El mercado automotor argentino tardó menos de 48 horas en acomodarse al cimbronazo económico posterior a la derrota electoral del Gobierno, ocurrida el domingo pasado. Después de un lunes donde se frenó la facturación de vehículos (ver nota), ya el martes comenzó a ponerse en práctica una estrategia comercial que ya se había aplicado con la fuerte devaluación del 2018.

El mercado automotor se volvió a dividir con claridad en dos grupos. Por un lado, las listas oficiales de precios están llegando a los concesionarios con aumentos de hasta 35%. Sin embargo, estos no son los valores a los que se están comercializando los vehículos.

Estas listas oficiales sirven sólo como referencia para aumentar las cuotas de los planes de ahorro, con clientes cautivos y atados a los vaivenes de la economía.

Al mismo tiempo, para los clientes que compran en efectivo, se mantienen las bonificaciones. Chevrolet fue una de las primeras en salir a anunciar que, para las compras al contado, hasta el fin de semana se mantendrán varios modelos con "dólar a 45 pesos". Es una manera marketinera de anunciar que seguirán los precios con descuentos para las ventas al contado.

Ford Argentina anunció que no aplicará aumentos por el momento en tres modelos: Fiesta, Focus y Ranger 2019. Son tres modelos que se encuentren en liquidación de stock por fin de producción y se aprovechará esta movida para terminar de desagotar las existencias.

En el sector automotor existe expectativa sobre los anuncios económicos que realizará hoy el gobierno de Mauricio Macri. Se espera que se mantengan los incentivos con subsidios del Estado, en un nuevo intento por cambiar el humor social y económico antes de los difíciles comicios de octubre.

Como ya ocurrió en 2018, los principales afectados por este nuevo derrumbe del peso serán los ahorristas atrapados en planes de financiación. Es el motivo por el cual, desde hace años, Autoblog no recomienda la compra de autos por "planes de ahorro".

C.C.

***

Devaluación: las cuotas de los planes de ahorro aumentan hasta 35%, pero se mantienen las bonificaciones en efectivo
Una trampa en la que cada vez menos consumidores caen. Las ventas de autos por planes de ahorro vienen cayendo 50,1% en 2019. Es un derrumbe incluso mayor que a la caída general de los patentamientos de 0km.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com