Texto de Carlos Sueldo
@CharlySuelto

Desde Balcarce (Buenos Aires) - Se llama “Teoría de lo Marginal” o del “Margen Incremental”. Y es la propuesta de Toyota Argentina para realizar una reforma impositiva en nuerstro país. Se trata de una idea impulsada por el presidente de la filial local, Daniel Herrero, que la explicó ante la prensa durante la presentación del nuevo Toyota Corolla (ver cobertura de Autoblog).

Consiste en establecer un piso o base de partida, definiendo una determinada escala de producción o nivel de empleo. A partir de esa base, todo incremento en los valores debería tener incentivos.

Herrero explica su teoría con un ejemplo: “Si la producción de un año es de 360 mil vehículos y para el año siguiente se propone llegar a 400 mil, esos 40 mil de crecimiento deberían pagar la mitad o ningún impuesto”.

El ejecutivo cree que esta misma teoría podría aplicarse con el empleo: “Si una compañía como Toyota hoy tiene 6.200 personas en su plantilla y decide tomar 100 más para cualquier proyecto nuevo, entonces que por uno o dos años la empresa no pague cargas sociales para esos 100 empleos”.

“Me parece que eso es lo que funcionaría”, asevera Herrero. “Se puede tomar un año determinado como referencia, o incluso plantear metas e incentivos con distintas escalas a futuro”, agrega.

Herrero admite que cualquier reforma fiscal está condicionada por las necesidades de reducir el déficit del sector público, pero propone definir prioridades: “Si lo que se necesita hoy es exportar, canalicemos esfuerzos allí. Si lo que se necesita es generar empleo, podemos enfocarlo allí”.

El trasfondo de esta idea es la competitividad. Herrero conoce este problema argentino bien de cerca: “Hoy una camioneta fabricada en la planta de Zárate es igual de competitiva en toda Latinoamérica que una fabricada en Tailandia. ¿La clave? Hoy tenemos sólo 2% de ausentismo y 96% de eficiencia de la planta”. Son cifras que pocas fábricas -de cualquier rubro- pueden exhibir en la Argentina de hoy.

“Aún con el 15% de impuestos que exportamos en cada unidad, somos competitivos y tenemos menos costos de flete que los fabricantes de ultramar. De otro modo, no hay otra forma de competir globalmente”, explica Herrero.

Si bien admite que el principal problema en el plano fiscal es que el sistema es distorsivo (porque penaliza la producción), el ejecutivo asegura que se puede ganar competitividad a través de mejores condiciones que disminuyan el ausentismo y mejoren la eficiencia.

A modo de contemporizar con sus colegas de Adefa (la asociación de fabricantes, en la que ahora integra la conducción), señala: “No es fácil tener una escala de producción por encima de 100 mil unidades, tener mercados adonde exportarlos y que tu casa matriz te permita hacerlo”.

“Si hoy sacamos el 15% de impuestos que estamos exportando, los vehículos argentinos van a ser más competitivos. En la competencia con Brasil, por ejemplo, tenemos matrices impositivas antagónicas: allá se carga con impuestos a la cadena comercial y no a la productiva. Acá es al revés, entonces un vehículo sale de Argentina cargado de impuestos en la fase de producción y llega a Brasil donde se le cargan impuestos a la comercialización. Por el otro lado, un auto sale de Brasil sin pagar impuestos y con incentivos en la producción. Así llega a Argentina, donde lo único que se le cobra en la comercialización es por el margen. Esas son las cosas que hay que trabajar para mejorar la competitividad”, explica.

Con respecto al desarrollo de nuevos productos, la política global de Toyota es que hacia 2030 todas sus líneas de vehículos tendrán al menos una versión híbrida. Se sabe que, hace tiempo, Toyota Argentina está trabajando en una versión híbrida de la próxima generación de la pick-up Hilux (ver notas de archivo). Aún no hay decisión si se hará una combinación de motor eléctrico con uno a combustión interna alimentado a diesel -como son las actuales pickups- o con motor naftero, como es la más novedosa Hilux GR2 V6.

“Se está trabajando en las dos opciones, pero aún no hay fechas definidas. Será antes de 2025, con seguridad”, aclaró Herrero.

La planta de Toyota en Zárate está trabajando a ritmo normal, aunque sin horas extras. Cerrarán el año con una producción de 127.000 unidades, de las cuales se exportaron poco más de 102.000, a un promedio de 25.000 dólares cada una. Se ubicó como la tercera empresa en ranking de facturación en el país, tomando en cuenta todos los sectores, y una de las mayores generadoras de divisas.

C.S.

***

Daniel Herrero y una propuesta impositiva de Toyota Argentina: “El margen incremental”
Daniel Herrero en Balcarce, durante la presentación del nuevo Toyota Corolla (ver equipamiento y precios).

Contacto en Balcarce: Toyota Corolla SEG Hybrid (2020)
Autoblog ya manejó el nuevo Corolla Hybrid (leer opinón de Leonardo Valente).

Daniel Herrero y una propuesta impositiva de Toyota Argentina: “El margen incremental”
Carlos Sueldo entrevistó a Herrero y también manejó el Corolla Hybrid. Su opinión la esperamos en los comentarios de acá abajo.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com