Ford presentó la semana pasada en Mendoza la nueva Ranger 2020. Se trata de un restyling de la pick-up mediana fabricada en Pacheco. Se lanzará a la venta oficial en agosto, pero Autoblog ya la manejó (leer contacto).

La principal novedad en materia de seguridad es que las versiones tope de gama (Limited y Black Edition) vendrán equipadas con Frenado Autónomo de Emergencia (AEB, por sus siglas en inglés). Se trata de un sistema que activa los frenos de manera automática al detectar un riesgo de colisión y que evita impactos contra peatones u otros vehículos.

Se diferencia del Active City Safety (ver video) que equipaba el Focus III Titanium fabricado en Pacheco, por actuar con un rango más amplio de velocidad y por detectar la presencia de peatones.

El sistema funciona con la información suministrada por un radar y una cámara de video montadas sobre el parabrisas y bajo el paragolpes delantero. Un software se encarga de medir distancias, de identificar los objetos del camino y de alertar sobre un posible riesgo de choque.

* Peatones: el sistema identifica la presencia de personas de más de 80 centímetros de altura y activa los frenos de manera automática en un rango de velocidad entre 5 y 80 km/h. En función de la velocidad, puede evitar por completo el atropello de una persona o minimizar los posibles daños, disminuyendo de manera notable la velocidad del impacto.

* Vehículos: el sistema identifica motos, autos y camiones, en un rango de velocidad de entre 5 km/h y la velocidad máxima del vehículo. En función de la velocidad, puede evitar por completo el choque o minimizar los posibles daños, disminuyendo de manera notable la velocidad del impacto.

El sistema funciona así.

1. La cámara y el radar detectan un riesgo potencial de choque. Entre dos y cuatro segundos antes del posible impacto se dispara una alarma visual y sonora a la izquierda del tablero, para alertar al conductor.

2. Si el conductor no muestra señales de reacción (por medio de la dirección o el freno), se precarga el sistema de frenos, de manera de dejarlo listo para actuar con su máxima potencia de frenado.

3. Si el conductor sigue sin reaccionar, el vehículo activará los frenos de manera automática, hasta detener al vehículo por completo.

4. Si el conductor reacciona (mediante el pedal de freno o la dirección), se cancelará la intervención del frenado automático de emergencia. Si el conductor está atento y maniobrando, el sistema no interferirá en el manejo.

Importante: Este sistema no le quita la responsabilidad al conductor. Es una ayuda, una asistencia, no reemplaza al conductor. Si ante una situación de riesgo –por la presencia de un peatón u otro vehículo- el conductor decide esquivar o acelerar, el sistema no interferirá en la maniobra. El sistema se puede desactivar desde el menú de funciones del vehículo, pero se activa por default cada vez que se vuelve a encender el motor. También es posible regular la sensibilidad de los radares, para que no disparen una alerta temprana en una situación de tráfico denso.

***

VIDEO: Ford Ranger 2020 – Frenado autónomo de emergencia (vehículos)

***

VIDEO: Ford Ranger 2020 – Frenado autónomo de emergencia (peatones)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com