocas las marcas que se animan a realizar publicidades directas para el mercado de los taxis. Todo surge del famoso prejuicio de “joya, nunca taxi”, que considera como una especie de maldición a cualquier vehículo que haya sido utilizado por un chofer profesional: unidades que tal vez tengan pocos años, pero con muchos kilómetros de uso (a veces maquillados y remarcados).

Sin embargo, algunos concesionarios oficiales de Toyota comenzaron a ofrecer en las últimas semanas la promoción: “Joya, siempre taxi”.

No es una campaña oficial de la marca japonesa, pero los vendedores apuntan a conquistar el corazón de los tacheros.

La promoción tiene las siguientes características.

  • Se promete que se paga la cuota con “siete bajadas de bandera por día”.

  • Se destaca que el Etios Sedán es un auto “amplio, económico, con motor cadenero y el service más barato”.

  • Ploteo gratis, en función de la identificación para taxis de la ciudad donde se vaya a utilizar el vehículo.

  • Lavado gratis “de por vida”, junto con cada service oficial.

  • “Cena de celebración en la adjudicación”, para festejar como corresponde.

La promoción forma parte de los incentivos de la marca para intentar reanimar el golpeado mercado de las ventas de autos por planes de ahorro. Por los abusos con los precios de las cuotas, Autoblog no recomienda la compra de autos por planes de ahorro.