Texto y fotos de Gustavo Feder
Editor de Autohistoria

2019 es el año del Torino. Al cumplirse 50 años de la histórica Misión Argentina en Alemania fueron organizados una serie de homenajes que tuvieron como momento culminante lo realizado en Córdoba a mediados de agosto (ver nota). Si bien en todos ellos el arte estuvo presente, faltaba un evento especialmente pensado para recordar la gesta protagonizada por las tres coupés argentinas y el equipo de pilotos y mecánicos que exitosamente coordinaron Juan Manuel Fangio y Oreste Berta.

Bajo el convocante título “De la Fortaleza a Lory Barra”, un grupo de artistas de automovilismo expuso sus obras con la excluyente temática “torinera”. La muestra se realizó el 30 de noviembre y 1 de diciembre en la Fundación Lory Barra en el marco de Puertas del Bajo, un evento organizado por la municipalidad de San Isidro que propone recorrer talleres de artistas de la zona costera del municipio.

El listado de artistas es tan extenso y variado como las técnicas empleadas para recrear la carrera y homenajear al auto argentino. Participaron de la exposición Jorge García, José María Villafuerte, Miguel Paolantonio, Luciano Cianni, Rocío Chiachiarelli, Daniela Montesano, Daniel Sonzini, Gustavo Feder, Hernán Delannoy, Claudia Rizzoli, Ángel Varela, Rafael Varela y José Luis Zaccaría.

Lápices, pasteles, acuarelas, óleos, acrílicos y arte digital fueron los medios empleados para retratar la histórica gesta del automovilismo nacional.

Las obras fueron dispuestas en el centro del salón principal de la Fundación Lory Barra que se convirtió en la Avenida de los Artistas. Flanqueando los cuadros se lucieron dos de los principales protagonistas de la historia: las coupés Nº1 y Nº2.

Pero los míticos Torino no estuvieron solos. Junto a ellos se exhibieron unidades de todas las generaciones: coupés 380, TS, TSX, ZX y un sedán cuatro puertas de la primera serie. También hubo réplicas de ejemplares de Turismo Carretera.

Entre los modelos exhibidos se destacaron el Lutteral SST de 1980 y los Sport Prototipos con mecánica Torino, Numa 2 B 1968 y Requejo Tornado 1969, primero y segundo puesto, respectivamente, en la categoría “Competición Argentina” en la última edición de Autoclásica.

La muestra incluyó dibujo en vivo. Los artistas participaron en forma colectiva pintando un cuadro que retrataba a la coupé Nº3. Párrafo aparte merece la participación de los chicos que se divirtieron coloreando el Torino de Nürburgring que dibujó Miguel Paolantonio.

A los autos y al arte se sumó también la literatura. Lenguaje Claro Editora y Martín Glas estuvieron presentes con sus libros de temática Torino e industria automotriz. A su vez, Martín ofreció una charla sobre la historia del Torino y su participación en la recordada Marathon de la Route de 1969.

El arte y el automovilismo se conjugaron para ofrecer color, movimiento y pasión. Esta vez, con el noble Torino y su clase internacional como musa inspiradora.

G.F.

***

Los artistas de autos homenajearon a los Torino de Nürburgring
Trabajo en equipo. La coupé Nº3 fue pintada por varios artistas.

Los artistas de autos homenajearon a los Torino de Nürburgring
Torino Lutteral SST de 1980. La sofisticación al poder.

Los artistas de autos homenajearon a los Torino de Nürburgring
Numa 2 B 1968 equipado con motor Tornado.

Los artistas de autos homenajearon a los Torino de Nürburgring
La Avenida de los Artistas en el hall central de la Fundación Lory Barra.

Los artistas de autos homenajearon a los Torino de Nürburgring
El Torino Nº2 junto a obras de los artistas.

Los artistas de autos homenajearon a los Torino de Nürburgring
El Requejo Tornado de 1969. Detrás, la coupé Nº1.

Los artistas de autos homenajearon a los Torino de Nürburgring
Torino de distintas generaciones formaron parte de la muestra.

Los artistas de autos homenajearon a los Torino de Nürburgring
¡Hay futuro! Ilustraciones de Miguel Paolantonio, coloreadas por los chicos. Foto Hernán Delannoy.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com