Era previsible. El presidente Mauricio Macri cedió ante un nuevo lobby de Adefa y les concedió a las automotrices con fábricas en el país un subsidio de mil millones de pesos, para que pudieran vender un poco más baratos los autos durante junio. Así nació el Plan Juni0km (ver todos los modelos y precios).

Los importadores agrupados en Cidoa no tardaron en reclamar también lo suyo. El lobby de ellos consiguió 50 millones de pesos en subsidios, para sumarse también a Juni0km.

Ahora los que reclaman el dinero del Estado son los que venden autos usados. Los agencieros agrupados en la Cámara del Comercio Automotor (CCA) exigieron un trato de igualdad.

"Las reglas deberían ser claras para todos", dijo el líder de los revendedores, Alberto Príncipe.

"Lamentablemente, desde hace años las operaciones se realizan entregando el auto usado y efectivo o directamente efectivo. Dicho de otra manera: no tenemos crédito. Nuestro mercado movió en 2018 la friolera de 1.700.000 vehículos. El gobierno debiera tomar nota de este volumen y su aporte a las arcas fiscales. En épocas de crisis, diferentes gobiernos de turno han tomado partido por las terminales haciendo concesiones tanto en tributos como en financiación para la compra de autos 0km, dejando de lado al auto usado. Estamos convencidos que así como en 2018 las ventas bajaron un 10% con respecto a 2017 y este año van por el mismo camino, si tuviéramos la posibilidad de acceder a crédito blando, los volúmenes seguramente revertirían la tendencia", agregó en un comunicado de prensa.

"Así como se han tomado buenas medidas para incentivar las ventas de 0km, se debería pensar seriamente en también aplicar con creatividad similares herramientas para incentivar el mercado de usados, ya que este es parte fundamental del engranaje que hace funcionar esta industria. Las reglas deberían ser claras para todos. No hay mercado de primera ni de segunda. El mercado es uno solo", concluyó Príncipe, rey de los autos usados en la Argentina.

***

Juni0km: los vendedores de autos usados también exigen subsidios del Estado
Alberto Príncipe, rey de los autos de segunda mano en la Argentina. ¿Le comprarías un usado con subsidios del Estado?

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com