Serían días movidos para la economía y la política argentinas. La dura derrota que recibió el Gobierno ayer en las elecciones primarias anticipa meses agitados para el país. Una de las variables más temidas es la nueva cotización que tendrá, a partir de hoy, el dólar. La divisa norteamericana cerró el viernes en un promedio de 45 pesos. Sin embargo, las primeras cotizaciones del día –incluso antes de la apertura oficial de los mercados- ya la ubican por encima de los 50 pesos.

Con este panorama de incertidumbre, Autoblog sondeó anoche y esta mañana a diversos representantes de marcas y concesionarios. La orden que todos bajarán será la misma: “Desensillar, hasta que aclara”. Esto significará suspender la facturación de vehículos hasta saber cuánto subirá el dólar y cómo serán las nuevas listas de precios, para reponer unidades.

El mercado automotor argentino atraviesa una profunda crisis, con derrumbes en ventas y producción. El Gobierno intentó combatir estos síntomas con un plan de subsidios del Estado, que formó parte de los paquetes de medidas para seducir al electorado. No alcanzó.

Ante un panorama que anticipa seguros cambios en políticas económicas, la incertidumbre en el mercado automotor vuelve a posicionarse como una de las últimas prioridades en la batalla política.

Transcurrido los primeros diez días de agosto, los patentamientos de autos en la Argentina caen 30% con respecto a los mismos días de agosto de 2018. El acumulado del año se desploma 47%.

C.C.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com