Texto de Jerónimo Chemes
Fundador de La Chata Solidaria
www.lachatasolidaria.com.ar

Contra viento y marea, volvemos a El Impenetrable. Nuestro país está atravesando momentos realmente duros, desde lo económico, lo político y –obviamente- también desde lo social. Estamos cursando un año electoral, donde más allá de que haya –o no– un cambio de Gobierno, todos los pronósticos son muy adversos. Nuestro único deseo es que, pase lo que pase, todo sea en paz. Porque necesitamos paz, basta de odio por favor. Basta.

La Chata Solidaria no está exenta de esta situación crítica y, lamentablemente, estamos pasando un momento muy, pero muy duro. Cada vez es más difícil solventar los enormes gastos que representa cada viaje a El Impenetrable y, como si esto fuera poco, tenemos que abandonar nuestro histórico galpón de Avellaneda –donde juntamos, guardamos y clasificamos todas las donaciones durante casi 15 años–. Todavía no sabemos cómo vamos a poder reemplazarlo.

Lo cierto es que La Chata Solidaria es una ONG y, como tal, sus únicos ingresos provienen de ustedes –los aportantes– y de lo que cada integrante de este formidable equipo humano dona, además de su tiempo y esfuerzo.

Claramente, la situación es muy complicada.

Pero no por eso vamos a bajar los brazos. Nunca lo hicimos y nunca lo vamos a hacer. Vamos a viajar nuevamente a El Impenetrable y vamos a llevar todo lo que necesitan aquellos que nos esperan siempre con una sonrisa y también con lágrimas, pero de emoción, de felicidad. Porque sabemos construir Jardines de Infantes, escuelas y demás; porque sabemos transformar escuelas en hospitales y brindarles una atención médica “Calidad Hijo”, a miles de personas;

Pero hay algo mucho más importante: sabemos cómo crear sonrisas, ilusiones, expectativas.

Por todo esto, que está en nuestro ADN, en diciembre volveremos a El Impenetrable.

¿Qué vamos a hacer en este viaje? Todo, ¡absolutamente todo!

En el peor momento del país, y de La Chata Solidaria, vamos a construir, a montar hospitales y vamos a hacer nuestro tradicional “Casa por Casa”, adentrándonos en la selva y buscando gente para poder ayudar, contener, curar, alimentar y vestir a nuestros compatriotas más olvidados. Tenemos un compromiso con ellos y vamos a dar el alma para cumplirlo.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Por primera vez, vamos a dividir el equipo de La Chata Solidaria y vamos a accionar de manera independiente. Así, un equipo tendrá la única misión de terminar la construcción del Jardín de Infantes que comenzamos en julio y, como consecuencia de las inundaciones, no pudimos terminar. No sólo hubiéramos puesto en riesgo a nuestro equipo, sino que además, la construcción hubiera carecido de la seguridad mínima con la que construimos en La Chata Solidaria. Porque nosotros hacemos todo con la misma calidad de materiales y la misma seguridad que lo haríamos si fuera para nuestros hijos. Eso es lo que llamamos “Calidad Hijo”.

El otro equipo montará dos hospitales –cómo mínimo– en dos escuelas de El Impenetrable, y mientras nuestros profesionales atienden –estimamos a no menos de 1.200 personas–, Logística realizará el “Casa por Casa”, llegando con todas las donaciones a la mano de cada una de las personas, sin intermediarios (nuestra marca registrada).

¿Cómo está compuesto el equipo de profesionales de la salud?

En esta oportunidad contaremos con un Pediatra, dos Médicas Generalistas, dos Odontólogos, dos Psicólogas, un Oftalmólogo, una Bioquímica que –una vez más– realizará análisis clínicos en medio de la selva, una Ginecóloga y un Farmacéutico, que montará una farmacia con medicamentos de primeras marcas.

Además, por supuesto, más de diez integrantes de nuestro gran equipo nos acompañarán para ocuparse de la logística de este viaje, que será realmente extenuante.

¿Con qué contamos?

Principalmente con ganas, muchas ganas. Y, afortundamente, con las Ranger que, como siempre, Ford Argentina aporta desinteresadamente. En esta oportunidad, llevaremos seis o más vehículos.

¿Qué cosas no necesitamos? Ropa y calzado (tenemos mucho). Tampoco necesitamos excusas.

¿Qué sí necesitamos?

  • Fundamentalmente dinero, para poder llegar con todo.
  • Bicicletas
  • Juguetes (en buen estado)
  • Alimentos no perecederos.
  • Agua en bidones de 5 litros (no botellas).

Donaciones por Mercado Pago: en este link.

Y a ustedes, los de siempre, los que nos ayudan en cada viaje, los que piensan en nosotros desde que salimos hasta que volvemos, los que nos empujan desde su lugar, los que creen, los que a pesar de estar pasando un mal momento nos ayudan igual, y a los que sienten –como nosotros– que podemos ayudar a pesar de todo.

Nos vamos a volver a jugar la vida por esas personas que nos necesitan y nos esperan en El Impenetrable. Y esta vez, en el peor momento. Pero no vamos a fallar.

Porque somos La Chata Solidaria y no nos rendimos nunca.

J.Ch.

***

La Chata Solidaria anuncia su viaje de Navidad al Impenetrable (y necesita ayuda)
Click en la imagen para ampliar, descargar y compartir en redes sociales.

***

ACTUALIZACIÓN Más centros de recepción de donaciones

  • La Plata: Simone Automotores, A. 44 esquina 135. Lunes a viernes de 10 a 12 y de 15:30 a 17:30.
  • Dolores: Pinasco Automotores, Pilotto 81. De lunes a sábado de 8:30 a 12:30 y de lunes a viernes de 15 a 19:30.
  • Ciudad de Buenos Aires: Zackspeed, Guevara 302. De lunes a viernes de 8 a 12:30 y 13:30 a 18.
  • Zona Norte GBA: Alejandro Cattaneo, coordinar por teléfono (1164771544)
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com