La compañía norteamericana Navistar anunció el viernes pasado el cierre de su fábrica de motores MWM en Córdoba. En un comunicado de prensa, la firma consideró “inviable” seguir adelante con la producción en la Argentina. Despidió a los 100 operarios que trabajaban en la planta de Jesús María y anunció que mudará todas sus operaciones a Brasil.

La planta de Jesús María había sido inaugurada en 1994 y fue proveedora de motores diesel para modelos de Ford, General Motors y Mercedes-Benz. Después de la crisis del 2001, se redujo la actividad, pero se mantuvo la producción de piezas para la planta de MWM Brasil. En 2013, se produjo una reactivación: se anunció una inversión para volver a fabricar generadores eléctricos y motores para maquinaria agrícola. Sus clientes fueron Pauny, Agrale y VW Brasil.

Sin embargo, por la caída del mercado interno y la dificultad para competir en los mercados de exportación, la demanda de impulsores se redujo prácticamente a cero en los últimos dos años. “La continuidad de las operaciones de la compañía se ha vuelto inviable”, informó MWM Navistar en el comunicado que se publica acá abajo.

También el viernes pasado, algunos proveedores locales recibieron una carta donde se les informa que podrán seguir vendiéndoles piezas a la planta de Brasil (ver abajo).

***

MWM cerró su fábrica de motores en Córdoba por ser “inviable”: mudará todo a Brasil
Comunicado de prensa de MWM Argentina.

***

MWM cerró su fábrica de motores en Córdoba por ser “inviable”: mudará todo a Brasil
Carta a proveedores de MWM Argentina.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com