Mientras comienza a implementarse lentamente el decreto de Extinción de Dominio (ver notas), la Justicia dispuso que los autos incautados en picadas ilegales sean entregados a las fuerzas de seguridad, para ser utilizados como patrulleros. De esta manera, los vehículos utilizados en carreras callejeras se sumarán a los “patrulleros premium”, provenientes de causas de corrupción y narcotráfico (ver sección especial).

La primera "prueba piloto" la dispuso el Departamento Judicial de Morón. Entregó a las fuerzas de ese municipio bonaerense seis unidades que habían sido incautadas en procedimientos contra las picadas clandestinas: los vehículos son Suzuki Swift (foto), Volkswagen Bora, Fiat Palio, Ford Fiesta y dos Peugeot 208.

Para operar como patrulleros, los autos fueron equipados con cámaras de video, balizas y el ploteado correspondiente a los móviles municipales. Las seis unidades llevarán, además, la siguiente inscripción: "Vehículo secuestrado de picadas ilegales".

Hay más información en esta nota del diario Clarín.

***

Nota del diario Clarín Usarán autos secuestrados en picadas clandestinas para patrullar las calles

Las fuerzas de seguridad del Municipio de Morón incorporarán seis vehículos que fueron secuestrados en carreras clandestinas, popularmente conocidas como picadas, y los destinarán a las tareas de patrullaje y prevención en el distrito.

Así lo determinó el Departamento Judicial de ese distrito bonaerense. A través de un fallo, considerado como "inédito" por las autoridades comunales, la Justicia avaló la expropiación de esas unidades y condenó a quienes fueron sorprendidos utilizándolas para participar de carreras ilegales. Al respeto, se detalló que todos fueron inhabilitados para manejar.

En el Municipio indicaron que ahora las unidades pasaron a integrar la flota de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Dirección de Tránsito y Transporte, y que funcionarán como móviles de prevención en la vía pública.

Se aclaró que para desempeñar esta función, los vehículos secuestrados fueron equipados con cámaras de última tecnología, balizas y que cuentan con la iconografía correspondiente al área municipal.

“Trabajamos en equipo junto a la Justicia para brindar una solución inmediata para un problema como las picadas; un problema que había sido ignorando por quienes debían ponerle fin”, celebró el intendente local, Ramiro Tagliaferro.

“Lo que era una zona abandonada, en la que irresponsables corrían sin importarles las vidas de los vecinos, hoy es un corredor exclusivo con cámaras, una bicisenda, luces LED y espacios verdes”, advirtió el jefe comunal sobre el Metrobús de la avenida ex Gaona.

Intervinieron en la investigación la jueza Graciela Angriman y personal de la Unidad Fiscal de Investigación Nº5 de Morón, a cargo del fiscal Claudio Oviedo.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com