El 29 de mayo de 2015, el empresario Pablo Naya se paró sobre una tarima ante un pequeño público, que se había reunido en la ex fábrica de motos de Dadalt, en Villa Luzuriaga. Allí anunció que comenzaba la producción del primer auto eléctrico fabricado en la Argentina: el Sero Electric.

Desde entonces, se fabricaron 150 unidades, pero el vehículo se encontró con una limitación. No estaba homologado para circular por las calles. Su uso quedaba restringido a espacios cerrados o privados.

Esta semana, Naya y todo el equipo de Sero Electric dieron otro gran paso, al conseguir que el Ministerio de Producción aprobara la homologación del eléctrico argentino. Es el primer auto fabricado en toda Sudamérica que consiguió aprobar la normativa L6/L7 (ver nota).

Autoblog entrevistó a Naya para saber cuáles serán los próximos pasos de Sero Electric. Habló de medidas de seguridad, de concesionarios y exportaciones. El diálogo completo se reproduce a continuación.

-La producción de Sero Electric comenzó en mayo de 2015 y recién en junio de 2019 se obtuvo la LCM. ¿Por qué tardó tanto tiempo este trámite?
-En la Argentina no existía la categoría vehicular de los modelos que producimos. Recién en enero del 2018 se implementaron las categorías L6 y L7. Y, a partir de julio del 2018, con la normativa terminada, pudimos comenzar a trabajar en los ensayos y homologar Sero Electric.

-En el transcurso, la empresa mudó su planta de Villa Luzuriaga a Morón. ¿Cuánto se invirtió hasta ahora, cuántos empleados tiene la empresa y cuántos Sero Electric ya se fabricaron?
-Comenzamos a producir los primeros vehículos en Villa Luzuriaga, pero tuvimos un ofrecimiento del Municipio de Morón de instalarnos en la Base Aérea de Morón, donde se encuentra un Parque Industrial nuevo, en desarrollo: Pitam. Nos instalamos con una planta de 2.000 metros cuadrados, en proceso de terminación, con la posibilidad de seguir ampliando. La inversión realizada fue muy importante, puesto que se desarrolló el producto desde su plataforma estructural hasta la matricería de la carrocería, pasando por estudiar nuevas tecnologías que todos los días van apareciendo. Hoy contamos con doce personas dentro de la planta. Hasta ahora, el mercado era muy acotado. Sólo hemos producido 150 unidades. Ahora, con la LCM, podremos comenzar a proyectar otro panorama de crecimiento.

-¿Qué versiones se están produciendo en la actualidad del Sero Electric, qué precios tienen y cuáles son los usos más habituales de los clientes?
-Actualmente fabricamos tres versiones: un sedán y dos camionetas. Estamos desarrollando una camioneta con mayor capacidad de carga, que nos han solicitado de varios lugares. Los precios van desde 10 mil hasta 15 mil dólares, dependiendo de las versiones y las baterías que solicite el cliente. Hoy ya podemos montar unidades con baterías de litio, donde la autonomía y la capacidad de carga mejoran mucho. Los clientes actuales lo utilizan en áreas privadas, donde no es necesaria una gran autonomía y pueden cargar en cualquier momento, para mejorar el cuidado de las baterías actuales.

-¿Los Sero Electric homologados con la LCM tendrán alguna diferencia con respecto a los modelos que se comercializaban hasta ahora, para espacios cerrados?
-Los vehículos que se podrán patentar no tendrán cambios a la vista. Muy pocos elementos tuvimos que actualizar. Algunos son neumáticos, luces y otros que no están a la vista, como aspectos de la seguridad eléctrica.

-¿La normativa de la LCM exige alguna medida de seguridad específica para el vehículo y sus ocupantes?
-Nuestros vehículos están dentro de la Categoría Vehicular L6, donde las medidas de seguridad son las mismas que se exigen a nivel internacional. Los elementos de seguridad principales los cumple ampliamente, el laboratorio Ireaya realizó el ensayo de cinturones de seguridad. Traccionaron con toneladas de la estructura y cumplió ampliamente.

-¿A partir de cuándo estarán a la venta los Sero Electric con LCM? ¿En qué versiones se ofrecerán y qué precios tendrán?
-Estamos terminando la gestión administrativa en los registros. Calculamos que en 30 días podremos comenzar a patentar las primeras unidades.

-¿Cómo se conformará la red de distribuidores o concesionarios y cómo será el servicio de postventa?
-Hoy contamos con pocos distribuidores, pero a partir de la LCM comenzaremos el nombramiento de concesionarios en todo el país. Estamos trabajando en toda la documentación necesaria para poder asistir a los vehículos ante algún inconveniente. La experiencia de estos años nos ayuda a que sean pocas las fallas encontradas.

-¿Cómo marchan los planes de exportación? ¿A qué países se enviarán los Sero Electric y cuándo saldrán los primeros despachos?
-Estábamos en la espera de la LCM para poder avanzar con los planes de enviar vehículos a varios países. Las primeras unidades serán para países limítrofes, como Chile, Brasil y Uruguay. Luego podremos enviar a países extrazona.

-El Sero Electric es el primer auto eléctrico fabricado en la Argentina que consigue el permiso para circular por la calle. ¿Qué consejos le daría a otras empresas nacionales que buscan seguir un camino similar?
-Sero es el primer vehículo L6 homologado y producido en serie en Sudamérica. Esto fue trabajo y perseverancia. Los pocos medios con los que contábamos nos exigían cada día más. Sólo puedo decir que estamos a disposición de quienes enfrenten este desafío, para colaborar e intercambiar consejos.

-En octubre de 2016, en Autoblog probamos el Sero Electric Pre-Serie (leer crítica). ¿Cuándo podremos probar la versión con LCM en la vía pública?
-Calculamos que en 30 días podremos patentar las primeras unidades y tendrán la novedad apenas lo hagamos.

Entrevista de C.C.

***

Pablo Naya, fundador de Sero Electric: “En 30 días comenzaremos a patentar las primeras unidades”
El Sero Electric en la planta de Morón. Cuatro años de historia del primer auto eléctrico fabricado en la Argentina que ahora puede circular por las calles, en esta sección de Autoblog.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com