El pasado 26 de abril, cuando Mercedes-Benz anunció que se cancelaba la producción de la Clase X en Córdoba, la firma Daimler culpó por la decisión a “las particulares condiciones económicas” de la Argentina. Sin embargo, Autoblog pudo saber que el trasfondo de la decisión fue la falta de acuerdo sobre el costo de la producción, a cargo de Nissan (ver nota).

Ahora trascendió que Daimler también analiza suspender la producción de la Clase X en el único otro país donde se fabrica, España. Allí Mercedes-Benz no podrá culpar a las “condiciones económicas” de la Unión Europea. Como informa hoy el sitio Automotive News, el motivo es más concreto: la pick-up de la Estrella vende poco, padeció una estretagia comercial errada y tiene problemas de calidad..

Desde que el modelo fue lanzado en 2017, sólo se vendieron 16.700 unidades en Europa, Australia y Sudáfrica, los tres principales mercados donde la fábrica española esperaba colocar al menos 50 mil unidades anuales. Los principales motivos que le jugaron en contra fueron varios.

En primer lugar, su precio de venta en Europa siempre fue entre un 15% y un 25% más caro que la competencia, incluyendo a las pick-ups medianas más costosas, como las VW Amarok V6 y Ford Ranger Raptor. El segundo motivo fue la decisión de no vender la Clase X en Estados Unidos, un mercado más habituado que Europa a consumir pick-ups, pero donde Mercedes-Benz decidió esperar a una segunda generación para desembarcar.

Esto tal vez no ocurra. El flojo desempeño de la Clase X frenó el desarrollo de cualquier evolución del modelo, según informa también Automotive News. Además, Mercedes-Benz se encuentra en pleno proceso de separación de la alianza con Nissan-Renault-Mitsubishi. Los alemanes firmaron en los últimos meses varios acuerdos de intercambio de tecnología con BMW, tras la jubilación del histórico CEO de la Estrella, Dieter Zetsche, y después de la detención del CEO de Nissan, Carlos Ghosn. Estos dos ejecutivos fueron los principales ideólogos de la pick-up Clase X con base Nissan Frontier.

La Clase X tampoco estuvo exenta de problemas de calidad. Las unidades fabricadas en España tuvieron un temprano recall por un problema de seguridad: la luz de la cabina que ilumina la parte baja del puesto del conductor tenía cierta tendencia a desprenderse. En algunos casos, la lámpara suelta llegó a trabar el pedal de freno.

El fracaso de la Clase X –tal vez el más ruidoso en la historia de Mercedes-Benz- fue incluso comentado por los directivos de Nissan: “Hay un competidor menos”, bromeó el mes pasado el nuevo presidente de Nissan Latam, el ejecutivo argentino Guy Rodríguez (leer entrevista).

***

Problemas de calidad y bajas ventas: Mercedes-Benz también planea cancelar la Clase X en Europa
Un playón de la fábrica de la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi en Santa Isabel (Córdoba). Un símbolo del plan fallido de la Clase X argentina (leer todas las notas).