El CEO Global de Peugeot, Jean-Philippe Imparato, llegó hoy a Buenos Aires. El ejecutivo más importante de la marca del León a nivel global brindó una conferencia de prensa donde no anunció la noticia que todos esperábamos: la confirmación de que el auto que se fabricará a partir del año que viene en la planta de El Palomar será el nuevo 208 de segunda generación (ver fotos espía).

Sin embargo, Imparato aceptó hablar de muchos otros temas. La Plataforma CMP que permitirá fabricar en El Palomar una nueva gama de productos, la alternativa de producir autos eléctricos en el país y la pick-up. Pero, sobre todas las cosas, Imparato reconoció dos cosas: que la marca cometió un error con el 207 Compact (un restyling del 206, para asemejarlo con el 207 europeo) y que la referencia a la hora de desarrollar la futura pick-up mediana es la Toyota Hilux.

El diálogo completo se reproduce a continuación.

-¿Cómo está posicionada hoy la marca Peugeot en la Argentina?
-Históricamente, donde siempre tenemos la mejor imagen de marca es en Francia y en la Argentina. Empecé a trabajar para Peugeot en el Mercosur hace 25 años y todavía no terminé de entender bien de qué se trata este mercado común (se ríe). Viví la crisis de la Argentina en el 2001 y aprendí que lo más extraordinario de este país es la capacidad de recuperarse frente a los problemas. Uso a la Argentina como un ejemplo ante otras filiales. Cuando en otros países me hablan de que el mercado cae 10% o de una inflación del 6%, les digo que esos son problemas de ricos. Entonces les cuento de la Argentina, del mercado que cae 40%, de tasas de interés del 90% y de inflación del 50%. Por eso, en este momento del país, pensé que era necesario venir acá y decirles que estoy con ustedes, una vez más.

-La planta de El Palomar producirá a partir del año que viene un nuevo modelo de Peugeot basada en la Plataforma CMP. ¿Ya se puede confirmar oficialmente cuál es el modelo que se fabricará?
-No, hoy no. Pero quiero decir que esta plataforma es una maravilla tecnológica. Es una plataforma multienergía que representará una ventaja competitiva para Peugeot en la Argentina. Yo sé que esta no es la respuesta que usted estaba esperando. Pero quiero recalcar que cuando Peugeot invierte en la Argentina no es pensando en los próximos seis meses. Tampoco invertimos para irnos en dos años. Cuando invertimos en este país y en esta plataforma es porque queremos crear un movimiento de exportación significativo, que favorezca a las empresas argentinas, porque yo me siento argentino. Les digo que no son pocos millones de dólares los que estamos invirtiendo. La Argentina forma parte de la iniciativa de una marca con 200 años, que ya está planificando cómo serán los próximos 200.

-Cuando usted habla de una "plataforma multienergía", ¿significa que en El Palomar se podrán producir Peugeot eléctricos?
-Esta es la plataforma multienergía para el Segmento B más moderna del mundo. Como todos sabemos, el mundo está cambiando. En Europa, por ejemplo, desde el 1º de enero, la media de emisiones del mercado bajará en 30 gramos cada 100 kilómetros para cada auto. Bajará de los 120 gramos actuales a sólo 93. Cada vez que una marca no cumpla con este umbral, tendrá una multa de 400 millones de euros. Nosotros vamos a cumplir con esta meta. No vamos a pagar esa cantidad de dinero en multas. Esa normativa no existe en el Mercosur. Por eso, la velocidad de aplicación de la tecnología eléctrica no será la misma en todo el mundo. Milán no es París y Buenos Aires no es San Pablo. Por eso, en el futuro seguiremos trabajando con nafta, diesel y electricidad. ¿Qué movilidad utilizará la Argentina? Dependerá de ustedes. Si la Argentina comienza el proceso de transición hacia la movilidad eléctrica, nuestra planta de Buenos Aires estará en condiciones de adaptarse. Estamos organizando la convergencia. En Peugeot ustedes tendrán la libertad de elegir. Los jefes son ustedes. Yo no vendo baterías, vendo autos. La marca siempre estará presente. Incluso cuando sean vehículos eléctricos o autónomos, yo voy a seguir vendiendo una marca, que es Peugeot. El cliente elegirá sus motorizaciones en función de sus propias normativas y necesidades. Lo importante de esta plataforma es la simplicidad, sobre todo en este mundo, que es tan ansioso con respecto a los cambios. Ustedes tienen una joya tecnológica en esta plataforma, que es realmente extraordinaria.

-El Mercosur y la Unión Europea firmaron un acuerdo para alcanzar el libre de comercio de autos en los próximos diez años. ¿Es suficiente para llegar a competir en precio con los autos que vienen de Europa?
-Diez años es bastante tiempo en esta industria. Creo que es suficiente para lograr una convergencia y lograr la competitividad.

-¿Hoy el Mercosur es más caro para producir que otras regiones?
-El problema local es la exposición a la tasa de cambio euro/dólar. Lo que es necesario trabajar es el segundo rango de los proveedores. Si uno quiere ser fuerte en integración local, es necesario trabajar con los proveedores de piezas y materias primas. Si uno abraza ese desafío puede llegar a tener una industria local extremadamente fuerte.

-¿Por qué hay tantas diferencias en la participación de Peugeot en los mercados de Argentina y Brasil?
-La Argentina es un país donde Peugeot siempre tuvo un muy buen nivel de participación. En Brasil no nos fue tan bien. Es necesario reconocerlo. Eso comenzó hace mucho tiempo. Se cometieron errores de producto que han costado muy caro. La renovación del 206 (Peugeot 207 Compact) no se hizo bien. Y como ustedes son muy emocionales, son muy apasionados, eso dejó sus rastros. Dejó sus huellas. Mi objetivo es lograr la convergencia de estos países con respecto a los demás países del mundo. No hay razones para no tener éxito en Brasil. La marca funciona muy bien en Argentina, en Chile y en toda la zona andina. México y Uruguay también funcionan. Hay una región entera que funciona. Quiero que Brasil se una también a esta tribu. Creo que hoy tenemos los medios. Pasamos momentos difíciles, pero hoy tenemos un equipo muy fuerte. Vamos a trabajar mucho en Vehículos Comerciales, que es un activo muy fuerte en Brasil.

-¿La Plataforma CMP se va a producir también en Brasil?
-Sí, pero todavía no podemos decir qué modelo vamos a fabricar.

-¿Qué opina del cambio de Gobierno que se está produciendo en la Argentina?
-Creemos en el país. Independientemente del contexto gubernamental. Nosotros creemos en la Argentina. La única cosa que yo pido es que si venimos a invertir, sólo pedimos que nos den la oportunidad de hacer negocios, en particular el negocio de exportación. La política no va a cambiar nuestro apoyo a la Argentina. Los 208 y 2008 funcionan muy bien, también la Partner, la Expert, los 308 y 408. No puedo decir más que "bravo" a nuestro equipo. Tenemos una gama SUV completa y una Plataforma CMP sobre la que vamos a montar muchos modelos, además de una gama de utilitarios que será pronto completada por una oferta especial.

-¿Cuándo se producirá la renovación de los 308, 408 y Partner que se producen en El Palomar?
-Ese cambio lo veremos en los próximos dos años, progresivamente y no solamente centrados en el producto. Tenemos todo un proyecto de redes de venta y atención al cliente para lograr ser número uno en calidad de servicio. No me interesa ser número uno en venta. Quiero ser líder en servicio. Pero la verdad es que cuando las ventas funcionan, no tengo urgencia por cambiar. La Partner hoy tiene 36% de participación de mercado. Antes de hacer descuentos de 40%, prefiero mantenerme firme en la gama de modelos que son fiables. Por ejemplo, un día en América Latina ustedes verán una pick-up.

-¿Dónde se fabricará la pick-up mediana de Peugeot para nuestra región?
-Qué buena pregunta. Voy a responderla el año que viene. Lo único que puedo decir hoy es que no voy a jubilarme antes de lanzar una pick-up en América Latina. Somos muy fuertes en Europa, no somos tan fuertes fuera de Europa, pero recuerden que la reputación de la marca Peugeot fuera de Europa la construyeron los primeros vehículos utilitarios. Esta es una buena práctica que nosotros perdimos. Si quiero ser bueno fuera de Europa, no puedo desatender un mercado de seis millones de pick-ups. Adentro de eso hay un benchmark mundial que es la Toyota Hilux: 50 años de progreso continuado, sin cesar. Respeto por ellos. El nivel de excelencia que exige el mercado para este producto no puede ser inferior al benchmark. Como le tengo mucho respeto a ese competidor, cuando lleguemos con nuestro vehículo vamos a llegar con el nivel de calidad, reparabilidad y profesionalismo que el público merece. Peugeot es muy fuerte en Vehículos Utilitarios y ahora lo vamos a aplicar a las pick-ups. Una pick-up no es un vehículo más. Sí, Peugeot va a lanzar una pick-up en América Latina.

-¿Una pick-up desarrollada en china puede competir contra la Hilux?
-¿Por qué no? En cualquier país uno puede ver muchos niveles de calidad. En China hoy tenemos muchas fábricas que son mejores que las de Europa. Y también a la inversa. En El Palomar la calidad de producto es irreprochable, más allá de la competitividad. Si las especificaciones son buenas y los controles de calidad son eficientes, el costo total de producción de producto es el siguiente paso para lograr el éxito. Me encantaría hacer el ensamblaje en América Latina. Pero hablaremos de eso en dos años.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com