El renacimiento de De Tomaso, la legendaria marca italiana fundada por el argentino Alejandro De Tomaso, se produjo la semana pasada y no estuvo exenta de polémica. El espectacular deportivo P72, que los nuevos propietarios asiáticos de De Tomaso presentaron en Goodwood (ver fotos), sorprendió por su diseño espectacular.

Como suele ocurrir en estos casos, todos intentaron encontrarle un parecido con algún auto famoso. Algunos hablaron del Mach 5 de Meteoro y varios mencionaron a Pagani, pero el que fue más allá de todos fue el coleccionista Jim Glickenhaus.

Este ex director y productor de Hollywood, que se hizo millonario con la filmación de películas de Clase B, es conocido como el mejor cliente de Ferrari y Pininfarina. Glickenhaus invirtió varios millones de dólares para que la marca de Maranello y el estudio de diseño italiano crearan sus propias divisiones de One-Off: vehículos únicos en su tipo, diseñados y fabricados a pedido de clientes muy especiales.

El auto de Gliackenhaus se presentó en el año 2006 con el nombre Ferrari P4/5 by Pininfarina y fue un homenaje a la famosa Ferrari 330 P4 de competición. La elección de esta inspiración tiene un trasfondo poco conocido. Glickenhaus estaba obsesionado con la P4 y siempre quiso comprar un ejemplar original. El problema: de los cuatro fabricados por Maranello en los años '60, sólo sobreviven tres y sus actuales dueños no quieren desprenderse de ellos.

A raíz de esto, Glickenhaus fabricó una réplica de su auto favorito y comenzó a mostrarlo por Hollywood, con los emblemas de Ferrari. La casa de Maranello no tardó en enviarle una advertencia: ellos no habían autorizado el uso de su marca en esa réplica.

Así nació el primer proyecto One-Off de Ferrari, una división que hoy es una de las más rentables de la casa italiana, con años de espera para producir un modelo a medida, cuyo precio final nunca bajará de los cinco millones de dólares.

Las vueltas de la vida: ahora es Glickenhaus quien se sintió tocado por De Tomaso. El coleccionista asegura que el nuevo P72 es una copia de su P4/5.

Como suele ocurrir con las divas modernas, la contienda se disputó en Instagram.

El posteo de Glickenhaus señaló: "Debido a la creciente cascada de posteos como "no, yo no veo ninguna similitud, jaja" y consultas desde el Cuarto Poder, aquí hay algunas respuestas: 'Ellos pusieron papel de calcar sobre la P3/4, lo pegaron sobre algo como nuestra P4/5, robaron un interior de Horacio y lo inflaron como una chica de Vargas hasta convertirlo en un Anime. Yo veo más Jeff Koons que Caravaggio' Firmado: Jim Glickenhaus. 'Copia, sustantivo: una cosa hecha para ser similar o idéntica a otra' Firma: Jesse Glickenhaus".

La respuesta de De Tomaso no tardó en llegar. Publicaron una imagen donde muestran la evolución del diseño de la P72. Nace en la barchetta de competición Sport 1000 de los años '60 y parece tomar rasgos de modelos diversos de Alejandro, como los Sport 2000 y P70.

No hay indicios de que esta disputa vaya a terminar en tribunales. Pero el resurgimiento de De Tomaso no podría haber tenido una presentación más rimbombante: su mejor agente de difusión fue un millonario productor de Holywood y el mejor cliente de Ferrari.

***

ADEMÁS En el Instagram de @Glickenhaus y @DeTomaso_Official

 

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com